Estudios » Crecimiento

El Misterio Ya Ha Sido Revelado

Hay mucha gente en la iglesia que todavía desconfía, y mucho, de las distintas clases de arte que se pueden ver en el cine, en las páginas Web o en la televisión. ¿Y sabes qué? Se lo dije hace muy pocos días a un hermano creativo que me lo consultó, un tanto abrumado por el aire opositor que tenía en su iglesia para con sus inclinaciones artísticas por la pintura o la escultura: Dios es Creativo, por ende, Dios es Artista. Punto.

Con eso quiero significar que nada, absolutamente nada, como por ejemplo la danza, puede considerarse como algunos enseñan, una creación diabólica para pervertir, para tentar o para incitar al pecado. La danza fue una sana creación de Dios, porque Dios es el único creador en todo el universo. Lo que hoy podemos ver alrededor de la danza, es obra de Satanás, que la tomó como era y estaba, y la pervirtió, convirtiéndola por corrupción y degradación, en lo que hoy vemos que, en casos, nos avergüenza.

Y eso, nos lleva inexorablemente a otro estado de pensamiento: ¿Podemos considerar que somos entendidos, como creyentes sólidos, de lo que verdaderamente significa y es eso que a veces muy pomposamente, y otras veces casi con desparpajo, llamamos Iglesia? Respuesta rápida y simple: ¿Y cómo se supone que nosotros, gente que nos consideramos muy avezados y experimentados, podríamos no estar entendiendo algo que tiene nada menos que más de dos mil y tantos años de antigüedad? No lo sé, ¿Quieres que lo veamos a partir de la Palabra?

Te propongo caminar por las Escrituras desde Génesis hasta Apocalipsis, y ver qué cosa es la iglesia de Dios, cuál es su propósito y qué representa para todos nosotros. O debería representar, en todo caso. Buscar respuestas sólidas a preguntas reiteradas como es, por ejemplo, buscar el por qué estamos aquí en este tiempo, en el hoy y en el ahora.

(1 Corintios 15: 45) = Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante. 

(46) Mas lo espiritual no es primero, sino lo animal; luego lo espiritual. 

(47) El primer hombre es de la tierra, terrenal; el segundo hombre, que es el Señor, es del cielo. (La palabra original, dice Divino)

(48) Cual el terrenal, tales también los terrenales; (En otras palabras: aquellos que son según el primer Adán, son igual de terrenales que Adán)  y cual el celestial, tales también los celestiales. (Está claro: no mañana, no después, sino que aquellos que son según el primer Adán, son iguales al primer Adán. Pero aquellos que son según el segundo Adán, son igualitos al segundo Adán. Estamos cambiando la imagen de la iglesia, de principio a fin.)

(49) Y así como hemos traído la imagen del terrenal, traeremos también la imagen del celestial. 

 En otras palabras: de la misma manera que hemos proyectado la imagen terrenal de Adán, hemos de proyectar la imagen divina de Cristo. No mañana, sino ¡Ahora! La palabra ahí dice traeremos, y si tú la miras gramaticalmente, parece ser futuro, pero en el contexto de la escritura, no lo es. Dice: de la misma manera que hemos logrado expresar a un hombre carnal, vamos a expresar a un hombre divino. ¡Ahora! Mediante sus promesas somos participantes de su divina naturaleza, dice 1 Pedro. Algunos se excusan de la forma en que viven, argumentando que no vamos a ser transformados hasta un tiempo futuro, cuando –según dicen ellos-, el Señor va a hacer en un abrir y cerrar de ojos, todo lo que tú no hiciste cuando deberías haberlo hecho. Estas son tonterías.

(50) Pero esto digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupción hereda la incorrupción. 

Las cinco facultades, las facultades naturales, el hombre natural, no entiende, y como no entiende, no puede heredar las cosas de Dios. La mente natural no puede heredar las cosas de Dios. O sea: lo que tú no entiendes, no lo puedes heredar. Mi pueblo perece por falta de conocimiento. Mi pueblo es destruido, cuando no entiende. Por eso es importantísimo entender. Entender el evangelio, entender la mente de Dios, entender la iglesia, en suma, para que no sea destruida.

En el orden creativo, podemos observar la tipología de la iglesia. Y quiero dejar muy en claro, que la iglesia no es de ninguna manera el jamón que está en medio de dos panes de finales dispensacionalistas de la iglesia. La iglesia no es algo que apareció porque Israel abortó la misión, y entonces Dios nos da la oportunidad, por un rato, para luego volver a dedicarse a Israel. Es imperativo que entendamos esto, porque de no entenderlo, no podríamos ejercer la función como verdadera iglesia, porque nos consideraríamos ciudadanos de segunda clase. Y tal está escrito en el libro de Génesis, capítulo 1, comenzando con el verso 26.

(Génesis 1: 26) = Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, (Noten que lo primero que ocurre, es que Dios quiere crear al hombre a Su Imagen. Pero la imagen de Dios, es Cristo. Porque Cristo ya tenía imagen en el cielo, antes de la fundación. Él dijo: hagamos al hombre a nuestra imagen, porque la imagen es Cristo, porque Dios es Espíritu) conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. (El verso 26, implica un deseo; hasta la fecha, no hay creación ninguna del hombre, estoy hablando del hombre. Dios dijo: Hagamos. No lo ha hecho)

(27) Y creó Dios (Pasado, ya está hecho. Cuando Dios habla, antes, es un propósito que luego se consuma por su propia palabra, porque cada palabra está llena de fe. Y dice: Y creó Dios) al hombre a su imagen, (A la imagen de Cristo. Es importante que entiendas, que comenzamos con la imagen que estamos tratando de conseguir; el varón perfecto. Él nos creó perfectos) a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. (En el espíritu, no hay género. Es muy importante entender eso)

Entonces vemos, que el hombre fue creado e imagínalo. Están Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, en el presbiterio celestial, con el plan divino de la creación, y acaba de crear a su primer embajador. ¿Te los imaginas conversando entre los tres y opinando sobre cómo les está saliendo esa creación? Porque Dios no dijo Hago, dijo Hagamos. En el cielo, en espíritu, no han llegado a la tierra. Y en el gran presbiterio celestial, extienden la mano. La gran Divinidad pone mano sobre cabeza, y los bendice y dice:

(28) Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra. 

