La Calidad del Discípulo

images (2)

     Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros, (Juan 13:14).

Los discípulos fueron doce hombres amados por Dios, preciados ante Sus ojos, llenos de amor por Su hijo, puros de corazón, en completa comunión con Jesús. Y aun así, fíjate la paradoja: ¡Ellos tenían los pies sucios! En esencia, Jesús, les estaba diciendo a estos hombres, “Sus corazones y manos están limpias pero sus pies no. Estos se han ensuciado durante su camino diario conmigo. Ustedes no necesitan lavar todo su cuerpo, solamente sus pies.”

La suciedad que Jesús menciona nada tiene que ver con la suciedad natural. Se trata del pecado, de nuestras faltas, de nuestras fallas, de nuestras caídas en tentaciones. No importa cuán sucias y empolvadas hayan estado las veredas de Jerusalén, ninguna época ha estado tan sucia como la nuestra.

Me pregunto, cuántos de ustedes que se encuentran leyendo ahora mismo este mensaje tienen alguna suciedad colgando. Tal vez esta semana pasada tú caíste en tentación o le fallaste a Dios de cierta forma. No se trata de que tú le hayas dado la espalda a Dios. Por el contrario, tú amas al Salvador más apasionadamente que nunca, pero tú fallaste y ahora estás lamentándote porque tus pies están sucios.

Las Escrituras nos dicen: Hermanos, si alguno es sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradlo con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado. (Gálatas 6:1). Aquí la palabra griega para falta significa “una caída, un pecado.” Nosotros debemos restaurar a todo cristiano que cae en pecado si éste cuenta con un corazón arrepentido.

El lavar los pies, en su significado más profundo, tiene que ver con nuestra actitud ante la suciedad que vemos en nuestro hermano o hermana. Entonces te pregunto: ¿Qué haces tú cuando te encuentras cara a cara con alguien que ha caído en pecado o transgresión?

Debemos tomar el manto de la misericordia de Dios y dirigirnos hacia la persona herida. En el amor especial de Jesús no debemos juzgarle, ni exponerle, ni darle un sermón o tratar de encontrar su falta. En su lugar, nosotros debemos de comprometernos a ser su amigo. Nosotros debemos conducirle a la salvación al compartirle sobre la guianza, la sanidad, la limpieza y el consuelo que nos ofrece la Palabra de Dios. No te olvides que discípulos faltan, pero fariseos abundan.

Leer Más

En Defensa de la Verdad

images (1)

     Pablo, en una de sus cartas, le agradece a Dios por un pueblo que permanece firme en los tiempos de dificultad. Este Remanente Santo se levantará en contra del espíritu del anticristo y se mantendrá firme. Dicho remanente nunca será vencido. Por el contrario, ¡es pueblo que vencerá al mundo, a la carne y al maligno!

     Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros… de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación… Así que, hermanos, estad firmes y retened la doctrina que habéis aprendido…Y el mismo Jesucristo Señor nuestro, y Dios nuestro Padre, el cual nos amó y nos dio consolación eterna y buena esperanza por gracia, conforte vuestros corazones y os confirme en toda buena palabra y obra. (2 Tesalonicenses 2:13-17).

     Este Remanente Santo ama la verdad y no tiene miedo a ser desaprobado. Ellos se examinan a sí mismos a la luz de la Palabra de Dios, dejando que ésta los perfore hasta lo más profundo. Hermano, amigo, si tú mantienes tu corazón abierto a la verdad- si tú continúas enamorándote de la Palabra de Dios – el Señor se establecerá en ti y no habrá fuerza externa, por poderosa que parezca, que te doblegue.

     Los que confían en Jehová son como el monte Sión, que no se mueve, sino que permanece para siempre. Como Jerusalén tiene montes alrededor de ella, así Jehová está alrededor de su pueblo desde ahora y para siempre. No reposará la vara de la impiedad sobre la heredad de los justos; no sea que extiendan los justos sus manos a la maldad. (Salmo 125:1-3).

     El espíritu del anticristo tiene una vara que simboliza autoridad. Pero su poder y dominio no estarán sobre ti porque eres parte del Remanente Santo de Dios. Pero eso será realidad siempre y cuando tú no pierdas tu amor por la verdad y, por consecuencia implícita, tu aborrecimiento por la mentira en cualquiera de sus groseras o elegantes formas.

     Os he escrito a vosotros, porque sois fuertes y la palabra de Dios permanece en vosotros, y habéis vencido al maligno. (1 Juan 2:14).

     …porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y ésta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe. (1 Juan 5:4).

     Este mundo del siglo veintiuno, donde quiera que tú estés habitándolo, está regido y gobernado por la mentira. Es tanta y de tal magnitud que, en muchos casos, ha sido incorporada a las formas cotidianas de vida de la sociedad toda. Lo terrible de eso, es que en el marco de esa sociedad, está instalada la llamada iglesia del Señor, y no es exagerado ni malicioso decir que en muchos casos, esa clase de iglesia forma parte de las mecánicas del mundo en el que pretende ministrar. Por eso no hablamos de iglesia, sino de Remanente Santo.

     Deja que el espíritu del anticristo venga; está escrito que así será y no podrás impedirlo. Pero tú no serás movido por él, porque te encontrarás firmemente establecido en la verdad de la Palabra de Dios. Tú serás encontrado en la casa de Dios, que nunca es un templo hecho por mano de hombre ni una monstruosa organización humana, sino un corazón puro y recto delante de Él, alabándole con ese corazón puro, y tu fe vencerá todo lo que el enemigo atente contra ti. Tenlo muy en cuenta porque el tiempo de la última y Gran Mentira se acerca, y sólo perteneciendo a ese Remanente Santo no serás víctima de sus consecuencias.

Leer Más

Cuando Algo Detiene tu Camino

camion-africa-2012

     El salmista escribe, Bueno me es haber sido humillado, para que aprenda tus estatutos.” (Salmo 119:71). Tú, como yo, te preguntarás, “¿Qué clase de teología es ésta? ¿Acaso es bueno ser humillado?” Lo que puedo decirte es que en este contexto, la palabra hebrea referente a aflicción significa “rebajado, escarmentado, humillado, debilitado, deprimido.”

     Cuando tú colocas estos significados en el versículo anterior, tú lees: “Es bueno para mí ser rebajado, escarmentado, humillado, debilitado, deprimido – para que pueda aprender los estatutos del Señor.” La palabra estatuto significa, “ley grabada.” El salmista está diciendo, “Es bueno que yo haya pasado por estos problemas porque en el proceso, Dios estaba grabando Sus leyes y caminos en mi corazón.”

     El Señor permite que las tribulaciones lleguen a nosotros para probarnos, pero éste no es el propósito primordial. Por el contrario, nuestras aflicciones nos enseñan a caminar rectamente delante de Él. La Biblia nos dice: Muchas son las aflicciones del justo,. . . (Salmo 34:19). De acuerdo con el salmista, la finalidad de nuestras aflicciones es aprender de ellas.

