¿Quieres Cenar Conmigo?

En el marco del mensaje a las siete iglesias, vemos que Él le dice a un hipotético hombre: “Te crees rico”. Ese es el hombre rico, de la parábola, que no entra. Que se creía rico, pero que estaba desnudo.

Ahora recuerda. ¿Quién estaba dormido? Adán. Se creía rico. ¿Cuál es la mentalidad del hombre rico? Gastar sin miedo. ¿Qué le podría pasar si es muy rico? Es difícil que un rico entre, ¿No es así? Y no hablo de un rico de dinero, hablo de un rico de aquí arriba, el que se cree que tiene tanto ya, hecho, que le cuesta reducirse como un niño para entrar a la próxima fase del reino.

 Se enriqueció en su nivel. Tengo una mega iglesia, tengo no sé cuántas células, estoy en el ápice del mover carismático. ¿Cómo quieres tú que yo cambie mi mensaje para entrar en la próxima fase del reino? ¡Mejor me muero y me llevo a todo el mundo conmigo!

 Se quedaron en el segundo aposento, sólo que no es para siempre. No hay nada malo con ese nivel de entendimiento, pero hay más. Ese ha sido permanentemente el problema de la iglesia: creer que llegó a cierto lugar cuando, en verdad, aún no se ha movido. Mira como se ve esto desde Cristo.

Cristo siempre se introduce como la solución al problema, pero déjame mostrarte que todo lo que le ofrece a la iglesia, hay que pasar el velo para obtenerlo. Si tú te quedas en el Lugar Santo, no vas a ser participante de lo que el vencedor decida. No estoy hablando que tú no seas salvo, sino que no eres participante de lo que se le ofrece al vencedor.

(Apocalipsis 2: 1)= Escribe al ángel de la iglesia en Efeso: el que tiene las siete estrellas en su diestra, el que anda en medio de los siete candeleros de oro, dice esto:Observa que se presenta como el que anda en medio de los candeleros.

(Verso 5)= Recuerda, por tanto, de donde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pu8es si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido.Nota que el problema es la luz. Dejaron su primer amor y entonces Él se presenta como la solución. Mira la próxima iglesia y lo vas a ver mejor.

¿Cuál era el problema de ellos? La doctrina de los nicolaítas. ¿Cuál es esa? Que tenemos una mega iglesia con diez mil miembros que viene los domingos y un grupo de asalariados. Necesita toda la función de la iglesia. Esa es la doctrina de los nicolaitas. Dios dice: “La detesto”.

 ¿Y ahora qué hacemos? Gracias a Dios que yo no escribí el libro. ¿Qué le va a dar al que venza? ¿Cómo va a vencer? Teniendo la luz del candelero. Le va a dar de comer del árbol de la vida. En todo el tabernáculo que es el modelo.

¿Que pieza tenía que ver con el árbol de la vida? La vara de Aarón. Que tiene vida sin estar conectada a nada. ¿Adonde está? En la tercera dimensión. Si tú no llegas allá, no la obtienes. Segunda iglesia.

(Verso 8)= Y escribe al ángel de la iglesia en Esmirna: el primero y el postrero, el que estuvo muerto y vivió, dice esto:¿Cuál es el problema que tienen? Mira el verso 11.

(Verso 11)= El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte. ¿Por qué? Porque Él se introdujo como el que estaba muerto, pero ya está vivo al final.

¿Qué le ofrece? Le ofrece, en el final del verso 10, la corona de la vida. El labio de la mesa del propiciatorio que estaba alrededor de los querubines, encima del arca, se llamaba “La corona de vida”. Y una vez más, para obtenerla, tú tienes que pasar a través del velo. Recuerda que el velo es la carnalidad adámica.

(Verso 12)= Y escribe al ángel de la iglesia en Pergamo: el que tiene la espada aguda de dos filos, dice esto:

Hebreos 4:12 nos dice qué es lo que hace eso de la espada aguda de dos filos. Revela y discierne lo que es Eva de Adán. Es lo único que le separa lo que parece ser Espíritu, pero que es alma. El llega hasta los tuétanos y le revela todas las cosas.

 Es uno de esos ministerios que a la gente no le gusta. Enseguida va a salir alguien a decirle: “-¡Usted me trajo problemas!-“Perdón. Lo siento mucho, pero yo sólo revelé el problema. Allí andaba el problema. Era pecado. Había que revelarlo y dar lugar al arrepentimiento.