(29) Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer. 

(30) Y a toda bestia de la tierra, y a todas las aves de los cielos, y a todo lo que se arrastra sobre la tierra, en que hay vida, toda planta verde les será para comer. Y fue así. 

Lo más parecido a esto que algunos hemos visto en esta tierra, ha sido uno de esos cultos de ordenación que se llevan a cabo cuando se ponen en mandato a nuevos líderes. Sin embargo, lo cierto es que aquí, Adán, casi se está derritiendo de la unción de Dios sobre su vida.

(31) Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana el día sexto.

La palabra nos dice, en Efesios 1:4, según nos escogió en él, antes de la fundación del mundo. Sólo te estoy respaldando lo que acabo de decir. En Timoteo, dice: Nos llamó con llamamiento santo, según el propósito suyo, y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús, antes de los tiempos de los hijos. Noten que la creación del primer embajador, que es la iglesia, fue antes que el hombre llegara a la tierra. Fue recién en Génesis 2:7 que el embajador fue enviado, y entró dentro de su pasaporte, el cuerpo.

Tú eres un espíritu, y tu pasaporte es tu cuerpo. Si no tienes cuerpo, te tienes que ir. Si se te vence el pasaporte, te tienes que ir. Pero si tú caminas de acuerdo con el propósito y la voluntad de Dios, Dios te extiende el pasaporte. El Espíritu Santo, que siempre es el que está indagando y escudriñando lo profundo, le dice: ¡Señor! ¡Espérate un momentito, que hay un problema! – ¿Qué sucede? – Y…que tú le acabas de dar todo ese dominio a esa gente. ¿No sabes que ahora con todo ese dominio que tienen, pueden volverse en tu contra? Cristo dice: no te preocupes, yo ya escribí en Apocalipsis 13:8, que voy a ser inmolado desde antes de la fundación del mundo.

¡Ah! ¡Entonces está todo arreglado! Y llega la iglesia a la tierra. En un orden establecido por Dios, el hombre reinando en la tierra a través del dominio de Dios en su alma. Cuando el hombre dominaba la tierra a causa del poder de Dios en su vida, tenía poder sobre la creación. Pero el hombre que no tiene a Dios en su vida, la creación tiene poder sobre él. Por eso es que la coca o la marihuana tienen poder sobre algunos, son plantas de la creación. Y a todas las plantas las puso Dios, allí, y Él dijo que eran buenas en gran manera. El problema no son el uso de esas plantas, sino el abuso de ese uso. Porque el abuso, siempre es el uso anormal de algo.

La droga funciona a favor del hombre. El odontólogo la usa para que no te duelan sus trabajos. Pero claro, el abuso de ellas, te mata. ¡Y te mata! No es de ninguna manera un eufemismo elegante. ¡Te mata! ¿O alguien duda que sea así? O sea que Dios nos creó para tener ese dominio, y el primer sistema comienza a fluir. Dios, estando en el presbiterio celestial, acaba de darle la mayordomía de la tierra, al hombre.

(Salmo 115: 16) = Los cielos son los cielos de Jehová; Y ha dado la tierra a los hijos de los hombres.

Lo que usted permita, Dios permite. El primer embajador llega a la tierra. Un embajador es un agente diplomático acreditado por su gobierno, que está lejano. Y es enviado a otras tierras, con la misión de implementar las pólizas del gobierno que lo envió. Y la palabra, da la casualidad,  que te llama a ti, embajador del Reino, o de Cristo. No un triste cristianito salvado por gracia y fe. Un diplomático de altísimo nivel. Hay cuatro características muy importantes aplicables a tu vida de embajador, que está respaldada por tu constitución.

Número uno: un embajador, nunca es elegido por su pueblo; siempre es ordenado por el Rey. Tú no lo eliges a él, él es el que te elige a ti. Número dos: todo en la misión del embajador, es cubierto por el gobierno. Mateo 6:33 lo resume bien cuando te dice: Si buscas primeramente mi Reino, yo corro con todos los gastos. El hecho de que tú estés preocupado por las finanzas, nos declara que tú no sabes quién eres. ¡Eres un embajador! Y entonces, tu misión es el Reino, y la cuenta es de Dios. Número tres: Un embajador, nunca se representa a sí mismo. No tiene opiniones, ni tampoco doctrinas. A un embajador le preguntan qué opina del aborto, y él responde: Mire…mi constitución, dice… Y así en todo, no tiene opiniones personales. Pero, espera un momento: ¿Qué opinas de la prosperidad, que en mi iglesia están todos los días predicando sobre la prosperidad? No opino nada, mi constitución, dice…

A un embajador, entonces, si es de los buenos y de carrera, jamás se le escucharán opiniones. Sólo la implementación de la constitución de su gobierno. Y, Número cuatro: un embajador nunca se representa a sí mismo. Siempre representa a la nación que lo envió, no a la denominación. ¡Esa se me chispoteó! La palabra dice que tú eres un embajador, y si eres un embajador, entonces tendrás que ajustarte a lo que diga la constitución de la nación a la que representas, y no a estamentos intermedios.

El Reino de Dios, dentro del cual está insertada la iglesia genuina, no tiene fin ni principio. El Reino de Dios, estaba en el cielo. El Reino de Dios, se encontró en el Edén. El Reino de Dios estuvo en los patriarcas. El Reino de Dios estuvo en Israel. El Reino de Dios estuvo en Cristo, sin medida. Y, por último, el Reino de Dios se encuentra en la iglesia, y vivirá eternamente. La iglesia siempre ha existido, y siempre ha sido la idea central del plan eterno de Dios. 1 Corintios 7:38 menciona a la iglesia, o a la congregación, en medio del desierto. ¡Pero habla de iglesia, no habla de templos! ¡Y dice que es LA iglesia, no las iglesias!