     Cuentan en una importante organización internacional que una pareja misionera escribió a su iglesia acerca de la situación que vivía una nación de África donde ellos estaban ministrando. Este era uno de los países más pobres de la tierra. Su situación había empeorado grandemente gracias a una guerra civil.

     Dicen que misioneros transitaron por dicho país en un camión junto con otros cristianos de un país aledaño. Ellos estaban entregando recursos de abastecimiento y planeaban asistir a una reunión por la noche en la zona fronteriza. Aproximadamente a cinco millas de la frontera, el camión empezó a pararse. El conductor continuaba presionando el pedal del vehículo, pero éste se movía lentamente.

     El grupo de misioneros estaba desalentado al ver que el auto frente a ellos empezaba a alejarse.  Finalmente, ellos arribaron a la frontera e instantáneamente el motor del auto se detuvo y no volvió a funcionar. Simplemente dejó de moverse. Todos se preguntaron, “Señor, ¿qué está pasando?” De repente, los guardias fronterizos empezaron a gritar, “¡Hubo una explosión en la frontera, no lejos de aquí! Una de las facciones en guerra bombardeó un carro que acababa de pasar por aquí.”

     El grupo de misioneros se dio cuenta que el auto que había sido atacado era justamente el que se  encontraba frente a ellos. Si el vehículo de los misioneros hubiera funcionado correctamente, ellos hubieran sido atacados conjuntamente con el otro. A la mañana siguiente, el conductor del grupo misionero trató de encender el motor del camión y éste arrancó de inmediato. De hecho, funcionó perfectamente durante el resto del viaje. Ellos reconocieron que los propósitos de Dios habían sido cumplidos a través de un aparente percance.

     Me pregunto si en estos tiempos no estarás en amargura, frustración, temor o desesperación por causa de algún problema que, en primera vista, te parece grave y contraproducente para ti. Y si así fuera, ¿No te has puesto a pensar que ese problema, en el final del camino puede no ser tal, sino apenas algo que el Señor permite con la finalidad de consolidar más adelante tu ruta?

Leer Más

Semana Santa. ¿Semana Santa?

images

     En algún momento, distintos hermanos de habla hispana de diferentes lugares del mundo, me han consultado el o los motivos por los cuales, cuando llegan estas celebraciones de Semana Santa, yo no digo absolutamente nada de nada. Me han preguntado por qué no lo utilizo para enseñar su verdadero significado o para censurar algunas de las tantas prácticas heredadas de religiones paganas que el pueblo evangélico lleva a cabo para estas fechas.

     Soy un convencido que, si no voy a decir algo que edifique o ayude a ser mejor al minuto siguiente, mejor no digo nada. Y no creo que si hablo de los contenidos reales de esta semana que todo el pueblo cristiano conoce muy bien desde los evangelios, ayude a que todos aquellos que han convertido estas fechas en celebraciones casi mundanas, cambien su manera de pensar. El que no anda en el Espíritu vive en la carne, así de simple.

     Mis recuerdos de mi niñez me retrotraen a una abuela materna religiosa, que iba los cuatro días a la misa, un abuelo materno indiferente e incrédulo, pero silenciosamente respetuoso de lo que hiciera su familia, una madre mitad y mitad y un padre al que le seducía la Semana Santa sólo porque era de muy buen comer y le encantaba todo lo que tuviera que ver con dietas de pescado al tono. Una pinturita espiritual, como verás.

     Luego, cuando encontré al Señor y aterricé en una de las tantas iglesias cristianas, formé parte más o menos activa, (Aunque no demasiado), de las distintas actividades programadas para estas fechas. Salir a evangelizar (En realidad a introducir trataditos por debajo de las puertas, porque no tenía ni palabra ni convicciones para llevar a otros a un lugar en donde yo todavía no me sentía muy seguro), y reunirnos los cuatro días para escuchar cuatro predicaciones alusivas preparadas merced a libros al respecto. Otra pinturita.

     Con el correr de los años, y a medida que podía y deseaba profundizar en la Palabra, entendí que Jesús una sola vez les dijo a sus discípulos, que es como si todavía nos lo dijera a nosotros, que también lo somos, que hicieran una determinada cosa en memoria de Él, y era partir el pan y beber el vino, lo que ha dado en denominarse como la Santa Cena y que tiene un significado y un poder que va mucho más allá del símbolo del pancito y la copita. En nada más Él nos demandó que lo celebráramos o recordáramos.

     Así que ahí mismo entendí que, si bien la Semana Santa recoge un suceso literal que está directamente vinculado con mi perdón, con mi purificación y con mi redención mediante la sangre de Jesús en la cruz, cosa que no terminaré nunca en mi vida de agradecerle a mi Padre celestial y a su Hijo amado, todo lo demás, absolutamente todo lo demás, han sido esfuerzos más o menos bien intencionados por parte de las religiones por rememorar eso y celebrarlo. Y como yo hace un buen tiempo que decidí no mezclar palabra y fe individual e incondicional, con rituales y liturgias religiosas, por mejor intencionadas que sean, es que no dije, no digo, ni diré nada más al respecto.

Leer Más

¿Ser o no Ser? Sin dudas: ¡Ser!

IMG_20180224_101755357

     Pues es Judío el que lo es interiormente, y la circuncisión es la del corazón, por el Espíritu, no por la letra; la alabanza del cual no procede de los hombres, sino de Dios.”(Romanos 2:29).

Esto es un claro símbolo para el tiempo presente, pero habrá que empezarlo a observar desde su inicio. No todos los hombres nacen siendo Judíos. Porque no es un Judío quien sólo lo es en lo externo. Tampoco es un Judío quien que niega al espíritu, La tradición, el llamado de un Judío; Sin embargo, es un Judío quien lo es interiormente Por la fe, convirtiéndose en su corazón.

Este es el camino de toda la vida. Un cristiano, -tú lo sabes-,  es alguien que recibe el Espíritu de Cristo, por la fe, convirtiéndose de corazón. UN cristiano no es alguien que comienza a asistir a una iglesia que declara ser cristiana. Probablemente lo incluya, luego, pero su inicio es por algo que ocurrió en su interior, no en su exterior.

Un idealista político, por ejemplo, no tiene que llevar una tarjeta para serlo. Puede negarle al mundo que lo es, si su ideología o su postura social o política están mal vista o perseguida. Sin embargo, si por dentro abraza el espíritu, la tradición, la vocación, de alguien con esa misma ideología, él lo es en lo interior.

     Lo que un hombre es no puede determinarse por las palabras y las alabanzas de los hombres, sino por lo que Dios ve en el corazón. Como un hombre piensa en su corazón, ¡Así es él! Todos los días me toca decirle por lo menos a cuatro o cinco hermanos en duda, que Dios no presta demasiada atención a lo que dices o a lo que haces, sino exclusiva y preferencialmente, a lo que eres.

