Estudios » Estrategia

La Antigua Serpiente Activa

El espíritu de la Serpiente, al que algunos denominan espíritu de Pitón, es un espíritu que estrangula la vida de la gente, que la aprieta, la comprime y le succiona la vida, impidiendo de esa manera que pueda ser sensible a la voz de Dios. Ocasiona enfermedades en el área respiratoria, sofoca a la gente introduciéndolos en un espíritu de religión.

También dolores crónicos en la espalda, problemas pulmonares, y a la larga, también, genera un cuadro de depresión. Esto hace que mucha gente confunda el ataque de este espíritu simplemente con estrés o cansancio. O sencillamente con problemas de vejez en el caso que así pueda confundirse.

(Hechos 16: 16) = Aconteció que mientras íbamos a la oración, nos salió al encuentro una muchacha que tenía espíritu de adivinación, la cual daba gran ganancia a sus amos, adivinando.

(17) Esta, siguiendo a Pablo y a nosotros, daba voces, diciendo: estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os anuncian el camino de salvación.

(18) Y esto lo hacía por muchos días; más desagradando a Pablo, éste se volvió y dijo al espíritu: te mando en el nombre de Jesucristo, que salgas de ella. Y salió en aquella misma hora.

(19) Pero viendo sus amos que había salido la esperanza de su ganancia, prendieron a Pablo y a Silas, y los trajeron al foro, ante las autoridades; (20) y presentándolos a los magistrados, dijeron: estos hombres, siendo judíos, alborotan nuestra ciudad, (21) y enseñan costumbres que no nos es lícito recibir ni hacer, pues somos romanos.

(22) Y se agolpó el pueblo contra ellos; y los magistrados, rasgándoles las ropas, ordenaron azotarles con varas.

(23) Después de haberles azotado mucho, los echaron en la cárcel, mandando al carcelero que los guardase con seguridad.

(24) El cual, recibido este mandato, los metió en el calabozo de más adentro, y les aseguró los pies en el cepo.

Es interesante ver toda la reacción que se genera, a partir de una liberación muy particular. Revisemos el pasaje lentamente. Especialmente la primera parte. Los dos hermanos, Pablo y Silas, estaban yendo a la oración, y dic que les sale al encuentro una muchacha con un espíritu de adivinación.

Literalmente, allí dice: “con espíritu de Pitón”. En el griego dice con espíritu de Pitón. La palabra adivinación, en el lenguaje original, aparece con el nombre puthon, que es una región de Delphos. Delphos es muy importante para toda la historia del espíritu de Pitón.

En esta región, que es Delphos, se localizaba el famoso oráculo de Delphos. La mayor parte de nosotros alguna vez tiene que haber escuchado algo respecto a esto, ya sea por historia o diferentes registros. De allí viene el espíritu de Pitón.

¿Qué es adivinación? Si ustedes toman un diccionario, van a ver que básicamente se considera adivinación, como el arte de tener conocimientos secretos, especialmente del futuro. Esa es una definición muy sencilla de diccionario, el arte de obtener conocimientos secretos.

Pero ya viéndolo a la luz del espíritu, es la contraparte, es la imitación pagana de lo que es el don profético. Es lo contrario al don profético. Si nosotros analizamos la palabra con detenimiento, vamos a poder darnos cuenta que la adivinación viene a través de un poder demoníaco, y que muchas vece viene cubierto, viene disfrazado, como una genuina profecía, que no lo es.

La respuesta bíblica contra la adivinación, es hostil. Se condena la adivinación en todas sus formas. Por ejemplo, Deuteronomio 18: 10-12, dice: No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti.

Es que Dios había establecido que fuesen sus profetas los mediadores en todo lo que fuera el conocimiento y la revelación de lo sobrenatural. Dios había establecido un protocolo al respecto. Hay otro texto, (En realidad hay muchos) en Números 22:7, dice: Fueron los ancianos de Moab y los ancianos de Madián con las dádivas de adivinación en su mano, y llegaron a Balaam y le dijeron las palabras de Balac.

Fíjate que también había entonces un protocolo en el paganismo para conseguir este conocimiento futuro. Y esto es fácil de ver hoy día. Si una persona trata de conseguir información sobre su futuro, o algo respecto a la premonición u otras que tienen que ver con su vida, irá donde está alguna persona que se mueve en esto, y le va a pedir algún tipo de recompensa por ello.

La palabra adivinación, en el hebreo, es kesem. Y kesem significa también “sentencia divina, o brujería”. La palabra kesem, viene de una raíz hebrea que es la palabra kasam, que significa algo así como distribuir o mover un rollo mágico.

En el texto que hemos leído de Deuteronomio 18, dice que no sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero. La palabra también ahí aparece como encantador.

