Estudios » Blog

¿Ser o no Ser? Sin dudas: ¡Ser!

IMG_20180224_101755357

     Pues es Judío el que lo es interiormente, y la circuncisión es la del corazón, por el Espíritu, no por la letra; la alabanza del cual no procede de los hombres, sino de Dios.”(Romanos 2:29).

Esto es un claro símbolo para el tiempo presente, pero habrá que empezarlo a observar desde su inicio. No todos los hombres nacen siendo Judíos. Porque no es un Judío quien sólo lo es en lo externo. Tampoco es un Judío quien que niega al espíritu, La tradición, el llamado de un Judío; Sin embargo, es un Judío quien lo es interiormente Por la fe, convirtiéndose en su corazón.

Este es el camino de toda la vida. Un cristiano, -tú lo sabes-,  es alguien que recibe el Espíritu de Cristo, por la fe, convirtiéndose de corazón. UN cristiano no es alguien que comienza a asistir a una iglesia que declara ser cristiana. Probablemente lo incluya, luego, pero su inicio es por algo que ocurrió en su interior, no en su exterior.

Un idealista político, por ejemplo, no tiene que llevar una tarjeta para serlo. Puede negarle al mundo que lo es, si su ideología o su postura social o política están mal vista o perseguida. Sin embargo, si por dentro abraza el espíritu, la tradición, la vocación, de alguien con esa misma ideología, él lo es en lo interior.

     Lo que un hombre es no puede determinarse por las palabras y las alabanzas de los hombres, sino por lo que Dios ve en el corazón. Como un hombre piensa en su corazón, ¡Así es él! Todos los días me toca decirle por lo menos a cuatro o cinco hermanos en duda, que Dios no presta demasiada atención a lo que dices o a lo que haces, sino exclusiva y preferencialmente, a lo que eres.

Comentarios o consultas a tiempodevictoria@yahoo.com.ar

marzo 24, 2018 Néstor Martínez