Leer Más

Cuestión de Imaginación

coherencia-y-paz

     Imagínate parado delante del trono de Dios sin excusa ni coartada. Satanás, tu adversario legal, se encuentra leyendo una lista de cargos en contra tuya, con tiempos, lugares, y vergonzosos detalles. Él te hace acusaciones sobre tu orgullo, tu falta de oración, tu avaricia, tu infidelidad. Ante todo esto, tu corazón te golpea pues tienes que admitir, “Sí, ese soy yo. Yo hice todo esto.”

     Lo anterior parece desesperanzador. Tú sabes que los ojos de Dios son demasiado santos como para mirar tu pecado y que la justicia de Dios demanda que tú pagues por tus crímenes en contra de su santidad. Tú sabes que no cuentas con tal capacidad.

     Pero de repente, viene a ti tu Abogado, tu Defensor. Él muestra sus manos perforadas y tú sabes que algo está por suceder. Él te sonríe y te susurra, “No tengas miedo; ninguno de estos cargos procederán. Tú vas a salir de esta corte, libre y completamente perdonado. Cuando yo termine, ¡Tu acusador no tendrá ningún cargo levantado en contra tuya!”

     Lo mejor de todo es que tu Abogado te dice a ti que Él te ha adoptado como su hermano. Posteriormente, su Abogado te dice que Él es el Hijo del Juez, y por tanto, ¡Tú ahora también perteneces a la familia del Juez! Sin embargo, aún existe un asunto de justicia por abordar. ¿Qué pasará con los cargos en tu contra? Tú escuchas con maravilla la apelación de tu Defensor sobre su caso:

     “Juez, Usted sabe que he cumplido con la ley al vivir una vida sin pecado. Tomé el lugar de esta persona y adopté el castigo por sus crímenes. A través de estas manos y torso perforados, sangre fue derramada para que fueran perdonadas todas sus transgresiones. Todos estos cargos fueron puestos en mi espalda y yo pagué el castigo por cada uno de ellos.”

     Tu Abogado mira a tu acusador y dice, “Satanás, no tienes ningún fundamento para acusar a mi hijo. Cada uno de sus pecados fueron depositados en mí y yo he perdonado por completo cada uno de ellos. Él no es culpable porque su fe en la victoria de mi sacrificio le da completo perdón. ¡No tienes ningún caso que presentar!”

     Mientras el diablo sale de la corte de Dios, usted puede escuchar al Señor clamar: ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. (Romanos 8:33). Y tú entonces sonríes con tremenda paz y confianza. ¿Y sabes qué? No eres el único. Decenas, centenares, millares, millones, ¡Billones! De hombres y mujeres de todo color, idioma y sentimiento, en ese mismo instante, sienten lo mismo. ¿Puedes imaginarlo?

Leer Más

REPORTE

tapa libro reporte(Diseño de Tapa de Rocío M. D’Angelo)

     Ya tienes en tus manos el octavo formato libro publicado en dieciséis años de servicio ministerial. No es una conclusión ni mucho menos, ya que cuando trabajas para un Jefe como el nuestro, jamás sabrás lo que deberás hacer dentro de un rato, y eso es lo mejor que puede ocurrirte. En este caso, lo que ha salido a tu consideración, es un informe, un reporte de un ministro más de los tantos que el Señor tiene trabajando para la extensión de Su Reino. Allí encontrarás las razones de por qué este trabajo no pudo o no supo ser mejor, por qué se dijo o no se dijo algo y, en suma, todo aquello que cualquier obrero simple deberá informar a su Jefe.

     Sólo que este Jefe nuestro, tiene una paciencia, una misericordia y un sentido de la Justicia que será muy difícil encontrar en otra jefatura que no sea divina. Lo podrás leer o escuchar, conforme sea tu preferencia, porque este es el primero que también entregamos en audio, además del texto escrito convencional. Y te será de utilidad, de información, de entretenimiento o de bendición, según lo que el Espíritu Santo decida hacer en tu vida. En la mía, como autor, ya lo hizo. El resto, ya no es mi problema, ahora pasa a ser el tuyo. Ya tendrás tus respuestas. Y tal vez puedas compartirlas conmigo para que yo, a mi vez, las extienda al resto de los hermanos que conforman nuestra gran familia de Fe; o no, reservándolas sólo para enderezar tus caminos, tal como alguna vez a mí me tocó hacer con el mío.

Néstor

Leer Más

¿Hasta Dónde Llegan Tus Derechos?

tapa-09-03-2018_3

     Aquellos cristianos que han decidido salir de sus zonas de falso confort, donde se auto-convencían que Dios era solamente Amor, y que lo de Satanás y sus demonios sólo era un relato tendiente a lograr mejores comportamientos humanos, aprendieron rápidamente que el infierno es real y que una de sus mejores estrategias, es la de tomar una verdad (Una Palabra escrita, por ejemplo), y tergiversarla para llevar a los menos cuidadosos al error.

     En estos días, acabamos de ser testigos de inmensas movilizaciones mayoritariamente femeninas, como parte de lo que se ha dado en denominar como “8M”, y que se traduce como una enorme manifestación de mujeres en reclamo por sus más legítimos derechos. Cabe consignar que en algunos países, (El mío, por ejemplo), se toma como parte de esos legítimos derechos, al de abortar sin penalización alguna.

     Leyendo un viejo libro que apareció por allá por 1997 (¡O sea que tiene la friolera de veintiún años!), encontré un párrafo que me llamó poderosamente la atención. Porque cuando Rick Joyner publicó “La Búsqueda Final”, una parte de la iglesia lo aceptó como parte de una tremenda visión sobrenatural acompañada de declaraciones proféticas. La otra parte, mientras tanto, sólo lo tomó como ficción con alto grado de fantasía y sin el menor rigor teológico. Allá cada uno. Yo voy a reproducirte ese párrafo y luego tú sacarás tus propias conclusiones. 1997, recuerda; Hace veintiún años.

     “Una gran guerra civil espiritual ahora se asoma ante la Iglesia. Muchos harán todo lo que esté a su alcance para evitarlo. Esto es comprensible e incluso noble. Sin embargo, las concesiones mutuas nunca harán mantener una paz duradera. Esto solo hará que el conflicto final sea mucho más difícil cuando llegue, y este llegará. El Señor está ahora preparando un liderazgo que estará dispuesto a luchar una guerra civil espiritual para liberar a los hombres.

     El punto principal será la esclavitud versus la libertad. El secundario, el cual será el primario para algunos, será el dinero. De igual manera como en la guerra civil norteamericana en ciertos momentos parecía como si se fuera a destruir la nación entera, lo que se avecina a la Iglesia en algunos momentos parecerá como el fin de ella. Sin embargo, de igual forma como la nación americana no solo sobrevivió sino que continuó adelante hasta llegar a ser la nación más poderosa sobre la tierra, lo mismo sucederá con la Iglesia.

     No será destruida, sino que lo serán las instituciones y doctrinas que han mantenido a los hombres bajo la esclavitud espiritual. Aun después de esto, la justicia perfecta en la Iglesia no se logrará de la noche a la mañana. Existirán las luchas por los derechos de las mujeres y otros temas para liberar a la Iglesia de otras formas de racismo y explotación.