 Tú has hecho caso omiso del problema. Eso es peor, se llama prevaricación. ¿Qué dice Él? El que tiene la espada aguda, esa es la solución. Se presenta con eso. ¿Qué es lo que tiene ahí? El tiene ahí a Balaam; esa es la mercadería de la iglesia.

(Verso 13)= Yo conozco tus obras, y donde moras, Oye: a mí no me engañas tú, eh? donde está el trono de Satanás Es decir: el epicentro, donde está la fuerza más concentrada de Satanás. pero retienes mi nombre, y no has negado mi fe, ni aún en los días en que Antipas mi testigo fiel fue muerto entre vosotros, donde mora Satanás.

Primero: el ataque más fuerte de Satanás es hacerte abortar a ti el nivel de fe que tienes. Peor que la homosexualidad. Ese es el trono de Satanás. Yo pensaba que en el trono de Satanás iba a haber prostitución, droga, suicidio, no.

 Las tres armas más fuertes provienen del epicentro. La primera: Lo has visto, ¡Pero no lo creas! Está bueno el mensaje, ¡Pero quédate allí! ¡No exageres! ¡Te puede costar algo! ¡…Vas a perder el crédito…! ¡Mejor vamos a traer a Fulano para que traiga gente! ¡Así nos consideran iglesia fuerte! – Babilonia va a caer…

Escribe el que tiene la espada de dos filos: Balaam. Lo tiene a Balaam que enseña a poner tropiezos, verdad? Tienen también la doctrina de los nicolaitas que yo aborrezco. Escucha: ¿Estamos haciendo lo que Dios quiere o lo que Dios aborrece?

(Verso 16)= Por tanto, arrepiéntete; pues si no, vendré a ti pronto, y pelearé contra ellos con la espada de mi boca.

La solución a una falsa palabra de mercadería, es una palabra cortante, como la que se está dando desde aquí. ¿Y qué le va a dar si vence? Maná escondido. ¿Y adonde está? En El frasco dentro del arca. Tú tienes que cruzar, si no cruzas no puedes. El mover carismático no te ofrece nada de lo que Cristo te ofrece.

(Verso 18)= Y escribe al ángel de la iglesia en Tiatira: el hijo de Dios, el que tiene ojos como llama de fuego, y pies semejantes al bronce bruñido, dice esto.

¿Cómo se presentó? Como el hombre que ve a través tuyo, a través de ti. Tiene ojos de llama de fuego. ¿Cuál es el problema con esa iglesia? Jezabel. ¿Cómo se presenta? Como discernimiento. Fíjate en este detalle: donde hay un verdadero apóstol, Jezabel no asoma ni siquiera su nariz. Jezabel no es una profetisa; Jezabel es un sistema que compromete a los ministros de la iglesia. ¿Por qué yo digo eso? Porque allí dice esto:

(Verso 20)= Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos. Dice que enseña. Esto significa que también se manifiesta como una doctrina, porque enseña. Y esa enseñanza seduce a los siervos a fornicar, que es errar en el propósito. ¿Y qué va a pasar con ella?.

(Verso 23)= Y a sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según sus obras.Sabrán que yo soy el de los ojos como llama de fuego, el que escudriña la mente. Y al que vence, ¿Qué dice que le va a dar? Verso 28: la estrella de la mañana, que es la manifestación de Dios en el arca.

 ¿Por qué yo sé qué es? Porque Pedro dice que se obedece a la palabra de la cual tenemos las preciosas promesas, hasta que la luz aparezca como el lucero de la mañana en nuestros corazones. Es la manifestación de Cristo en el arca que eres tú..

(Apocalipsis 3: 1)= Escribe al ángel de la iglesia en Sardis: el que tiene los siete espíritus de Dios, y las siete estrellas, dice esto:Los siete espíritus de Dios hablan de la plenitud del Espíritu.

(Verso 3)= Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón y no sabrás a qué hora vendré sobre ti.

(Verso 5)= El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré mi nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles.Las vestiduras blancas son las interiores de los sacerdotes cuando cruzan el velo. Se quitaban todas las cosas azules y entraba con los paños de lino blanco.

Todo lo que Dios te ofrece a ti, impone que tú tengas que cruzar el velo carnal de tu monte para llegar allá. Tienes que ser gobernado de adentro hacia fuera. El reino de Dios está EN vosotros. Esto destruye las falsas prioridades de las obras externas que no conmueven a Dios.