Esta palabra, encantador, en el hebreo es nachaes. Y la palabra nachaes es derivada de una raíz de una palabra que significa siseo. Si siseo, por si no lo recuerdas, es el sonido susurrante que emiten las serpientes.

También significa “soplar un maleficio”. Y por último, también significa pronosticar. En esta palabra encantador tenemos, de una forma muy gráfica, la función del espíritu de Pitón. ¿Qué hace el espíritu de Pitón? Para empezar, vean ustedes, que el espíritu de Pitón es como una fuente de inspiración.

La palabra inspiración en el texto original, tiene que ver con soplar. Por ejemplo: dice que los autores, los escritores de la Biblia, fueron inspirados por Dios. Y el contexto es que fueron soplados por Dios. Como que el aliento de Dios vino sobre ellos, y ellos pudieron escribir.

La palabra más relacionada a esa inspiración divina, pero del lado del ocultismo, del lado de las tinieblas, es encantador, nachaes. Donde aparece el término siseo, o soplar un maleficio. Entonces, técnicamente, el espíritu de Pitón es una inspiración muy parecida a la del Espíritu, pero de una fuente de brujería y adivinación.

Para poder entender un poco más esto, sería interesante poder graficarles sintéticamente cómo es que funcionaba el oráculo de Delphos. El oráculo de Delphos era, realmente, un lugar ceremonial dedicado al dios Apolo.

Muy cerca de donde Pablo ministra en hechos 16:16. Con toda seguridad, cuando pablo llegó a esa región, el espíritu de Pitón se movía libremente por allí. Cuando Pablo predicó en Éfeso, se formó toda una batalla. Recuerden ustedes, (Estoy hablando de Hechos 19), acerca de una discusión respecto a un dios no conocido.

Un dios no conocido y la diosa Diana. ¿Recuerdan ustedes el problema que se produce con Diana de los Efesios? Hay todo un disturbio de todos los adoradores de Diana, o Artemisa, en el que Pablo termina muy afectado, porque casi le cuesta la vida.

Diana, o Artemisa, era la hermana de Apolo. Y lo que ocurre con esta jovencita, con esta niña, con esta esclava, poseída por un espíritu de pitonismo, era básicamente una manifestación en la dimensión natural, de este espíritu que había gobernado en ese lugar por miles de años.

Volvamos al oráculo de Delphos. Es un misterio la historia de Delphos, en sí. En la mitología griega, Pitón era una serpiente que moraba en las cuevas del Monte Parnaso. Era mítica, era sagrada, era muy grande.

Según la mitología griega, esta serpiente fue asesinada por el dios griego Apolos. Quien luego, en ese mismo lugar donde habitaba la serpiente, funda el sagrado oráculo de Delphos, tomando su control a través de los guardianes de Pitón.

El oráculo pagano de Delphos estaba ubicado muy cerca de Atenas, en el mar interior de Corinto, a diez millas al sur del Monte Parnaso. Allí se sostenía un acantilado donde estaba el Monte Parnaso, y cerca de dos mil novecientos pies sobre el nivel del mar, sobre el Golfo de Corinto, estaba todo lo que se llamaba la Castalia, un lugar donde fluía un río, el río Ciprecius, con dos espectaculares peñascos, que resaltaban en la cima.

El templo pagano de Apolos fue localizado en este lugar. Las escaleras de un rincón llegaban al nivel del templo, y se dice que humos de una planta intoxicante muy parecida a una rosa, salían de un hueco en el piso, cerca de la cámara central.

La gente iba ahí y sentía ese olor. Muchos arqueólogos presumen que ese olor era un humo especialmente intoxicante, que llevaba a la gente a entrar en trance. Y no sólo eso, la mitología explicaba que ese olor emanaba específicamente del cadáver de Pitón, ese animal mítico que había sido asesinado por Apolos.

Siglos antes del nacimiento de Jesús, muchos peregrinos se dieron a la tarea de hacer expediciones hacia Delphos, para pedir consejo y dirección al famoso oráculo. La ciudad, como estado, hizo numerosas contribuciones, y algunos también establecieron tesoros en el lugar.

Por más de seis siglos, y esto fue hasta que el emperador Arcadio, en el año 398 destruyó el santuario, Delphos sirvió como un oráculo para cientos de miles de personas que venían constantemente a consultar sobre el futuro de su vida, de su ciudad o de su nación.

Según la tradición, se dice que Delphos fue fundada por Coretas, un niño pastor que descubrió que sus ovejas y cabritos actuaban de maneras extrañas cuando se acercaban al área de Delphos. Este niño comenzó a hacer declaraciones proféticas, imagínate la escena.

El niño iba con sus ovejas, sus ovejas comían ciertas plantas y empezaban a actuar de manera extraña, y él cuando estaba en ese lugar, empezaba a hacer declaraciones proféticas, empezaba a hablar de cosas que iban a suceder.