     Estas todas son causas que deben ser confrontadas. Sin embargo, en medio de la próxima guerra civil espiritual, la Fe, la Esperanza, el Amor y el Reino de Dios sobre el cual están fundamentados, comenzarán a ser vistos como nunca jamás lo han sido. Esto comenzará a atraer a todos los hombres hacia el Reino. El reinado de Dios está próximo a ser demostrado como uno mayor que cualquier gobierno humano”.

     Sí; yo pensé lo mismo que seguramente estás pensando tú: ¿Entonces lo de las mujeres es un asunto espiritual que llega disfrazado de social o político? Conforme a este relato de contenido profético, parece que lo es. Y si esto estaba de alguna manera pensado por Dios para este tiempo, ¿Cómo incorporamos el reclamo de legitimidad respecto al aborto, bajo el argumento de que la mujer es dueña de su cuerpo? Simple: Como la tergiversación de la que hablábamos al principio.

     Es muy cierto que Dios estableció rangos espirituales para una casa. El hombre es la cabeza y el resto de la familia es el cuerpo. Cristo entra a una casa por el hombre, y luego fluye por su intermedio, en los demás. Pero, eso es si el hombre es creyente genuino, porque si no lo es, ni modo que Dios avale ninguna clase de esclavitud carnal. El hombre es cabeza de un hogar, sólo si la cabeza de su vida es Cristo, así de contundente.

     Por lo demás, dice la Palabra que Dios no hace acepción de personas, lo cual incluye necesariamente al hombre y a la mujer. Cada uno con su idiosincrasia y su psicología, pero en igualdad de derechos y obligaciones respecto al evangelio. Pero, al igual que con todo lo demás, Satanás toma esa palabra y la tergiversa sutilmente, y con esa sutileza logra engañar a muchos que luego llegan a pensar que son dueños de algo que ni siquiera les pertenece: sus cuerpos. Y mucho menos el de otras vidas.

Leer Más

Batallando Tus Propios Problemas

wallpaper-funny-chicks-holding-a-gun-wallpapers-hd-high-quality-widescreen-images-398631

     Sería extremadamente raro que alguien que ha ingresado en este espacio no esté viviendo, en este momento, alguna clase de problema. Contrariando algunas expresiones llenas de voluntarismo pero carentes de respaldo bíblico, los cristianos en modo alguno estamos exentos a los problemas. Quizás, -eso sí-, podamos tener una óptica diferente para evaluarlos, pero que los vivimos, los vivimos.

     Entonces, ha llegado el momento de decirte que no importa cuál sea tu problema en estos momentos, tú simplemente no puedes salir de él en tus propias fuerzas. Para poder comprender cómo el Señor nos libra de nuestras aflicciones, debemos estudiar cómo Él libró a Israel de su esclavitud.

     La Biblia dice: Todas estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, que vivimos en estos tiempos finales. (1 Corintios 10:11).

     Todo lo que le sucedió a Israel -su esclavitud, sus pruebas, y liberación de Egipto -son testimonios y ejemplos para nosotros hoy día. El Señor le dijo a Moisés, Bien he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he oído su clamor a causa de sus opresores, pues he conocido sus angustias. Por eso he descendido para librarlos. . . (Éxodo 3:7-8).

     La Palabra de Dios dice claramente, “he conocido sus angustias.” Amado, si esto no te da consuelo en tu aflicción, nada lo hará. El Señor está diciendo, “Yo sé por lo que tú estás pasando, pero no es tu batalla. ¡El diablo, es demasiado para tí, así que yo he venido para librarte!”

     Yo soy Jehová. Yo os sacaré de debajo de las pesadas tareas de Egipto, os libraré de su servidumbre y os redimiré con brazo extendido y con gran justicia. Os tomaré como mi pueblo y seré vuestro Dios. Así sabréis que yo soy Jehová, vuestro Dios, que os sacó de debajo de las pesadas tareas de Egipto. Os meteré en la tierra por la cual alcé mi mano jurando que la daría a Abraham, a Isaac y a Jacob. Yo os la daré por heredad. Yo soy Jehová. (Éxodo 6:6-8).

      Intenta con todas tus fuerzas librarte a tí mismo -sueña, planea, manipula – pero al final, Dios dice, “¡Este es Mi trabajo!” Cuando David vino en contra del gigante, él dijo: Y toda esta congregación sabrá que Jehová no salva con espada ni con lanza, porque de Jehová es la batalla y él os entregará en nuestras manos. (1 Samuel 17:47). David no tomó este asunto con sus propias manos y dijo, “Yo voy a levantar el arma y pelear esta batalla con mis propias fuerzas.” ¡No! Él sabía que ésta era la batalla del Señor.

Leer Más

En el Final de los Tiempos

012 - En el Final de los Tiempos

 

     Para los que no son demasiado duchos en geografía, les cuento que la República Federal Democrática de Nepal, es un país sin salida al mar de Asia meridional. Se encuentra ubicado en el Himalaya, rodeado en el norte por la República Popular China y en el sur por la India. Se encuentra separado de Bhutan por el estado hindú de Sikkim, por el llamado Corredor de Siliguri. Es un país de naturaleza montañosa en cuyo territorio se encuentran total o parcialmente, algunas de las cumbres más altas de la tierra, destacándose el Monte Everest, con casi nueve mil metros de altura.

     El porqué de esta introducción eminentemente informativa tiene que ver con una noticia que se conoció esta semana, donde se da cuenta que un dirigente cristiano nepalí denunció que Nepal, aprobó en octubre una ley que declara delito y penaliza la conversión religiosa al cristianismo. El presidente de un partido político que ayuda a los cristianos a defender sus derechos, dijo que la norma también penaliza el trabajo misionero en este país asiático predominantemente hindú donde se privilegia, tanto en la sociedad como en la política, solo a las personas y a la cultura hindú,

     Dijo además a una agencia informativa que esa ley, que también afecta a las minorías religiosas musulmanas y budistas, agravó uno de los principales factores que deteriora los derechos a la libertad religiosa en Nepal, y es usada muy a menudo como un instrumento de opresión para castigar a quienes quieren convertirse al cristianismo. Citó varios casos en los que los cristianos sufrieron las consecuencias de la hostilidad que esta ley ha legitimado e intensificado.

     “Hace un año y medio hubo unos cristianos que pasaron nueve meses encarcelados por haber distribuido unos folletos de contenido cristiano”, sostuvo. Otro caso tuvo lugar en el este de Nepal, donde una mujer cristiana que “cuidaba a niños pobres”, fue llevada a Katmandú, y tras ser arrestada pasó tres meses en la cárcel, acusada de convertir a los niños al cristianismo. Fue condenada a tres años en prisión por el delito de “conversiones religiosas”. También el pastor que la ayudó se encuentra en una situación difícil y enfrenta las mismas acusaciones.