El problema es que la iglesia, siempre fue misterio, porque el primer embajador, había abortado su misión y su visión, y hasta no restaurar esa misión, la iglesia tuvo que mantenerse en misterio. La palabra Iglesia, es la palabra eklessia. LA palabra “ek” significa fuera, y la palabra klessia, significa de congregarse. Se lee algo así como: Los llamados a congregarse. Toma nota de lo que voy a enseñarte ahora, si es que no lo sabías. La iglesia significa “los llamados a congregarse”, o a asamblearse, con respecto a asuntos públicos del estado. Por eso te llama embajador. El embajador, no es un religioso, es un funcionario de carrera, de la diplomacia, de los asuntos de las relaciones exteriores. De todos modos, queda claro que Iglesia no es un término religioso, es un término político.

Normalmente, la iglesia era escogida por una persona llamada keruks, que significa el poder supremo, ya sea en medio de paz o guerra, que congregaba a la llamada iglesia, y este era el encargado de implementar mensajes estatales y declaraciones de guerra. En otras palabras, la palabra iglesia es un término militar y político, y no religioso. Por eso Cristo dijo: Son embajadores.

En resumen, es una cámara de representantes, llamados por un poder supremo, a congregarse para implementar las pólizas del gobierno a nivel estatal. La gran pregunta en este día, es: que tú conozcas, que tú hayas visto, que tú hayas sabido, al menos, ¿Cuántas iglesias están haciendo esto? En Mateo 16, Cristo fue descubierto. Él era el segundo embajador. Dice que el primer Adán, y luego el segundo Adán. El primer Adán, terrenal; el segundo fue, divino.

Al fallar el primer embajador, Dios, que conoce todo desde el principio, ya había inmolado al Cordero, y envió en el cumplimiento del tiempo el segundo embajador. Este embajador, dentro del pasaporte llamado Jesús, andaba escondido en la tierra. No había sido descubierto como Cristo el Rey. Y en Mateo 16, todos conocen la historia, Pedro descubre quién es Cristo. Cristo comienza a preguntar, que quién dicen los hombres que Él era.

Noten que habían pasado dos años y medio, y los discípulos no sabían a quién estaban siguiendo. Y aquí es, exactamente, donde debemos mencionar que, cuando tú tienes autoridad, no necesitas título alguno. Dos años y medio con esos muchachos siguiéndolo a todas partes y, en el momento en que les pregunta quién dicen los hijos de los hombres que es Él, todos se quedan boquiabiertos mirándolo sin saber qué responder. Es Pedro el que dice algo así como: ¡Un momento! ¡Están todos equivocados! ¡Tú eres Cristo, el Hijo del Dios viviente!

Y Cristo se sonríe, lo mira, y le dice: ¡Cálmate Pedrito! Me acabas de descubrir como embajador Déjame decirte un secreto, entonces: Siria tiene una iglesia, Nabucodonosor tiene una iglesia. César Augusto tiene una iglesia. César no es el nombre, Augusto es el nombre. César significa señor. El señor Augusto tiene su iglesia. Pero ya que has descubierto que yo también soy Rey, yo voy a construir mi iglesia. Siempre ha existido, pero está escondida en esta roca de revelación. Tu acabas de tener parte, y por eso ahora eres fuerte, porque has entendido cuál es la misión.

Entonces Cristo le dice: de manera que, como has descubierto que yo soy rey, yo voy a edificar mi iglesia. Yo también, como Rey, tendré una cámara de representantes, para que implementen la póliza del gobierno que me acaba de enviar. Porque la iglesia es una cámara de representantes, no un instituto religioso. Es un cuerpo de personas que están activamente entrelazadas entre las actividades estatales de una nación. Y comienza a decir: es más, para que entiendas de lo que te estoy hablando, las puertas del Hades no van a prevalecer. Y compara el poder de la iglesia, a nivel de puertas del reino opuesto.

Las puertas eran el centro judicial donde se llevaban a cabo las estrategias de guerra. Y el juicio era ejecutado. Fíjate; no dijo que los demonios del infierno no van a prevalecer, no dijo que los hermanitos en la carne no van a prevalecer, no. Dijo: la influencia a nivel nacional del diablo, no prevalecerá, contra la influencia nacional de la iglesia. De manera que te doy las llaves del Reino, o te hago responsable de la mayordomía del poder de Dios en la tierra. ¿A quién? A la iglesia. Lo que tú permitas, Él permite. Tú tienes la llave.

Ahora bien; vale la pena recordar que Pedro recibe las llaves cuando es Pedro, y no cuando era Cefas. Cristo, primero le ofrece las llaves a Cefas, diciendo: te llamarás Pedro. Y cuando le dijo: ahora eres Pedro, entonces les dio las llaves. Tú recibes el poder cuando te conviertes en lo que se supone serás. Siria tenía una iglesia, Roma tenía una iglesia, Nabucodonosor tenía su representante, César Augusto tenía su representante, y ahora Cristo declara que el misterio comienza a ser revelado, y la iglesia iba a manifestarse en todo su apogeo. Ya no como algo oculto, no más debajo de la cama, sino encima de la mesa, como un candelero, siendo luz a las naciones y sal a la tierra, expandiendo el Reino de Dios en su tierra de misión.

La iglesia es mucho más que un grupo de personas redimidas. Nos hemos comportado como hijos adoptivos y no como primogénitos. El que es primogénito, sabe lo que le pertenece. El que es adoptivo, siempre está pidiendo permiso. La iglesia siempre ha existido. En el cielo, la iglesia era Cristo, el creador del universo. En el Edén, era Adán, el embajador de la tierra. En la ley, se representaba en el gobierno de los patriarcas. En Israel, a través de una nación. En Éxodo 19, éramos reino de sacerdotes. En Romanos 8, éramos hijos y herederos. En Gálatas 6, somos la nación de Dios.

