Estudios » Blog

Creando Intercesores Eficaces

batalla-espiritual

       En las historias de los avivamientos, han quedado registros de como el Espíritu Santo ha levantado intercesores. Conforme a información recabada, mencionaré solo cuatro: David Brainerd, quien lucho en oración a favor de los indios americanos y presento un avivamiento que cambio a muchos. George Müller, quien demostró que era posible mantener a millares de huérfanos por medio de la intercesión, sin necesidad de llamados a los hombres, dando así un ejemplo a muchas misiones que surgieron después. Rees Howells, quien intercedió a Dios en las horas más negras de la Segunda Guerra Mundial y vio respuestas dramáticas que ilustraron como los creyentes pueden influenciar el curso de la historia. William Duma, un sencillo pastor zulú, cuyas oraciones facilitaron milagros, aun el de levantar muertos. Él se ganó el respeto de todos en los días, también, más oscuros y dramáticos de la segregación racial en Sudáfrica.

     Durante los últimos veinte años nos hemos dado cuenta de una serie de iniciativas de oración con las siguientes características:

     Intensidad. La intensidad de las reuniones de oración con sentido netamente espiritual y no como meras reuniones casi festivas de intercambio y compañerismo en muchas partes.

      Combatividad. La combatividad durante las reuniones en que se confronta a las huestes satánicas. Han quedado registros muy confiables de una semana de oración, en 1965 en Mozambique, que en aquel entonces estaba todavía bajo el dominio de los portugueses. Hasta ese momento se había hecho poca obra misionera allí, pero reclamaron el país para Cristo y, en el lapso de pocas semanas, misioneros pudieron entrar.

     Variedad. La variedad de las reuniones. Hay conciertos y marchas de oración. En algunas reuniones la gente se postra, y otras levanta las manos. A veces se ora por turno, y en otras ocasiones todos oran al mismo tiempo.

     Extensión mundial. La extensión mundial de las redes de oración. Los “días para cambiar al mundo” involucran a millones en muchos países. Existían la “Fraternidad Lidia” para movilizar a las mujeres y la “Red de Ester” para hacer lo mismo entre niños. Podrían mencionarse muchas iniciativas más.

     Especificidad. La especificidad de la oración. Se ha orado intensamente por ciertos países con resultados sorprendentes. En los últimos años, países como Nepal, Camboya, China, Rusia, Bulgaria, Albania y Etiopía se han abierto al evangelio.

     La Base Bíblica de la Intercesión. Hay cantidad de textos en la Biblia que nos instan a la oración. Ejemplo: 1 Samuel 12:23: Así que, lejos sea de mí que peque yo contra Jehová cesando de rogar por vosotros; antes os instruiré en el camino bueno y recto. Salmo 2:8: Pídeme, y te daré por herencia las naciones, y como posesión tuya los confines de la tierra.

     Lucas 18: 1: También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre, y no desmayar. 1 Tesalonicenses 5:17: Orad sin cesar. Asimismo, también existen muchas promesas acerca del resultado. Ejemplo: Jeremías 33:3: Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces. Efesios 3:20: Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros. Alguien ha dicho y no con poco acierto y una alta dosis de revelación que: Dios se ha comprometido tanto con la oración, que verdaderamente sería un milagro si no contestara.

Comentarios o consultas a tiempodevictoria@yahoo.com.ar

marzo 15, 2019 Néstor Martínez