(Verso 7)= Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: esto dice el santo, el verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre.Aquí se presenta como una llave. ¿Qué te dice el verso 8? Pongo delante de ti una puerta. ¿Por qué? Porque yo soy la llave.

(Verso 12)= Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios.(NOMBRE, aquí, es la palabra ONOMA, y significa CARÁCTER. El 666 les da el carácter o la mentalidad de Adán a algunos, y Dios, al que vence, le da SU carácter y SU mentalidad.

Haya este mismo sentir en vosotros, que hubo en Cristo. Que tenga la misma mentalidad. Y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo. Nuevo porque termino de hacerme uno con Él en la tercera dimensión.

(Verso 14)= Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: he aquí el amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto:Y luego le dice algo bien terrible.

(Verso 16)= Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.

Tibio, es el Lugar Santo, porque caliente es la llama del Fuego de Dios, y frío es el atrio, que no tiene tapas. Es decir que si tú te quedas en el mover carismático, te considera tibio. Tú eres lo suficientemente adulto como para querer ser independiente, pero no tienes la responsabilidad como para producir. Y ese es el problema que estamos experimentando hoy y ese es el llamado de Dios en este momento: de ir más allá de aquello que la emoción nos proporciona.

Nota que luego dice que tú te consideras rico, pero estás ciego y desnudo. Y que compres oro refinado en el fuego, es decir: que tú pases por todo lo que estamos hablando para que la vergüenza de tu desnudez sea cubierta.

(Verso 20)= He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con el y él conmigo.

 ¿Cómo se llama, mayoritariamente, la primera comida del día? Desayuno. ¿Y la segunda? Almuerzo. ¿Y la que se toma por la tarde? En Argentina es merienda, refrigerio. Por lo tanto, ¿Cuál es la cena? La última comida del día.

 Eso es hoy. Él te promete la última comida del día. Va a tener comunión contigo  en la última comida del día. No en la primera, esta no es puerta de salvación. No es desayuno lo que te está ofreciendo, es banquete. De eso hay una parábola en Lucas capítulo 14.

Recuerda que Él está tocando la puerta y este libro está escrito para aquellos que tienen clavada la oreja a la puerta. Él te dice: Yo Soy la puerta. Es decir que el principio de clavar la oreja a la puerta, es que tú vas a ir más allá de la demanda de la ley. Que tú quieres quedarte con tu amo más allá de lo que la ley exige. Traduciendo esto al hoy: tú quieres hacer más de lo que se te exige.

(Lucas 14: 16)= Entonces Jesús le dijo: un hombre hizo una gran cenaRecuerda que Él dijo que entrará y cenará; ahí está la cena.

(17) Y a la hora de la cena, Recuerda: El desayuno el Atrio, el almuerzo el Lugar Santo, la cena, entonces, sería: el final del día, no es así? envió a su siervo a decir a los convidados: venid que ya todo está preparado. Esto es: ya todo está consumado. Consumado es.

(18) Y todos a una comenzaron a excusarse. El primero dijo: he comprado una hacienda, y necesito ir a verla; te ruego que me excuses.Esto es una mentira porque nadie compra un terreno sin ir a verlo antes. ¡Lee bien! Son excusas…nada más.

(19) Otro dijo: he comprado cinco yuntas de bueyes, y voy a probarlos; ¿Qué, iba a hacer una competición de bueyes? te ruego que me excuses.

(20) Y otro dijo: acabo de casarme, y por tanto no puedo ir.¿Y qué estabas haciendo aquí?

Vamos a aplicarlo con la misma terminología del libro. No es el desayuno, no es el almuerzo; es la cena, la última comida del día. Invitó a muchos a que salieran del almuerzo, a que salieran de las arras del Espíritu y entraran a la plenitud.

 Uno dice que tiene bueyes. Bueyes, en la Biblia, son los animales de carga. Representan ministerios. Él tenía cinco, no? Sí, él andaba con los cinco ministerios, según dice, verdad? No puedo cruzar el velo porque tengo este ministerio que sólo funciona de este lado. Yo tengo un ministerio ya aprobado y reconocido mundialmente. Tengo cinco. Tengo la plenitud de los dones en mi iglesia.

Tener los cinco dones no significa tener los cinco títulos, sino que cada miembro de la iglesia opera en cinco unciones que muy rara vez se encuentran en un solo lugar. No tiene nada que ver con tener una posición o una jerarquía dentro de alguna organización eclesiástica.