En Apocalipsis, somos la nueva Jerusalén. En Noé se escondió la iglesia. En el tabernáculo, se escondió la iglesia. En el arca, se escondió la iglesia. En Jacob, representábamos la iglesia. En Enoc, la iglesia fue trasladada. En el olivo, se encuentra la iglesia, nuevamente. En Gálatas 3, somos la simiente. En pedro, un pueblo escogido. En Hebreos 12, somos el monte Sion. En Efesios, la plenitud de Aquel que todo lo llena. ¡La iglesia es mucho más que una novia! Muchos andan vestidos de blanco en medio de la batalla. Ten cuidado, el enemigo te va a ver con más facilidad.

En Efesios 2, la palabra dice que somos hechura suya, creados para buenas obras preparadas de antemano. En Romanos 16 dice: y al que puede confirmaros, según mi evangelio, la predicación de Jesucristo, según la revelación del misterio, que se ha mantenido oculto desde los tiempos eternos. En otras palabras, la iglesia estaba creciendo desde el Edén, cuando fue interrumpida por la caída. Y se mantuvo como misterio, para que Satanás no volviera a hacernos caer, hasta que viniera otro embajador que restaurara el poder que perdió el primer Adán.

Y desde que llegó Cristo, estamos dispuestos a estar en plena manifestación de poder y de gloria. En toda la Biblia se encuentra la iglesia. Siempre fue el propósito. Cristo vino a libertar, no sólo al hombre, sino a la tierra, la cual fue sujetada por Aquel que cayó. Adán era un soplo de vida, Cristo era alma viviente. Nosotros, como piedras vivas que nos allegamos a la piedra viva, también tenemos espíritu vivificante, capaces de dar vida. Adán, era perfección inocente, pero Cristo fue perfección probada. De manera que Adán falló en el Jardín, pero Cristo conquistó el Jardín. Adán tuvo dominio temporal a causa de la caída. Mientras que andaba en unión con Dios, tenía dominio, pero cuando vino su desunión con Dios, perdió el dominio. Por eso ahora la creación domina a aquel que no tiene unión con el Creador.

En cambio, Cristo, la palabra nos dice en Isaías 9, que de lo dilatado de su imperio no tiene fin. Salmo 45, dice: tu trono, es trono eterno. El salmo 145 dice: tu reino, es reino de todos los siglos. ¿Será este un siglo? ¿Será este un siglo? ¿Sí? Entonces el Reino de Dios está vigente, hoy. Y tú señorío en todas las generaciones. Adán tenía la responsabilidad de guardar el Edén, y Cristo la responsabilidad hasta los confines de la tierra. Noten cómo todo fue restaurado con la venida de Cristo. Adán obtuvo una ayuda idónea, de su costado. Dios extrajo una costilla. No porque Eva no pudiera ser hecha de la tierra, sino porque fue hecha distinta que Adán, para demostrar que en unidad, hay lugar para diversidad.

Y para estar al lado, como cooperadora o ayuda idónea, lo cual significa en hebreo, una ayuda más capacitada. Para colaborar con Adán en la misión terrenal. Eva no estaba incluida en el círculo de dominio de Adán. Cuando Dios dijo: tengan dominio, Eva ya estaba creada al lado de su hombre. Ella no cayó bajo el dominio de Adán. Totalmente libre; lo que tú permitas, Él permite. El verdadero liderazgo, nunca limita la habilidad o fuerza que le es dada. Escucha, líder: la primera pregunta que te va a hacer Dios, es: ¿Qué has hecho con el ministerio de tu esposa? Tengan los mismos límites. Y Eva se convierte en la colaboradora de Adán. Pasan algunos años y, del costado de Cristo, nace una ayuda idónea: la iglesia de Dios.

Colaboradores de Cristo. Con igual dominio que él. La plenitud de Aquel que todo lo llena. No podía ser Israel, porque no podía ser natural. Tenía que ser divina. Según el segundo Adán, aquellos que son como el segundo Adán. Según el celestial, los celestiales. No trabajamos para Cristo; colaboramos con Cristo. Lo último que dijo, fue: ya no son mis siervos, son mis amigos. Pero la falsa humildad de la falsa humanidad, dice: ¡No! ¡Somos siervos de Dios! Entre tanto que los pensamientos de Eva difieran de Adán, caos entra en la tierra. Mientras tanto Eva no se alinee con lo que está haciendo Adán, tenemos la tierra llena de problemas. Y al igual que la primera Eva no se alineó con Adán, es imperativo que la segunda Eva lo haga ya mismo.

Pero Cristo, en su sabiduría, lo tuvo como misterio. Vamos al primer libro de la Biblia, que es Efesios. ¡No te preocupes, no me volví loco! Dije Efesios, la carta de Pablo a esa iglesia, no me equivoqué. ¿Por qué? Porque esta carta habla de cosas de antes de la fundación del mundo. Sería muy bueno que vuelvas a leer Efesios pero con otra óptica. No la de estudiar la vida y obra del apóstol Pablo, no la de ver cómo llevaban adelante una de las iglesias primitivas. Léelo con la visión de entender que la profundidad que Dios inspira en ciertos hombres, a veces, tiene como destino final tu mente, no la de tu pastor. Si él quiere y sus ocupaciones estructurales le dejan tiempo, que también lo haga, pero no es prioridad de Dios tus líderes. Dios te lo escribe para ti, por eso te ordena escudriñar su palabra, no quedarte con lo que Néstor Martínez te diga. Cuestión que en esta carta, todo habla de antes de los siglos, del misterio eterno. Efesios 3. Noten como siempre la verdad de Dios está presente. Porque tú te estás preguntando: ¿Cómo es que yo no vi eso? Y vamos a ver aquí como es que todo esto es progresivo.

