Palabra del Día

04/12/2016
Jeremías 29: 4-6 = Así dice el Señor: Todopoderoso, el Dios de Israel, a todos los que he deportado de Jerusalén a Babilonia: construyan casas y habítenlas; planten huertos y coman de su fruto. Cásense, y tengan hijos e hijas, para que a su vez ellos les den nietos. Multiplíquense allá, y no disminuyan.
¿Quieres hablar de historia? Busca otra Web. No porque deseche la historia o porque no me agrade. Creo fielmente en esa parte de nuestra riqueza intelectual. Pero no creo que ello tenga directamente que ver con el evangelio del Reino. Esto es revelación y la revelación te lleva, inexorablemente, a encontrar perlas en la oscuridad, tesoros escondidos. Como este, por ejemplo, donde Dios le está diciendo a tantos y tantos que hoy viven oprimidos, asfixiados y desnutridos en los templos de las babilonias religiosas que, mientras aguardan la manifestación genuina de los hijos de Dios preanunciada, procuren llevar sus vidas de la manera más corriente. No se trata de abortar generaciones esperando retornos, se trata de establecer gente que, con el correr de los tiempos, se convierta en remanente fiel y santo que devuelva el Reino usurpado a su legítimo propietario.
04 December, 2016 Néstor Martínez
«Diciembre 2016»
L M X J V S D
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031