Tiene una iglesia profética, es decir que sabe como invertir cuando llegue el mañana antes de Jesús. Eso es ser profético, no es profetizar. Es una iglesia militante, que no se escapa, no se raja ni se agrieta cuando hay presiones. No hace falta consejería pastoral, ¿Se entiende?

 Son fuertes. Tiene una iglesia apostólica, son pioneros. Pioneros en regiones, pioneros en mensajes. Tienen el gobierno de Dios, pueden gobernar. Tienen una mentalidad que les dice que ellos son la solución al problema. Tienen una iglesia evangelística, que cada miembro siempre está buscando a alguien para traer.

No hacen falta células, porque cada uno trae a alguien. Tienen una iglesia pastoral. No hay consejería porque todo el mundo se cuida. Si uno tiene pan y el otro no, se lo comparte. Tienen una iglesia que tiene el espíritu del maestro; escudriñar para sacar lo malo y permanecer en lo bueno. Eso es tener los cinco dones, no cinco ministerios.

Dios tenía una gracia en plenitud y dividió su gracia en cinco unciones para que sean transferidas al cuerpo, para que ese cuerpo expresara la misma plenitud que Él tuvo en sí mismo, no para profetizar. Los hombres, más tarde, convertimos eso en negocios privados.

¿Cuántos conocen la historia de Elías y Eliseo?  ¿Qué estaba haciendo Eliseo cuando Elías lo encontró? Estaba arando. ¿Y arando con qué? ¡Con los bueyes! Y Eliseo le dijo: ven, te daré otra dimensión. ¿Qué hizo Eliseo con los bueyes? Los sacrificó.

El problema de hoy es que la gente no quiere sacrificar el fruto del hombre. Tú no puedes avanzar hacia la próxima fase del reino si no entras como un niño. Otro dijo: acabo de comprar un terreno. ¿Que le dijo Él? No compres otro terreno. No busques más, aquí te quedas.

 Habla de compromiso permanente. El otro dijo: ¡No! ¡No puedo! ¡Si me acabo de casar, tengo una mujer! Entiende: si Él lo está invitando a tener comunión con Él y el otro tiene otra mujer, es un adúltero. La otra mujer, es Babilonia.

Tengo compromisos con mi doctrina. Tengo compromisos con ciertas relaciones. Termino de casarme, tengo pacto con otro. ¡No puedo irme contigo, Señor! ¡Ya sé que tú me quieres llevar a la tercera dimensión, pero es que tengo pacto aquí! ¡Acabo de comprometerme con mi nueva cobertura!

 Mira; tú lo puedes explicar como tú quieras, pero nosotros estamos hablando de cómo derrotar a Babilonia, de eliminar la confusión. No te olvides: muchos le dirán Señor, Señor y sin embargo Él no los conocerá. Aunque hayan profetizado en su nombre.

(Apocalipsis 3: 21)= Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi padre en su trono.

 (22) El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

(Apocalipsis 4: 1)= Después de esto miré,¡Un momento! ¿Después de que? Después de todo lo que acabamos de compartir. No es después que nadie se vaya, es después que tú respondas correctamente a los tres primeros capítulos.

 Es después que Tiatira se desliza de Jezabel. Es después que quebranta todo el espíritu de nicolaita en su casa. Después que acepte los ojos de oro purificado y saque todo lo que es Babilonia de la casa de Dios. Después que tú corriges y pasas el velo, tú vas a ver el trono de Dios del cual se produce un mensaje.

 Vas a ver al verdadero pueblo de Dios, donde se van a desatar los sellos de un libro que estaba sellado, pero que al cruzar el velo, ya no lo estará. “Después de esto”. ¿Después de que? Después de todo lo que hemos hablado cada vez que hemos tocado este tema.

 Después que tú entiendas, definitivamente, estas cosas, después que sacrifiques, definitivamente, a Eva; después que te muevas, definitivamente, del razonamiento carnal, tú asciendes a otra esfera espiritual.

Después que tú dejes la adolescencia y entres en compromiso. Después que puedas tejer en las fibras del velo mental los atributos de los querubines de Dios. Después de esto, tú vas a ver un mensaje desatado de su medio. Las cosas que fueron,  ahora las que están.

Si no entiendes lo que fue, jamás podrás ver lo que está. Y mucho menos prepararte para lo que habrá de venir. Lo que fue, es la carta escrita en tu corazón. Lo que es, es la epístola abierta ante las naciones.