     De hecho, estas realidades que hoy nos parecen muy lejanas y totalmente apartadas de nuestras proverbiales libertades, están creciendo desde hace muchos años, de manera lenta, paulatina y progresiva. Si a eso le sumamos la construcción de un Nuevo Orden Mundial, en el que las principales potencias, indudablemente, ya están trabajando, casi en la silenciosa clandestinidad que otorgan las complicidades mediáticas, el futuro se avizora complicado para el cristianismo como religión organizada.

     Tiene que quedar en claro que esta es una batalla espiritual, que se libra disfrazada de intereses políticos. Una sola moneda, una sola ideología, una sola economía y una sola religión sería, a juicio de muchos importantes hombres del planeta, la solución final a los males endémicos de la tierra. A mí particularmente, todo lo que suene como solución final, me produce cierto escozor. La historia es bastante prolífica en cuanto al contenido verdadero de esas supuestas soluciones.

     Pero, mientras tanto, los cristianos deberían ponerse a pensar muy seriamente qué sucedería con sus vidas si un día, en aras de un modernismo que nadie podría rechazar ni oponerse, se determina que sólo podrán existir templos congregantes de una determinada religión, que esboce una determinada doctrina que satisfaga “a todas las religiones” y que prohíba estrictamente y bajo pena muy grave, la conformación, reunión y práctica de cualquier otra creencia que no sea la oficial. ¿Volverían a las catacumbas? ¿Comenzaría otra era de clandestinidad y ocultamiento? ¿Se someterían dócilmente al cambio?

     No lo sé, pero por si acaso, Dios ha comenzado a levantar, hoy, en distintas latitudes mundiales, diferentes ministerios que, como este que estás visitando, hacen especial énfasis en la relación con el Señor por fuera de todas las estructuras religiosas tradicionales conocidas y por conocerse. Un cristianismo bíblico y despojado de toda estructura y liderazgo humano. Un evangelio de copia casi calcada de aquel que supo crecer y desarrollarse en la época recogida por el Libro de los Hechos, única manera de sobrevivir en ese supuesto -hasta hoy- futuro. Estás advertido. Ahora, si lo deseas, puedes seguir reuniéndote con pastores o líderes a criticar lo que aquí enseñamos. Es tu libertad y la sustentas o arriesgas conforme a tu libre albedrío.

Leer Más

No se Necesitan Opiniones

Hasta hace unos pocos días, Gianna Jessen era una total desconocida para mí. Hasta hace unos pocos días, el tema de la despenalización del aborto era un asunto que no nos preocupaba en mi país, ya que nunca había habido ni habría, supuestamente, consenso para tratarlo en las cámaras legislativas. Pero la política y sus necesidades son muy capaces de modificarlo todo en un instante. Y allí salió un sector del oficialismo argentino a vislumbrar la posibilidad de debatirlo y, de ser posible, legalizarlo. El catolicismo romano alzó su voz tibia, pero la alzó. La iglesia evangélica no se pronunció en su conjunto, sino mediante algunos de sus hombres. Ministerialmente, entonces, sentí que debía salir a decir algo respecto a un tema que, para un creyente genuino, no tiene ni puede tener el menor punto de discusión ni debate. Y cuando estaba pensando qué iba a decir y cómo, alguien me envió este video de Gianna, que a lo mejor ya has visto. Está sucio en su entorno porque pertenece a una red social que tiene de todo, pero creo que vale la pena verlo, si se es capaz de soportarlo, y reflexionar muy seriamente luego. Yo no podría ni querría añadirle nada, porque entiendo que ya está todo dicho.

Leer Más

La Mayor Enfermedad del Siglo XXI

descarga (1)

     Casi nunca sé con certeza por qué razón debo escribir sobre un determinado asunto. Ya me acostumbré a dejarme llevar por Su Espíritu, y eso ha posibilitado que muchísima gente (Creyente o no), se haya sentido bendecida o alentada. El trabajo mayor, luego, es procurar que ninguna de esas personas me adjudique a mí el mérito. No, porque yo sé perfectamente que todo el mérito, y por ende la Gloria, es absolutamente Suya.

     Lo cierto es que los consultorios de los profesionales en psicología o psiquiatría son testigos fieles de que la más frecuente de las perturbaciones que sufre el hombre en estos tiempos, es el temor. Casi todos los problemas psicológicos tienen sus raíces, necesariamente, en el temor. La ciencia, incluso, ha podido comprobar fehacientemente que ninguna criatura está exenta de los efectos del temor. Como consecuencia, se puede asegurar que los problemas mentales y emocionales más frecuentes, tienen su origen en el temor.

Cuando alguien comienza a preguntarse a sí mismo, (Generalmente en soledad), ¿Qué tal si sucede esto o aquello?, su porvenir inmediato será fatal. Una persona no puede estar pensando en posibles desastres, ya que estos fantasmas crecen vertiginosamente e impiden todo pensamiento racional. El temor que incapacita a las personas para vivir normalmente, ha sido catalogado como LA enfermedad de nuestra época. Fobias de toda clase, ataques de pánico, ahogos físicos y otras minucias similares, aterrorizan hoy a un altísimo porcentaje de hombres y mujeres de toda edad, condición social e intelectual.

     Y, lamentablemente, no puedo en esto excluir a los cristianos. Toda persona, creyente o no, ha experimentado el temor en algún momento de su vida. Posiblemente al recordar esas malas experiencias pasajeras, sientes todavía la terrible sensación de pánico que te mantuvo preso o presa. Hay, sin embargo, quienes se han convertido en verdaderos esclavos del temor. Esta, hoy mismo, podría ser tu situación. Es probable que tu vida esté siendo manipulada constantemente por fuertes y dolorosos temores que te dejan casi sin descanso.

     Creo que este es un muy buen momento para examinarte por dentro y determinar ya mismo, ahora mismo, cuáles son tus miedos más frecuentes, cuál es tu mayor temor, o qué cosa realmente te aterroriza al punto de dejarte estático, sin reacción y casi paralizado. ¿Eres creyente? ¿Te han enseñado que tienes un enemigo, dueño del imperio del temor y la muerte, que se pasa todo el día procurando asustarte de todas las formas posibles, con la única finalidad de que pierdas tu fe y tu confianza en Dios? Si así fuera, sólo deberás dar un simple paso: creer que eres un hijo de Dios y que ya mismo formas parte de Su Reino.

     (1 Juan 4: 18) = En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor.

     Es normal que cuando lees “amor”, de inmediato pienses en tu esposa/so, novia/vio, hijos/as, padres, abuelos, amigos, hermanos, etc. Y está bien que lo pienses, pero no es este el amor del que habla este texto. Aquí, cuando di e “amor”, dice “ágape”. Y esta palabra, luego de un extenso examen de traducciones más traducciones, nos lleva a una palabra que podríamos definir como Carácter. Así que, si sufres de temor, te pido en el nombre de Jesús, leas este texto y reemplaces la palabra Amor, con la palabra Carácter, el Carácter de ser y sentirte parte integrante del Reino de Dios en la tierra.

