Palabra del Día

02/07/2015
Cantares 1: 8 = Si tú no lo sabes, oh hermosa entre las mujeres, ve, sigue las huellas del rebaño, y apacienta tus cabritas junto a las cabañas de los pastores.
Déjame decirte que cuando buscas las diferencias que existen entre cabras y ovejas, encuentras muchas. Pero la que más captó mi atención, es la que señala que, mientras la oveja se reúne en rebaños y vive mayoritariamente en ese estilo comunitario, la cabra es más independiente, busca lo individual. Por eso es que aquí se le aconseja a la iglesia que tenga en cuenta las formas de conducir un rebaño, y que en esas mismas huellas procure introducir a las cabras. Y que lo haga por fuera de lo que sería el orden formal, ya que no está diciendo que se haga dentro o con los pastores, sino por fuera, junto a sus cabañas. El cristiano tiene una total tendencia (Natural, almática) al individualismo. Y muchos son los pastores que usan y aprovechan esa condición. El mandato divino parecería estar dictando lo contrario, que se les enseñe operar corporalmente, porque así será como el Reino se extienda, no por esfuerzos individuales.
02 July, 2015 Néstor Martínez
«Julio 2015»
L M X J V S D
12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031