Pero todo es porque ya está consumado. Nosotros, lo que hacemos, es quitar todo lo que lo oculta. Estamos revelando a Cristo. Corriendo el velo. Aunque no lo vemos a Él, vemos el candelero. La iglesia.

Después de esto, he aquí una puerta abierta. ¿Cómo ministró Cristo? Con cielos abiertos. No era un agujero en el cielo. Él tenía a su disposición a cualquier hora todos los recursos en los lugares espirituales. Nosotros, hoy, tenemos que orar por eso, ya que como no tenemos la madurez espiritual para usarlos todos, andamos jugando con los juguetes, que son los dones.

Pablo les dijo a los Corintios después de enseñarles sobre los nueve dones: “Después que entiendas los nueve dones, déjame enseñarte un más excelente modo de terminar tu carrera.” Amor. Ágape. Carácter. ¿Por qué? Porque el final no es algo que tú haces, sino algo en ti que se convierte.

La forma de medir el crecimiento de un ministerio, no es numérico, sino por el estado de ser de la gente. Si la abuela no sabe qué es lo que está haciendo Dios, entonces la iglesia todavía está débil. – ¡Ah, no! ¡Si mi iglesia es bieeen fuerte! ¡Tengo diez mil miembros! – Déjame hacerte una pregunta: Dios está madurando al pueblo. Pero eso no va a pasar a menos que nosotros seamos responsables.

(Apocalipsis 4: 1)= Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la primera voz que oí, como de trompeta, hablando conmigo, dijo: sube acá, y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas.

Que no te extrañe: en toda la Biblia Dios ha estado diciendo: ¡Sube acá! ¡Razona conmigo! ¡Yo estoy acá! ¡Mis caminos son más altos! Sube a la soberana vocación. Toda la vida ha estado diciendo “Sube acá”. Me pregunto, entonces, por qué el “sube acá”, ahora, va a ser geográfico… Te mostraré las cosas que van a suceder después de estas.

¿Después de qué? ¡Después que tú corrijas todos los errores que acabamos de ver! Por eso hay reforma. Hay gente predicando reforma sin ser reformadores. Tú no puedes reformar una iglesia si andas en el mismo nivel de la iglesia que quieres reformar.

(2) Y al instante yo estaba en el Espíritu;Claro que sí, terminaba de cruzar el velo. No era nada carnal. y he aquí un trono establecido en el cielo, Por supuesto, el arca y en el trono uno sentado. Lo estamos cantando, verdad? Él está entronizado en nosotros. ¿Lo cantamos o no lo cantamos? Lo que pasa es que allí lo hacemos artísticamente, pero no entendemos nada.

(3) Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe,Y a partir de allí comienza a descubrirte la nueva Jerusalén coralina, y había alrededor del trono… ¡Púm! Lo primero que tú ves cuando cruzas el velo, es pacto.

En el segundo nivel, tú no ves ningún arco iris. No lo hay. El mover carismático no está comprometido con nada más que con ellos mismos. Nos cuesta salir de allí. Pero cuando tú cruzas el velo ese, todo tiene que ver con pacto. Un arco iris.

 Cuando veo arco iris, lo primero que pienso es en Noé. Como en los días de Noé… ¡Ah! ¿Y qué tiene que ver el pacto de Noé? Bueno; el pacto de Noé marca un nuevo orden. Marca el comienzo de un nuevo día. Por eso, en tipología, sólo se salvan ocho.

 Eso no significa que sólo van a salvarse ocho en el final. Es que ocho, es el número de nuevo comienzo. Y después que hay pacto, hay un nuevo comienzo en la iglesia. Todo lo que estemos enseñando en la reforma, es para un nuevo nivel de compromiso. Una alianza que va por encima de las amistades. Una relación por causa y por compromiso, no por gusto.

Todo lo que Dios encara, es a partir de pactos. Dios es un Dios de pacto. El mundo, está lleno de hijos nacidos sin pacto, fuera de pactos. Hijos bastardos. ¿Podemos, como iglesia, suponer siquiera que Dios hará de nosotros hijos bastardos?

¡Ah, hermano! ¿Usted está hablando de los divorciados? No. Estoy hablando de los hijos sin pacto, y eso incluye a mucha gente que pasó por una oficina administrativa, firmó actas, libros, le dieron una libreta, fue a una iglesia y recibió la bendición de un ministro.