     ¿Ya lo hiciste? Bien; entonces ahora ve y pelea la buena batalla. ¿Ves? Por esta causa hoy mi Padre celestial me impulsó a escribir sobre esto. Nadie me lo pidió, nadie me escribió ningún correo. Es más, regresé de tomarme unos días de descanso y no tenía absolutamente nada en carpeta para compartir. Pero, ¿Cuántos saben que Dios sí tiene su propia carpeta y que Su Amor está por encima de cualquier cosa que nosotros llamemos así en esta tierra? Sal, pelea y vence. Nunca olvides que en Cristo, eres más que vencedor.

Leer Más

La Profecía se Está Cumpliendo

laprofecia

     Las diferencias que separan a los distintos grupos auto denominados como cristianos, radican en saber o no saber qué es hoy Jesucristo; o qué no es. Hoy nuestro Salvador existe como un hombre glorificado. Él es una persona viviente -de carne, hueso, cabello, ojos – aunque Él es Dios. A pesar de encontrarnos en la tierra, Su Espíritu habita en nosotros: Dice Pablo al respecto: Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: “¡Abba, Padre!” (Gálatas 4:6).

Sin embargo, es no sólo menester, sino obligatorio en grado sumo, advertir que existe otro espíritu en el mundo – el espíritu del antricristo. De hecho, así como Cristo nos ha dado Su Espíritu, también existe el espíritu del anticristo en el mundo preparando corazones para la venida del Hombre de Pecado.

     …y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y éste es el espíritu del Anticristo, el cual vosotros habéis oído, que viene, y que ahora ya está en el mundo.” (1 Juan 4:3). 

     Aquí Juan está diciendo, “Tú has escuchado acerca de la venida del anticristo. Esto ha sido predicado y enseñado, y tú esperas su llegada. Pero, ¡amado, despierta porque el espíritu del anticristo ya está en acción!”

Comprende que el anticristo no aparecerá repentinamente en escena y abrumará a la humanidad. Sería casi infantil pensar de ese modo, si estamos hablando de un reino sustentado por el engaño, la mentira y la sutileza. Muy por el contrario, su espíritu está misteriosamente obrando ahora mismo, estableciendo su reino, y haciendo que corazones se enfríen. Pregunto seriamente: ¿No lo estás viendo? ¿No te lo está mostrando e Espíritu Santo a través de tu discernimiento?

Cuando finalmente el antricristo aparezca de manera frontal, ¡El será públicamente revelado al mundo, el cual ya ha sido preparado para él y revelado a corazones que él ya posee! Quiero que entiendas: el anticristo no va a producir rechazo en el mundo secular, porque ese mundo está siendo ahora mismo preparado en base a conceptos, dogmas y predicamentos mediante los medios de comunicación, para aceptarlo sin problemas cuando se manifieste.

     Ahora mismo nosotros vemos un creciente sentir del anticristo, pero pronto éste se convertirá en un fluir, y eventualmente, en un vasto océano. Inclusive el espíritu del anticristo ya está invadiendo los corazones de muchos cristianos apóstatas. “Pero, ¿ahora?, ¿por qué ciertos cristianos se tornarán al anticristo?” tú te preguntas. Porque ellos cuentan con la misma manera de pensar que él.

Juan escribe: No améis al mundo ni las cosas que están en el mundo. (No habla de la gente ni del planeta, habla del sistema)  Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él, porque nada de lo que hay en el mundo —los deseos de la carne, los deseos de los ojos y la vanagloria de la vida— proviene del Padre, sino del mundo. …Hijitos, ya es el último tiempo. Según vosotros oísteis que el Anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos; por esto conocemos que es el último tiempo. (1 Juan 2:15-18).

     Juan nos está alertando que  aquéllos que aún aman las cosas de este mundo se han expuesto a ellos mismos al espíritu del anticristo. Él nos está diciendo, “¡Tú sabes que éstos son los últimos días porque muchos están llenos de codicia, del espíritu del anticristo!” Ahora mira a tu alrededor. ¿En qué crees que andan las máximas potencias mundiales y los líderes de las religiones más poderosas? En establecer “consensos” con la finalidad de establecer un orden único, tanto en lo político, como en lo social, como en lo económico, como en lo ideológico y, obviamente, también en lo espiritual. Ahora, haz tu propio estudio y saca tus propias conclusiones.

Leer Más

Todo Ha Sido Dicho (Audio)

011 - Todo Ha Sido Dicho

Es notorio que en el marco de las enormes confusiones que se viven en estos tiempos, tanto fuera como dentro del pueblo cristiano, aquellos que buscan en la Palabra de Dios las respuestas que, saben perfectamente, allí se guardan, no siempre dan con las que esperan. aunque no es un problema de Dios dar una respuesta que no coincida con lo que un hombre piensa y espera, sino de este hombre que, a todas luces, todavía no ha conocido verdaderamente a ese Dios en el que dice creer y al que cree servir. Todavía, por ejemplo, una enorme proporción de creyentes no terminan de tener en claro las diferencias enormes que existen entre la desobediencia y la obediencia. Las limitan, en todo caso, a la relación miembro de iglesia-pastor, lo cual contiene una mediocridad tal de conceptos que ni siquiera merece el menor análisis. Lo cierto es que la palabra es y sigue siendo clara, y en este breve trabajo quedará bien expuesto.

Leer Más

Tiempo de Hablar de Diseños

Arbol7

   En mi país, en estos días, hay todo un mover periodístico relacionado con la violencia de género, esto es: mujeres golpeadas por sus maridos, novios o parejas,  o jovencitas ultrajadas o sometidas a diversas crueldades. Esto, a la verdad suena bien, desde el punto de vista en que no hace tanto tiempo atrás, este tipo de delitos se silenciaba y, las víctimas, si tenían fortuna y no eran convertidas en victimarias, simplemente eran olvidadas y corrían el serio riesgo de volver a sufrir los mismos ultrajes.

     Sin embargo, dentro de esa “onda” informativa”, me tocó ver un caso en donde, según el informe de la televisión, un hombre fue acusado de abusar de sus hijas por espacio de varios años. Según denuncias de ellas mismas que ahora son jóvenes de dieciocho y veinte años, esos abusos se venían produciendo desde que eran niñas de tres o cuatro años de edad. Terrible y, a todas luces, diabólico. Sin embargo, el combo se cerraba con un añadido que no podía en modo alguno producir alegría: el pervertido padre de esas muchachas, es un predicador o pastor evangélico en actividad.

     No sé qué te produce a ti, a la distancia, lo que te estoy contando como hecho local de la ciudad capital de mi país. ¿Vergüenza? ¿Decepción? ¿Desánimo? Sí, a mí también me produce todo eso, pero además y a partir de todos estos sucesos que, obviamente sólo forman parte, hasta hoy, de un impacto informativo mediático, ya que no hay todavía resoluciones ni mucho menos decisiones o sentencias de la justicia, producen lo que a mí entender, tengo certeza, es lo que se persigue a nivel espiritual desde las oficinas del infierno: Descreimiento. Porque, imagínate: ¡Cómo vamos a creer en un Dios que permite que alguien que lo está representando, cometa esas aberraciones? Otra: ¿Con qué rostro voy a hablarle de Dios a alguien vecino de ese hombre?