(Efesios 3: 1) = Por esta causa yo Pablo, prisionero de Cristo Jesús por vosotros los gentiles; (2) si es que habéis oído de la administración de la gracia de Dios que me fue dada para con vosotros; (3) que por revelación me fue declarado el misterio, como antes lo he escrito brevemente, (Perdón: ¿Cómo fue que Pablo se enteró? Por revelación. No fue por información, fue por revelación)

(Verso 6) = que los gentiles son coherederos y miembros del mismo cuerpo, y copartícipes de la promesa en Cristo Jesús por medio del evangelio, (Esto significa que la administración, la autonomía del misterio que estaba escondido desde los siglos, en Dios, es de la iglesia. En otras palabras: la iglesia no comienza en Mateo ni en Hechos. La iglesia comenzó dentro de Dios. Pero estaba escondida.)

(Verso 11)  = conforme al propósito eterno que hizo en Cristo Jesús nuestro Señor, (Escúchame: ¡La iglesia fue siempre el propósito de Dios! Ahora te pregunto: ¿Es Dios lo más importante del universo? ¿Sí! ¿Eres tú creado a imagen y semejanza de Dios? ¡Lo soy! Entonces, permíteme asegurarte que tú eres lo más importante del universo.)

Ahora bien; la iglesia, hoy, está participando de lo que se conoce como La Edad de la Iglesia. Hemos sido segregados, divididos, descoyuntados, fragmentados. Hemos sido todo lo que se te ocurra que podríamos ser, menos iglesia. Sin embargo, vivimos en lo que conocemos como la Dispensación de la Iglesia. ¿Nunca lo escuchaste a esto? Por ahí andan centenares de mensajes así. La estrategia en el día de hoy, es convertirnos en la embajada del Reino de Dios. Un cuerpo que exprese la gloria y el carácter de aquel que nos envió. Un edificio jamás podrá expresar el carácter de Dios. De manera que Dios tiene un edificio que está vivo y está creciendo, para convertirse en morada del Altísimo. Para que como Adán tenía dentro de sí toda la gloria del universo, la iglesia también posea el espíritu sin medida, y nuevamente Dios y Adán, el segundo Adán, Cristo la cabeza, nosotros el cuerpo, nos paseemos en medio del valle, en el fresco del día, con la gloria de Dios en medio de las naciones.

¿Cómo podremos saber que esto es cierto? No basta con las escrituras que te he compartido, no estoy conforme. A pesar que la palabra dice que con dos o tres ya queda establecido, creo que he dicho algunas más, pero sin embargo quiero, necesito, traer otras. ¿Sabes por qué? Porque estoy consciente que es algo de muchísima controversia que, incluso, ha producido serias divisiones en el Cuerpo de Cristo. ¿Qué es? ¿Cómo funciona? ¿Cómo yo puedo estar seguro que lo que usted me está diciendo, Néstor, es la perfecta voluntad de Dios?

1.- El pacto de Dios, no falla. De manera que Él humillará al exaltado, exaltará al humillado, saca de una ciudad y pone en otra, destroza lo que tenga que destrozar, haga lo que tenga que hacer para que sus pactos se cumplan, y ya está escrito. Ya hemos dicho y enseñado que su Palabra jamás regresa vacía. De manera que lo que está dicho, está dicho, y póngale el sello que de una manera u otra, con o sin ti, va a acontecer. 2.- Sabemos que esto es cierto y que la iglesia está aquí, para ser embajada en la tierra, porque él está militando a través de la iglesia. El que está militando como león que ruge, no milita para salir corriendo.

Efesios 3:10 nos dice que la multiforme sabiduría de Dios será expresada a través de la iglesia a los principados y potestades, en lugares celestiales. Y si Dios está rugiendo como un león a través de esta iglesia, y aquella iglesia, y en la otra nación y en la otra nación, me parece a mí que no tiene prisa para irse para ninguna parte. Porque el que milita, no es para salir corriendo, es para poseer o conquistar algo. Simple lógica. Tenemos un esfuerzo concentrado, mediante lo que determina que Dios está tratando de implementar algo. Espiritualmente podría decirte que está en marcha una preparación para el establecimiento del Reino. Por eso está militando. Y, además, también nos está preparando para el reinado dentro del Reino.

Los reyes eran preparados para el reinado, en batalla. Eso no es un Reino de sacerdotes. La sola preparación nos está indicando que, la próxima fase, será la manifestación. Dios no va a rugir como si fuera a conquistar la tierra, convertirnos a todos en guerreros, luego venir y sacarnos a medianoche, como uno que va a robar una casa, y va a entregarle toda una situación a un pueblo que no sabe nada de guerra, para que mueran degollados. Tonterías. Es imposible que Dios nos entrene para guerrear, después nos saque y le entregue la obra a alguien que no sabe nada de batalla.

(2 Tesalonicenses 2: 4) =  el cual (Está hablando del hijo de perdición) se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios. (Me pregunto cuántos de ustedes han oído antes hablar de esto, y además lo han visto con sus propios ojos)

(1 Corintios 6: 19) =  ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? (Hermano… ¡Tú eres el templo!)

¡Es tiempo de sacar al anticristo de la iglesia! ¡Está sentado en medio del templo! ¡Tú eres la iglesia! ¡Tú eres el templo! ¡Tú eres el edificio! ¡Tú eres la ciudad! ¡Tú eres monte Sion! ¡Tú eres el olivo! ¡Tú eres Israel! La palabra templo, ahí, significa morada, de manera que el anticristo ya está operando en medio de nosotros, sentado en el trono en medio del templo, el cual es el corazón de los hombres soberbios que no cambian doctrinas, porque son muy orgullosos e idólatras de sus propios pensamientos.