Y que la gente luego probó que eran verdaderas, se cumplían. Y eso nos muestra que ahí, en ese lugar, habitaba un espíritu territorial que afectaba a los seres vivos del lugar. También a través de la historia de la arqueología o de la mitología, se sabe que las sacerdotisas  de Dafone, vieron sus oráculos en Delphos, dentro del tiempo de los cretenses.

Por lo menos, doscientos años. Y posiblemente cuatrocientos años antes de que se instituya el culto a Apolos. Mucha gente no sabía cuál era la causa por la cual, los que iban allí, fluían en profecía. Obviamente, ellos no entendían cómo funcionaba esto.

Pero muchas sacerdotisas del oráculo de Delphos, se movían en torno a ese lugar, y cada vez que una persona iba a hacerles una consulta, ellos entraban en unos trances místicos y empezaban a profetizar acerca del futuro.

Fuentes cristianas bastante antiguas, aseveran que las sacerdotisas de Delphos, llamadas Pitonisas, eran intoxicadas por los humos que salían por debajo de las cavernas, y que hablaban en un lenguaje que tuvo que ser interpretado por el sacerdote. Hablaban como en lenguas.

Y más allá de esto, ellas estaban tan intoxicadas, que las preguntas de su interrogatorio, normalmente eran hechas de tal manera que ellas tan sólo tenían que decir sí, o no.  Porque no podían hablar más que eso, era muy difícil.

La definición de Pitonisa, básicamente habla de sacerdotisa. Define a cualquier mujer que, supuestamente, está poseída por un espíritu de profecía. O lo que también se llama un espíritu familiar. Se podría decir que la palabra Pitonismo, o Pitonisa, está en relación directa con lo que es agorero, augurio, sortílego, uno que ve la suerte, que ve las cartas, que ve los cristales, que interpreta usando la coca, las ostras de mar, lo que sea.

Tiene que ver con el mover futuro. La gente venía de todas partes del mundo para recibir dirección y revelación. Las sacerdotisas o las Pitonisas podían respirar estos humos que venían del suelo, lo que algunos llamaban: “el espíritu profético de Apolo”, y con ello recibir su conocimiento secreto.

Mujeres sacerdotisas eran poseídas como lo haría un médium hoy en día, y algunos dicen que hablaban sin control en lenguas extrañas, y quedaban en trance, muchas veces, durante días enteros. La gente del lugar y los que iban allí, creían realmente que era el dios Apolo el que hablaba a través del oráculo, y que solamente usaba las cuerdas vocales de las Pitonisas, o las sacerdotisas, para expresar sus deseos.

Nosotros, hoy día, podemos decir investigando todo esto, que la adivinación fue establecida como una forma de adoración a Pitón. Esta serpiente fue adorada por miles de años, antes que Apolo estableciera su famoso oráculo y su templo, y que en realidad Pitón era el verdadero símbolo de esta región.

Y no es extraño que la serpiente haya sido adorada en este lugar de Grecia. En muchos lugares de la tierra la serpiente ha sido adorada. Culturas muy antiguas han dejado rastros rupestres, han dejado señales en cavernas, en escritos, en tallados, etc., que muestran que la serpiente era adorada.

La serpiente era adorada, por ejemplo, por los Incas. También era adorada por los indígenas Aimaras. Era adorada por los Aztecas y los Mayas, allí es donde aparece la famosa serpiente emplumada.

Hablemos algo más de Apolo, porque estamos hablando de la región gobernada por Apolo, pero Apolo se establece en la época posterior a los cretenses. Antes de eso, esa región era conocida como un centro de adoración a un dios antiguo, serpiente llamada Pitón.

Apolos se muestra por la mitología griega, como un dios de batalla, y como un dios famoso en la sanidad de diversas dolencias. Es muy interesante que, hasta el día de hoy, el símbolo natural de la medicina, sea una serpiente enroscada en una vara, tal como describe Números 21.

¿Recuerdan ustedes cuando una enfermedad empieza a azotar a los israelitas, y esta enfermedad vino con las picaduras de las serpientes, y como Dios le da instrucciones precisas a Moisés para remediar esto, utilizando la imagen de una serpiente de bronce levantada sobre un poste.

Ya en el antiguo Egipto y hasta el día de hoy, la serpiente más adorada es la Cobra  Pero ciertamente, (Y escuchen esto porque es muy importante y nos ayuda a entender por qué la gente que es atacada por espíritus de pitonismo, sufre enfermedades).

Hay una conexión directa entre el espíritu de enfermedad y el espíritu de Pitón. Y lo vemos cómo eso coincide a través de Apolos. Apolos no solamente es un dios guerrero, no solamente es el que vence a Pitón, sino también es un lugar donde la gente se sana y también adquiere revelación profética.