     Y después está la otra parte, la que directamente tiene que ver con diseños que el infierno ha elaborado para que, al igual que nuestras oraciones fundamentales, aunque a la inversa, eso ocurra en la tierra del mismo modo que sucede en el infierno. Y la prensa, nuestra prensa secular, siempre va a regodearse con esta clase de noticias. Nadie seguirá el tema para ver si esto que se difundió es realmente así o todo se trató de una puesta en escena. Porque, quiero que me entiendas, esto va más allá de la justicia, los delitos privados y las personas: ¡Esto tiene que ver con la credibilidad de todos los hijos de Dios!  Y en eso, me agrade o no, tengo que incluir al sacerdocio católico romano, que hoy tiene una tremenda guerra con la pedofilia como tema central, y más allá de las doctrinas, las idolatrías o lo que quieras, vemos que la palabra cristianismo, la mires por donde la mires, sigue bajo ataque.

     Soy un periodista retirado que, en su tiempo de actividad, aprendió y evitó con todas sus fuerzas las llamadas operaciones de prensa. ¿Sabes qué es eso?  Operación de Prensa es hacer que tú aceptes, luego pienses, como consecuencia, digas y difundas, y luego hagas, lo que a los grupos que organizaron esas operaciones de Prensa les interesa y les conviene. De ninguna manera eso te convendrá a ti, aunque cuando lo aceptas, lo piensas, lo dices y lo haces, estás absolutamente convencido que sí. Eso se llama “manipulación de masas”, y en Argentina, (No tengo otro modelo mejor a mano), se ha convertido no ya en una modalidad, sino en un estilo de vida. Una enorme mayoría, aquí, juega al juego del Mediocre, ¿Sabes cuál es? El que piensa por sí mismo, pierde. ¿Y quién ganaría, entonces, en ese juego? El que se deja pensar por otros, más…inteligentes.

     Ahora retorna a esa noticia que te comenté. No sé si es cierta o inventada. No sé si los protagonistas son reales o figurativos. Y casi que no interesa todo esto, que aunque doloroso y horrible, esconde detrás otro delito mucho más grave: desencantar a mucha gente sobre algo que había decidido amar y respaldar y, como consecuencia, llevarlo lenta pero progresivamente a la posición opuesta, esto es, la misma que engendra y produce hechos como el de la noticia. ¿Cabe alguna duda de esto? Sólo piensa por ti mismo, sin dejarte llevar por lo que lees o oyes, (Ni siquiera por esto), ponlo en oración y examina tus alrededores. Ahí tendrás tus respuestas. Yo ya las tengo, y no creo ser superior a ti ni a ninguno de ustedes.

Leer Más

El Mejor Cirujano Facial

descarga

     En una oportunidad, David declaró con audacia: Pues lo he de alabar otra vez ¡Él es la salvación de mi ser, y mi Dios! (Salmo 42:11). Y repite la misma declaración en el Salmo 43:5. La mejor traducción del hebreo original de estos dos versículos es: “¡Dios es la salvación de mi cara!” Perdón… ¿De mi cara? ¿Estamos hablando de su faz, de su rostro?

     Yo creo que David está diciendo algo importante aquí: su cara, su rostro, es un cartel que anuncia lo que está pasando en su corazón. Toda la alegría o la confusión que lleva dentro se reflejan en su rostro. Cuando hablo de rostro, estoy hablando de la expresión facial, lenguaje corporal, tono de voz.

     Por ejemplo, cuando tu mente está cargada con las preocupaciones de tu familia, o el trabajo, o las finanzas, o las relaciones, muchos tienen la tendencia a encorvarse. Lucen preocupados, su frente se arruga, algunas personas incluso les dicen que lucen tristes. ¿Nunca te pasó?

     A esto lo contaba un enorme hombre de Dios, hoy ya en la presencia del Señor, y sirve como ejemplo de lo que quiero decir: “Un día estaba caminando por la calle, totalmente absorto en asuntos de la iglesia y, probablemente, muy encorvado. Me encontré con una casa de crack donde una mujer se sentó en la entrada con una sonrisa de oreja a oreja. Yo podía ver que estaba hundida en el crack. Ella vio que yo me le aproximaba y mientras más me acercaba, ella dijo: “Señor, no puede estar tan mal.” ¡Quede pasmado! Y pensé: “Aquí está esta mujer llevada por el crack y aquí estoy yo, un hombre de Dios. Ella sonríe y luce bien y yo estoy encorvado otra vez, como si no tuviera esperanza. “¡Fue un reproche para mí!”

     Doy gracias a Dios todos los días por Su gran salvación –por redimir nuestra alma, nuestro espíritu e incluso nuestro cuerpo. Sin embargo, es innegable algo que vemos a diario: ¡Muchos de nosotros necesitamos lograr la salvación de nuestra cara, de nuestro rostro! Necesitamos que El Espíritu Santo nos haga una cirugía facial, porque ¡Tu cara está dando el mensaje equivocado al mundo!

     He visto personas atribuladas por distintas calidades y cantidades de pecado, entrar a un proceso de discipulado personalizado. El primer día, las he visto con sus rostros color ceniza, atribulados y pálidos. Semanas después, y ya en franca recuperación, no sólo han recuperado su color facial, sino que además sus rostros expresan vida y gozo, aunque todavía no esté todo solucionado.

     ¿Qué fue semejante cambio de rostro? La Sabiduría del hombre ilumina su rostro y hace que la dureza de su rostro cambie. (Eclesiastés 8:1) Tomo “sabiduría” en este verso para significar a Jesucristo. De hecho, ¡La presencia de Cristo en tu corazón tiene un impacto directo en tu rostro! Esto afecta tu caminar, tu hablar y hasta el tono de tu voz. ¿En tu iglesia congregan algunos legalistas? Observa  sus rostros. ¿No lucen como si hubieran desayunado con una mezcla de vinagre y limón? De esto estamos hablando.

Leer Más

¡Ahí Tienes tu Copero! (Audio)

images

Hay momentos en cada una de las vidas que se reúnen aquí, donde la oscuridad interna y hasta externa parece ser total. Deberán estar muy bien plantados en el Señor para no caer en la más natural y lógica desesperación, que luego dará origen a la frustración y la desesperanza, y posteriormente a su aliada más letal y destructiva: la depresión. Este trabajo pretende enseñarte, en un breve lapso, que tu desierto no es todo lo árido y despiadado que parecería ser; que tu oscuridad no es tan absoluta como para que allá en el fondo, no se alcance a divisar una pequeña luz. Cuando logras verla, la seguridad vuelve a tu vida, echas mano a tu antiguo copero y sales al frente con el espíritu, el alma y el cuerpo llenos de victoria.

Leer Más

La Simple Hermosura de la Rosa

images (2)

     Durante muchos años la iglesia casi en su conjunto, estuvo convencida que el Libro de los Cantares era casi una apología erótica con un punto de referencia determinado en Salomón y la Sulamita. Claro, en ese concepto, no fueron pocos los “intérpretes” que “sugirieron” que tal libro no se leyera en la congregación y, mucho menos, en su cuerpo de jóvenes. Tuvieron que pasar años y unciones para que el Espíritu les revelara a varios que este libro no es otra cosa que un simbolismo y tipología de la relación entre Cristo y la iglesia.