Es hora de sacarlo fuera. Escúchame. Si yo pasara por tu casa y te entregara una propiedad, bien bonita, y te dijera que la disfrutes, y te diera las llaves y te dijera: es tuya. Construye si quieres, haz lo que tú quieras con ella. Te estoy dando la mayordomía de esta propiedad. Sólo te pondré una condición, una cláusula. Yo voy a regresar un día, que puede ser mañana mismo o de aquí a diez mil años. Pero, cuando regrese, voy a destruir la propiedad completa. Pregunto: ¿Cuántos de ustedes que me escuchan o leen, se animarían a invertir en esa propiedad? ¡Si total cuando venga la va a destruir! ¿Y si viene esta noche misma? Eso, fíjate, es lo que la doctrina dice de la tierra, y por eso la tierra está como está. ¿Quién se va a animar a hacer algo que va a terminar en derrota, de todas maneras?

Coherente, ¿Verdad? ¿Y entonces que estás haciendo allí, jugando a la iglesia? Es simple lógica y deducción, no hay que ir a la escuela para entender eso. De manera que, las doctrinas de demonios que se han levantado, en los últimos días que comenzaron en el Calvario, han llenado la iglesia de parálisis mental. Y soñando en un despertar futurista, hemos permitido que Satanás nos destruya el hoy. De manera que hemos procreado generaciones que odian a Dios, porque nunca pudieron ver la victoria que proclamábamos. ¡Ah! ¡Pero Cristo está levantando un pueblo entendido, que va a sacudir todo esto patas arriba! Del Norte al Sur y del Este al Oeste.

Sabemos que esto es cierto, porque el juicio ya ha comenzado. El juicio comienza en la casa de Dios. La casa es la iglesia, y ya hemos podido presenciar en los últimos años, episodios y contingencias del juicio de Dios. De hecho, si hoy Dios está limpiando la iglesia, no te preocupes ni te angusties, luego va a limpiar las naciones. Y te lo estoy mostrando proféticamente, para que puedas ver la iglesia, para que llegado el momento corras, y no te quedes atrás.

Y lo más importante que tengo para decirte hoy: no somos de ninguna manera una extensión del judaísmo. Somos hijos de promesa, desde antes de la fundación del mundo. En Juan 10:16, Cristo hablando, decía: También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor. ¿Escuchaste? Un solo rebaño, y un solo pastor. ¡Estaba escrito! ¿Por qué te enojas conmigo y les dices a los hermanos que me oyen que estoy loco, endemoniado y buscando dividir? ¡Estoy leyendo la misma Biblia que tú tienes, no me inventé una nueva! ¡Ahí lo dice!

Pero hermano, entonces, ¿No es como me habían enseñado a mí, que la iglesia es el producto de la negativa a entrar por parte de Israel? ¡Ni lo sueñes! ¡No somos un plan alterno! Si tú piensas de esa manera, eres impotente ante las huestes espirituales, eres impotente ante las fuerzas que vendrán a la iglesia, no tienes entendimiento ni fuerza para vencer, a menos que entiendas de una buena vez, que tú tienes autoridad legal como primogénito, iglesia de Dios sin principio y sin fin. Se nos ha enseñado que Dios tenía un reino judío, y que va a terminar con la restauración de un reino judío. Y que en medio de esa transición, hay un pedazo de jamón, escondido entre dos rodajas de pan: la iglesia.

Vas a tener que utilizar todos tus mejores recursos para convencerme de eso. ¿Será que Dios va a comenzar por el espíritu y luego va a terminar en la carne? Escucha: lo que el espíritu no pueda hacer, ¿Me quieres decir cómo lo hará la carne? El reino anterior, fue abolido en la cruz. Se rasgó el velo. Vayan a Mateo 21. Noten el verso 42.

(Mateo 21: 42) = Jesús les dijo: ¿Nunca leísteis en las Escrituras: (¡Me encanta cómo predicaba Jesús! ¡Tenía tanto cuidado que no se le ofendiera nadie!)  La piedra que desecharon los edificadores, Ha venido a ser cabeza del ángulo.(Ha venido a ser. Pasado)  El Señor ha hecho esto,(Otra vez: pasado) Y es cosa maravillosa a nuestros ojos?

(43) Por tanto os digo, que el reino de Dios será quitado de vosotros, y será dado a gente que produzca los frutos de él. (Ya pasó. Dios les quitó el Reino, y nos lo dio a nosotros. Era su propósito desde el principio. Israel sólo vino para que viniera el Mesías, y el mesías para restaurar la iglesia. ¡Pero no, hermano; no ponga a Israel abajo! La voy a exaltar ya mismo, tranquilo)

(Mateo 16: 28) =  De cierto os digo que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte, hasta que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en su reino. (A ver, a ver, un momento: o el Reino ya llegó, o Cristo es un mentiroso total, porque los apóstoles murieron. No vieron cuando vino en el poder del Espíritu Santo dentro de un odre nuevo. Ese es el Reino de Dios, el poder de Dios, en su iglesia. Romanos 11. Vamos a destruir la vaca sagrada de una vez por todas)

(Romanos 11: 1) = Digo, pues: ¿Ha desechado Dios a su pueblo? (¿A quién se está refiriendo? A Israel)  En ninguna manera. (Está claro; Dios no desechó a Israel. Fíjate por qué él dice que no ha desechado a Israel) Porque también yo soy israelita, de la descendencia de Abraham, de la tribu de Benjamín. (En otras palabras: yo no he desechado a Israel. ¡Israel es la que no me ha hecho caso! Porque yo también soy israelita, y yo soy salvo. Yo no me olvidé de Israel. Resulta que vino, se fue, ¡Y no se enteraron! Y todas las promesas de Israel tenían que ser cumplidas. Pero no se dieron cuenta. Pero Pablo recibió la luz de la revelación. Y dice: Él no se ha olvidado del pueblo, porque da la casualidad que yo soy israelita, y aquí estoy, con ustedes. Y no sé por qué ellos no están.)

