Estudios » Blog

En Defensa de la Verdad

images (1)

     Pablo, en una de sus cartas, le agradece a Dios por un pueblo que permanece firme en los tiempos de dificultad. Este Remanente Santo se levantará en contra del espíritu del anticristo y se mantendrá firme. Dicho remanente nunca será vencido. Por el contrario, ¡es pueblo que vencerá al mundo, a la carne y al maligno!

     Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros… de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación… Así que, hermanos, estad firmes y retened la doctrina que habéis aprendido…Y el mismo Jesucristo Señor nuestro, y Dios nuestro Padre, el cual nos amó y nos dio consolación eterna y buena esperanza por gracia, conforte vuestros corazones y os confirme en toda buena palabra y obra. (2 Tesalonicenses 2:13-17).

     Este Remanente Santo ama la verdad y no tiene miedo a ser desaprobado. Ellos se examinan a sí mismos a la luz de la Palabra de Dios, dejando que ésta los perfore hasta lo más profundo. Hermano, amigo, si tú mantienes tu corazón abierto a la verdad- si tú continúas enamorándote de la Palabra de Dios – el Señor se establecerá en ti y no habrá fuerza externa, por poderosa que parezca, que te doblegue.

     Los que confían en Jehová son como el monte Sión, que no se mueve, sino que permanece para siempre. Como Jerusalén tiene montes alrededor de ella, así Jehová está alrededor de su pueblo desde ahora y para siempre. No reposará la vara de la impiedad sobre la heredad de los justos; no sea que extiendan los justos sus manos a la maldad. (Salmo 125:1-3).

     El espíritu del anticristo tiene una vara que simboliza autoridad. Pero su poder y dominio no estarán sobre ti porque eres parte del Remanente Santo de Dios. Pero eso será realidad siempre y cuando tú no pierdas tu amor por la verdad y, por consecuencia implícita, tu aborrecimiento por la mentira en cualquiera de sus groseras o elegantes formas.

     Os he escrito a vosotros, porque sois fuertes y la palabra de Dios permanece en vosotros, y habéis vencido al maligno. (1 Juan 2:14).

     …porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y ésta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe. (1 Juan 5:4).

     Este mundo del siglo veintiuno, donde quiera que tú estés habitándolo, está regido y gobernado por la mentira. Es tanta y de tal magnitud que, en muchos casos, ha sido incorporada a las formas cotidianas de vida de la sociedad toda. Lo terrible de eso, es que en el marco de esa sociedad, está instalada la llamada iglesia del Señor, y no es exagerado ni malicioso decir que en muchos casos, esa clase de iglesia forma parte de las mecánicas del mundo en el que pretende ministrar. Por eso no hablamos de iglesia, sino de Remanente Santo.

     Deja que el espíritu del anticristo venga; está escrito que así será y no podrás impedirlo. Pero tú no serás movido por él, porque te encontrarás firmemente establecido en la verdad de la Palabra de Dios. Tú serás encontrado en la casa de Dios, que nunca es un templo hecho por mano de hombre ni una monstruosa organización humana, sino un corazón puro y recto delante de Él, alabándole con ese corazón puro, y tu fe vencerá todo lo que el enemigo atente contra ti. Tenlo muy en cuenta porque el tiempo de la última y Gran Mentira se acerca, y sólo perteneciendo a ese Remanente Santo no serás víctima de sus consecuencias.

Comentarios o consultas a tiempodevictoria@yahoo.com.ar

abril 10, 2018 Néstor Martínez