     (Cantares 2: 1) = Yo soy la rosa de Sarón, y el lirio de los valles.

     Buscando significados respecto a la rosa de Sarón, me encontré con tantos y tan disímiles entre sí, que elegí pensar con poesía, como se lo hacía antes de esta guerra despiadada en la que hoy vivimos, y apareció lo que sigue. Además, pone de relieve que todo lo que pueda haber de belleza en el mundo material, Jesús lo posee en el mundo espiritual en un grado infinitamente superior.

     Entre las flores, la rosa es considerada como la más fragante; pero Jesús es mucho más hermoso en el jardín del alma que lo que la rosa pueda serlo en los jardines de la tierra. Él ocupa el primer lugar como el más bello entre diez mil. Él es el sol; los otros son las estrellas.

     Los cielos y el día son oscuros al lado de él, porque el Rey, en su belleza sobrepuja todo. Yo soy la rosa de Sarón, dijo. Esta era la mejor y la más rara de las rosas. Jesús no sólo es la rosa, sino la rosa de Sarón, así como él llama “oro” a su justicia y añade: Oro de Ofir, lo mejor de lo mejor.

     Él es positivamente hermoso y superlativamente el más hermoso. Porque hay variedad en sus encantos. La rosa es hermosa a la vista y su perfume es agradable y refrigerante; así también cada uno de los sentidos del alma: el gusto, el tacto, el oído, la vista y el olfato espiritual, hallan su pertinente placer en Jesús.

    Aun el recuerdo de su amor es agradable. Toma la rosa de Sarón, quítale los pétalos uno por uno y guárdalos en el florero de la memoria y hallarás mucho después que cada uno de esos pétalos conserva su fragancia y llena la casa de perfume. Cristo satisface completamente el gusto más refinado de los espíritus más cultos.

El más destacado aficionado en perfumes se siente completamente satisfecho con la rosa; y cuando el alma haya llegado a su más alto de genuino gusto, aun entonces se sentirá satisfecha con Cristo; más aún: estará mejor capacitada para apreciarlo. El mismo cielo no tiene nada que sobrepuje a la rosa de Sarón.

     ¿Qué emblema puede exponer plenamente su belleza? El lenguaje humano y las cosas terrenales son insuficientes para revelar a Jesús. Los más exquisitos encantos de la tierra unidos, reflejan débilmente su gran preciosidad. ¡Bendita rosa, florece en nuestros corazones para siempre!

     ¡Vaya! ¿Y de dónde salió poeta el hermano? Desde la simple condición de hijo de Dios. ¿Tú crees en el creyente guerrero? Yo también, porque el hoy es guerra. Pero no pierdo ni perderé de vista al creyente amor, porque todavía Dios sigue siendo amor, y porque una de las expresiones del amor, es la poesía.

Leer Más

Sin Límites en La Devoción

adoracion

     No es suficiente para Jesús conquistar tu corazón. ¡Él tiene que ser la satisfacción de tu corazón! Sin embargo, hay muchos creyentes que nunca han estado satisfechos con Jesús. Ellos siempre cambian de ánimo dependiendo de sus circunstancias.

     Ésta no es una novia adecuada para este novio. No, una belleza especial debe adornar a su novia para que lo atraiga: deseará el rey tu hermosura. (Salmo 45:11). Pero ¿qué belleza?

Tú probablemente has cantado sobre la belleza de la santidad: Adorad a Jehová en la hermosura de la santidad ( Salmo 29:2). Esta belleza se contempla en los ojos de Dios. Es aquélla que Jesús ve en nosotros y que le atrae.

     El Espíritu Santo le dice a la novia de Cristo, “¡Si haces a un lado todo, te olvidas de los otros y te adornas solamente para Él, entonces Él deseará tu belleza!” ¡Esto significa que ningún trabajo, persona, relación puede intervenir entre ustedes dos!

     Yo escuché a una esposa santa decir, “Entre más se acerque mi esposo a Dios, éste es más atractivo para mí”. De esto se trata el matrimonio. De la misma manera, entre más se entregue usted en devoción al Señor, usted le será a Él más atractiva y bella.

     …y deseará el rey tu hermosura . . . (Salmo 45:11). Qué pensamiento tan increíble: ¡Jesús no podrá estar lejos de ti! De hecho, el significado de belleza en hebreo se refiere a un deseo profundo. En otras palabras Jesús se acercará a ti -¡Estará lleno de un santo deseo por ti!

     A lo largo de mi vida, me ha tocado ser ministro en algunas bodas. Y nunca ha habido un novio que no le sonría encantado a su novia, y piense, “¡Ella es toda mía!” Amado, ésta es la belleza de la que estoy hablando. Nuestro novio se regocija y le dice a su novia, “Yo soy la niña de sus ojos. Ella pasa más tiempo conmigo que con nadie más. ¡Y esto la hace hermosa ante mí!”

     La novia de Cristo tiene una belleza interna que se refleja en su exterior. Ella es . . . Toda gloriosa. . . (Salmo 45:13) porque es devota a su novio. Él no duda al pensar “¡ella es toda mía -devota solamente a mí! Ella me alaba a mí y se somete a mí. Yo soy el único en su vida, el único centro de su atención. Ella aparta tiempo para estar conmigo y se regocija en mi presencia, y desea estar conmigo continuamente.” Qué hermosa devoción.

Ya sé que los cristianos varones, hemos sido formados en escuelas que, pretendiendo ser muy masculinas, apenas rozaron lo rústico y hasta torpe. Y con cierto añadido de machismo, les resulta complicado verse como “novia” de Cristo. Mi oración es para que abandonen esa visión del noviazgo según libreto del infierno, y comiencen a verlo conforme a la Palabra celestial.

Leer Más

Procurando no Deslizarnos (Audio)

Procurando no Deslizarnos

Cuando leemos nuestras Biblias, en muchas ocasiones nos encontramos con textos de los llamados “oscuros”, que no significa que se encuentren tomados por las tinieblas, sino que todavía no han encontrado la luz de la revelación que los muestre con claridad. ¿Y qué hacemos en esos casos? Una pequeña proporción, escudriña, busca, estudia, indaga y espera revelación. Una gran mayoría, pasa al texto siguiente y piensa: “Oh, ya vendrá alguien que me lo enseñará”. ¿Está mal, esto? No se puede decir que lo esté, es normal esa reacción en un marco ambiental de gente ocupada y sin tiempo para nada. Sin embargo, cuando una de esas escrituras es alumbrada por el entendimiento, (Como la de este tema adjunto), una nueva visión invade nuestras mentes y, allí sí, recordamos el mandato de escudriñar las escrituras que TODOS tenemos, y seguramente pensamos: ¡Oh! ¿Cómo no me detuve a investigarlo antes?

Leer Más