(Verso 5) =  Así también aun en este tiempo ha quedado un remanente escogido por gracia. (¿Qué significa esto? Que aún en el tiempo de Pablo, había israelitas salvos. Que para ellos se habían manifestado todas las escrituras. Para el único para el que no se ha manifestado, es para el que no entiende)

(Verso 11) = Digo, pues: ¿Han tropezado los de Israel para que cayesen? En ninguna manera; pero por su transgresión vino la salvación a los gentiles, para provocarles a celos. (Para provocarles a celos. ¿A quién? ¡A Israel!)

(12) Y si su transgresión es la riqueza del mundo, y su defección la riqueza de los gentiles, ¿cuánto más su plena restauración? (Gimiendo por sus propios hermanos)

(13) Porque a vosotros hablo, gentiles. Por cuanto yo soy apóstol a los gentiles, honro mi ministerio, (14) por si en alguna manera pueda provocar a celos a los de mi sangre, (Israel) y hacer salvos a algunos de ellos. (Israel)

(15) Porque si su exclusión (De Israel)  es la reconciliación del mundo, ¿qué será su admisión, (Diciendo que la caída ha producido bien, más bien produciría que entendieran el misterio) sino vida de entre los muertos? (Leímos en Hebreos 6, que habíamos visto la restauración de los vientos y soplos de Dios, comenzando por el movimiento protestante, luego santidad, luego Pentecostés, luego carismáticos, y la resurrección de los muertos. En otras palabras, que la salvación de una nación que estaba enterrada en la oscuridad, sería resurrección de muertos)

(16) Si las primicias son santas, también lo es la masa restante; y si la raíz es santa, también lo son las ramas. (Muchos creen que Israel es el olivo, pero resulta ser que el olivo es Cristo, e Israel, sólo una rama)

(17) Pues si algunas de las ramas fueron desgajadas, (Israel, más que claro) y tú, (La iglesia) siendo olivo silvestre, has sido injertado en lugar de ellas, (Israel) y has sido hecho participante de la raíz (Cristo) y de la rica savia del olivo, (Cristo) (18) no te jactes contra las ramas; (Israel) y si te jactas, sabe que no sustentas tú a la raíz, (Que es Cristo) sino la raíz a ti. (Clarísimo: es Cristo el que te sustenta a ti)

(Verso 19) = Pues las ramas, dirás, fueron desgajadas para que yo fuese injertado. (Esto es un pensamiento, una incógnita, no una afirmación, no una declaración. Dice: si tú piensas y dices que si Israel fue cortado para tú entrar. No está diciendo que Israel fue cortado para entrar. Está diciendo que si tú piensas de esa manera)

(20) Bien; por su incredulidad fueron desgajadas, (Por eso fue, no para que entrara la iglesia) pero tú por la fe estás en pie. No te ensoberbezcas, sino teme. (En síntesis: Israel un fue cortado para que entrara la iglesia; Israel fue cortado porque no creyó. Creyendo o no creyendo, la iglesia era el motivo de Dios)

(21) Porque si Dios no perdonó a las ramas naturales, a ti tampoco te perdonará. 

(22) Mira, pues, la bondad y la severidad de Dios; la severidad ciertamente para con los que cayeron, pero la bondad para contigo, si permaneces en esa bondad; pues de otra manera tú también serás cortado. 

(23) Y aun ellos, (Israel) si no permanecieren en incredulidad, serán injertados, (Ojo: no por decreto. No sí o sí. Sólo volverán si no permanecen en incredulidad. Es coherente: el que cree, entra. Quien sea. En suma: si no se arrepienten, no vienen. Nadie va al Padre, si no por Cristo) pues poderoso es Dios para volverlos a injertar. (O sea: Dios tiene la capacidad y la habilidad de hacerlo, pero no en contra de la incredulidad. El hecho que sea poderoso y lo haga, son dos cosas bien distintas. Dios es capaz y hábil para prosperarnos a todos, pero no todos son prósperos)

(24) Porque si tú fuiste cortado del que por naturaleza es olivo silvestre, (Satanás. De ahí fuimos cortados) y contra naturaleza fuiste injertado en el buen olivo, (Cristo) ¿cuánto más éstos, que son las ramas naturales, serán injertados en su propio olivo? (Es decir que ellos tienen las mismas oportunidades, y hasta más, porque son naturales, pero sólo si creen. Si no creen, lo siento. Tenemos que tumbar la idolatría para recibir el poder de Dios)

(25) Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: (Queda claro: lo que Dios no quiere es que nosotros, los gentiles, nos jactemos en nosotros mismos) que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, (Atención: no fue todo el problema, fue en parte) hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles; (Y el verso que viene es muy importante)

(26) y luego todo Israel será salvo, (Y aquí mucho cuidado, porque la palabra original dice: De este modo Israel será salvo. La traducción dice que de esta manera será salvo Israel. ¿De qué manera?¡¡¡Creyendo!!!) como está escrito: vendrá de Sion el Libertador, (¿Y quién es ese? ¡Cristo! ¿Y ya vino o no vino? Ya vino. ¿Entonces? ¡El Libertador ya vino, y se fue!) que apartará de Jacob la impiedad. (Romanos 3:29, dice: ¿Es Dios, solamente, Dios de los judíos? ¿No es también Dios de los gentiles? Ciertamente también es de los gentiles. Porque Dios es uno, y él justificará por la fe al de la circuncisión, y por medio de la fe a los de la incircuncisión. ¿Cuántos están viendo eso claramente?)

(27) Y este será mi pacto con ellos, cuando yo quite sus pecados. (¿Y cuándo será eso? ¡En el Nuevo Pacto! El nuevo Cristo de Hebreos 10:8, ya está establecido. Donde dice que escribirá sus leyes, en los corazones de los hombres. ¿Están escritas en tu corazón? ¿Sí? Entonces el pacto ya vino y se fue)

(28) Así que en cuanto al evangelio, son enemigos por causa de vosotros; pero en cuanto a la elección, son amados por causa de los padres. (Son muchos los llamados, pero pocos los escogidos)

(29) Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios. 