¿Pero es que no es eso lo correcto? Sí que lo es, pero cuando hay un verdadero pacto delante de Dios. Cuando ambos contraen ese pacto con honestidad y verdad. De otro modo es pura pompa, ritos, ceremonias y legalismos. Sus hijos serán bastardos para Dios. ¿Estás entendiendo lo que quiero explicarte? Reitero: ¿Tú crees que Dios hará de nosotros hijos bastardos?

 En absoluto. Entonces, pacto. Es decir que, la transición al nuevo orden de las cosas, no es por un mero viaje geográfico. Videos, CD, Internet, DVD. Además esa transición está, primero, dentro de una persona. El arca de Dios, Cristo. Si tú no entras en el arca, no entras en el mover. Porque es el arca lo que te protege.

 ¿Qué es el arca? Es la mentalidad. ¿Por qué? Porque el arca tiene trescientos codos de largo, que es el poder sobrenatural de Dios, como los trescientos de Gedeón. Tiene cincuenta codos de ancho, que es la plenitud del Espíritu, Pentecostés. Y tiene treinta codos de estatura, que es la estatura del varón perfecto. Todos los reyes llegaron al trono a los treinta.

 El arca representa un pueblo que ha llegado a la plenitud del varón perfecto. Esa mentalidad es la que te guarda a ti del juicio. Los principios que te gobiernan son los que te producen o no en tiempos de escasez.

Eso por si estas de acuerdo con aquello de: …No los saques del mundo, sólo guárdalos del mal… …Y que como en los días de Noé, así también será la venida… ¿Adonde paró el arca de Noé? En el Monte Ararat. ¿Qué significaba Ararat? “La maldición ha sido revocada”. ¿Qué pasó en la cruz? La maldición fue revocada.

Toda la Biblia dice lo mismo. El mensaje, en realidad, es sencillo. Somos nosotros los que lo “endoctrinamos”. Tienes que meterte tú en eso que estás siendo juzgado. ¿Quién fue juzgado? El hijo de Dios. ¿Y adónde estamos nosotros? EN Cristo. En Él juntamente fuimos crucificados.

En Él juntamente morimos. En Él juntamente fuimos sepultados. En Él juntamente fuimos vivificados. En Él juntamente fuimos levantados y en Él juntamente ya estamos sentados en lugares celestiales. El mismo lugar donde estamos bendecidos con toda bendición espiritual.

 El mismo lugar en donde tenemos toda milicia y guerra espiritual contra principados y potestades. Es el mismo lugar en que Efesios 3:10 nos dice: …Que será revelada la multiforme sabiduría de Dios a principados y potestades en lugares celestiales…

Es el mismo cielo en el que Cristo estaba parado cuando estaba hablando con Nicodemo. Es el que subió y descendió, pero está en el cielo. Es una dimensión, es un estado de ser, es un carácter que tiene, al igual que un matrimonio bien engendrado, bien trabajado, bien comprometido, es una familia hermosa, asimismo debe ser nuestro compromiso con la causa de Dios para producir la misma cosa en el mundo del Espíritu.

 No va a haber el producto de un varón perfecto, sin una iglesia casada con Dios. Estoy hablando de casamiento. No estoy hablando de ritos, pompas o ceremonias, estoy habando de pacto.

Una iglesia casada no cuestiona tonterías, por ejemplo, la ofrenda. No hay esposo íntegro que ponga reparos en darle algo a su mujer. No hay mujer honesta que pretenda regatearle algo a su marido. Ninguno de los dos pregunta ni cuestiona, sólo da. Ah, me olvidaba: A ninguno de los dos se le ocurriría manipular emocionalmente al otro para que de más.

Sólo un detalle nimio, minúsculo, pero que debe decirse para que esto no quede apuntado hacia un solo lado. Si esa esposa se malgasta todo lo que se le da o lo derrocha en maquillajes externos para embellecerse por fuera aunque no se haya duchado, tienes derecho a no darle nada hasta que no modifique sus conductas. Esto también es así.

Si tú no te casas con alguien porque no puedes decirle “estoy contigo hasta que la muerte nos separe”, mucho menos Dios. Porque el matrimonio natural es sólo un reflejo de lo que Dios quiere hacer con nosotros. Hacernos uno con Él. Dios nos está llevando a través del velo. Así como Él venció, venceremos nosotros. ¿Y cómo llega a hacerlo? Es por medio de un entendimiento.

Comentarios o consultas a tiempodevictoria@yahoo.com.ar

enero 1, 2015 Néstor Martínez