Palabra del Día

23/03/2017
Mateo 6: 16 = Cuando ayunéis, no seáis austeros, como los hipócritas; porque ellos demudan sus rostros para mostrar a los hombres que ayunan; de acierto os digo que ya tienen su recompensa.
Guardo recuerdo y cariño por la persona que me presentó a Cristo y de alguna manera fue el vaso que Dios utilizó para mi conversión y salvación. Sin embargo, a la distancia en los tiempos, veo hoy que aquella persona todavía tenía un gran camino para recorrer dentro de las riquezas genuinas del evangelio. No era ese ser santísimo y todopoderoso que yo creía ver en él en ese momento. Y lo recuerdo con cierto humor en sus días de ayuno. Traía su cepillo de dientes casi permanentemente en sus manos, como hoy cualquiera tiene su teléfono celular. Y cuando alguien le preguntaba por qué esa paranoia con el cepillado de sus dientes, él, con rostro de mártir, respondía que era porque estaba ayunando, y eso le producía mal aliento. Cada día que ayunaba, no sólo nosotros, que éramos creyentes y podíamos entenderlo lo sabíamos, sino todos y cada uno de los que compartía tareas con él. Supongo que después de tantos años, ya debe haber aprendido que aquellos ?sacrificios? públicos y promocionados, fueron suficiente recompensa; que en los cielos no hubo registro alguno de su acción supuestamente abnegada y fiel.
23 March, 2017 Néstor Martínez
«Marzo 2017»
L M X J V S D
12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031