(30) Pues como vosotros también en otro tiempo erais desobedientes a Dios, pero ahora habéis alcanzado misericordia por la desobediencia de ellos, (31) así también éstos ahora han sido desobedientes, para que por la misericordia concedida a vosotros, ellos también alcancen misericordia. 

(32) Porque Dios sujetó a todos en desobediencia, para tener misericordia de todos. (Era un misterio de unificar a todas las naciones, en un solo cuerpo. Dios no tiene predilección nacional. Dios tiene una nación celestial. Romanos 4:15, dice: Pues la ley produce ira, pero donde no hay ley tampoco transgresión. De manera que vino la ley para que todos transgredieran, para que todos tuviéramos la oportunidad de obtener misericordia.

(Verso 33) = ¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos! 

(34) Porque ¿quién entendió la mente del Señor? (¡Casi nadie!) ¿O quién fue su consejero? (Sino Cristo Jesús.)

(35) ¿O quién le dio a él primero, para que le fuese recompensado?

(36) Porque de él, y por él, y para él, son todas las cosas. A él sea la gloria por los siglos. Amén.

Entonces, vemos que somos ramas, con la disposición de ser cortados en cualquier momento, tanto Israel como los gentiles. Pero, en Cristo, ni Israel ni gentil: un solo cuerpo, Cristo Jesús. Nada existe fuera de la iglesia. En los últimos días se verá esta cámara de representantes del Reino de Dios, caminando en forma corporal. El Misterio ya ha sido revelado. En Efesios 5, la palabra nos dice claramente un pasaje que ha sido ocasión, para muchos, de enyugarse unos con otros.

(Efesios 5: 24) = Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo. 

(25) Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, (26) para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, (27) a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha. 

Y mucha atención con esto, hermanos casados, esposos, padres, abuelos. Si Cristo nos da a nosotros lo que necesitamos aun antes que se lo pidamos, obligación divina y de diseño es para el esposo, padre de familia y cabeza espiritual de la casa, proveer a su esposa de todo lo que ella necesita, aún antes que ella tenga que pedírselo. Y concluye diciendo que se presentará a sí mismo una iglesia santa y sin mancha. ¿Sabes qué? Las manchas son las doctrinas.

(Verso 32) =  Grande es este misterio; más yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia. (Entiéndelo. Te está diciendo que está hablándote de Cristo y la iglesia, no del matrimonio humano. Eso para que no te fabriques una doctrina de tiranías y despotismos conyugales, patriarcales y machistas,  y pretendas avalarlo todo con este pasaje. ¡No funciona! ¡No fue eso lo que Pablo escribió!)

El entendimiento de la iglesia es que, según Adán tuvo la ayuda idónea, y ella tenía el mismo poder sin límites, la segunda Eva también es ayuda idónea de Cristo, el que representa al segundo Adán. La primera Eva, andaba en gloria y representaba gloria. La segunda Eva, tú y yo tenemos que andar en sumisión y en gloria. La primera Eva, andaba desnuda, no tenía temor ni inseguridades, ni fracasos, ni rechazo, ni espíritu de contienda. Estaba muy confiada en su propia identidad, no andaba con ataduras y estaba orgullosa de su naturaleza.

De igual manera, la última Eva, andará desnuda de espíritu religioso, no tendrá tapaderas babilónicas ni sistemas mundanos, orgullosa de su naturaleza, cubierta de la gloria de Dios, sin  espíritu de rechazo ni de timidez, y con todo de nuevo, los cristianos caminarán desnudos del mundo y revestidos de la gloria de Dios. La primera Eva tuvo la oportunidad de sacrificar la voluntad de Dios. La segunda Eva se encuentra en este momento en el mismo jardín de la tierra, con la misma oportunidad de sacrificar la voluntad de Dios. Sólo que ya está escrito. No van a morir en la instancia, sino que irán adelante como iglesia gloriosa.

La primera Eva, en Génesis 3:15, perdió la responsabilidad, y en aquella misma escritura, Dios profetizó que la responsabilidad de restaurar lo que la primera Eva perdió, le correspondía a la simiente de la segunda Eva, la iglesia de Dios. Todo lo que la primera Eva perdió, la iglesia tiene que recuperarlo. Génesis 3:16 dice: El deseo será para su marido, que es de donde se agarran los miles de religiosos machistas para obliga r a sus mujeres a sentir como no les inspiran de sentir.

Lo que te está diciendo es que el deseo de la iglesia, siempre será para su cabeza. El deseo de la segunda Eva, será cumplir los propósitos del rey. El deseo, como Filipenses 2:12, estaremos trabajando nuestra propia salvación y buscando unirnos con el propósito de la cabeza. El deseo de la mujer es la iglesia. El deseo de la Eva, es su marido, Cristo Jesús.

(Apocalipsis 22: 17) =  Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente.

La iglesia fue entregada a Adán, en medio del jardín. El Padre celestial, tomó a Eva de la mano, y mientras Adán estaba ocupado en su misión de embajador. Paseó a Eva por el jardín. La llevaba de la mano, y se la entregó a Adán. De igual manera, en el cierre de los tiempos, Dios tomará su iglesia divina, en toda gloria, en todo apogeo, de la mano y la paseará en medio de todas las naciones, y van a oír y a ver la gloria de Dios, y se la entregará a Cristo Jesús, el marido. Así es que, mi amado hermano o hermana que me estás escuchando o leyendo, a partir de este momento, en el nombre bendito de Jesús, te invito a que examines y te examines si estás formando parte de esa iglesia genuina. Ese es tu salvoconducto final.

Comentarios o consultas a tiempodevictoria@yahoo.com.ar

enero 2, 2020 Néstor Martínez