No es raro que muchos chamanes, que mucha gente sane a la gente, y también tenga la habilidad de ver el futuro. No es raro. En realidad está operando un espíritu de pitonismo. Hoy día pueden ver ustedes el hambre que tiene la gente buscando lo sobrenatural, buscando entender su futuro, hace que abran la puerta al espíritu de Pitón.

Desde gente que va a los movimientos Nueva Era, a que le adivinen con cristales, con té, con coca o con lo que sea, hasta jóvenes que se introducen con Harry Potter, meditación trascendental, religiones falsas y muchas otras cosas.

Eso, básicamente, es una expresión del hambre que hay en la gente para poder satisfacer el deseo que ellos tienen, por un lado, de ser sanos, allí están la Homeopatía, las Medicinas Alternativas que están en auge, pero por el otro lado también para conocer y tomar decisiones para su futuro.

Esto es tremendo, y nos hace pensar que estamos viviendo como en los tiempos del rey Saúl, cuando no había palabra ni había visión profética en la tierra. Es por eso tan importante entender que la iglesia es una voz profética. O sea: somos una voz que se levanta para poder dirigir a la gente.

La gente no tiene necesidad de llamar a una línea psíquica, por teléfono, ni tiene necesidad de ir a un centro Nueva Era, ni los niños tienen que ir a Harry Potter o a Pockemon. Cuando ellos han sido introducidos a una vida en el Espíritu, todo esto ya no es importante ni necesario.

Hay gente aún dentro de la iglesia, que la van a ver que consulta todo lo que es el horóscopo como si fuera un entretenimiento inofensivo. No entienden lo que en realidad está detrás de eso. Y es muy peligroso.

Veamos ahora algo del espíritu de Pitón, cómo opera el espíritu de Pitón. Ya le hemos explicado un poco de historia, de donde viene la mitología de Pitón, qué era Delphos, dónde estaba Delphos, y cuál es la relación entre Apolos y Pitón.

El espíritu de Pitón, funciona muy relacionado con el espíritu de Jezabel. Esto es muy importante que lo entiendas, también. Jezabel no sólo usa la brujería, sino que también promueve a falsos profetas de Baal, ella los levanta.

¿Para qué? Para que se establezca la brujería en la tierra. Hay una relación entre Pitón y el espíritu de Jezabel, muy estrecha. Jezabel utiliza al espíritu de Pitón, y Pitón normalmente prepara el camino para el espíritu de Jezabel, trabajan juntos.

Por ejemplo, en el pasaje que hemos leído de Hechos 16, el verso 17, dice: Esta, (Hablando de la muchacha) siguiendo a Pablo y a los otros, daba voces, diciendo: estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os anuncian el camino de la salvación.

Fíjate que lo que ella está diciendo, es verdadero. Pablo y Silas, son siervos del Dios Altísimo, y están anunciando el camino de salvación. El asunto es este: ¿Por qué Pablo la hace callar? Porque sólo Dios es la fuente de la profecía y la revelación.

Sólo Dios. Lo que ella estaba diciendo, no era malo. Lo malo era que había un espíritu detrás de lo que ella estaba diciendo. Que la fuente de donde estaba saliendo esta verdad, no era una fuente divina. Este es un punto importante.

Mucha gente es engañada porque el espíritu de pitonismo se presenta diciendo verdades. O sea: no basta que lo que se dice sea verdadero. Es importante que la fuente que lo está diciendo, también lo sea. Que esa fuente sea una fuente correcta.

Ahí es donde la gente es engañada. Imagínate que tú eres parte del grupo de Pablo que está caminando allí, y escuchan a esta muchacha a la que nunca se le predicó el evangelio, diciendo algo que es verdadero, uno pensaría que es maravilloso, se gozaría por cómo Dios está dando testimonio.

Sin embargo, Pablo supo reconocer la fuente de donde salía eso. Discernimiento real, genuino y en estado puro. No todo lo que dice dios, habla de nuestro Dios. Y allí Pablo le ordenó al espíritu callarse la boca y la muchacha ya no pudo adivinar más.

Es fácil reconocer un espíritu de engaño, cuando tú sabes que lo que te está diciendo es anti-bíblico, pero es muy complicado reconocer a un espíritu de Pitón cuando lo que te está diciendo es lo correcto. Por eso, no basta con que alguien te diga lo correcto, siempre hay que probar la fuente.

Para poder entender cómo ataca el espíritu de Pitón, voy a comenzar analizando cómo mata una Pitón. Ustedes saben que la Pitón es una clase de serpiente de gran tamaño, y es interesante entender cómo opera, para poder ver qué hace ese espíritu a los profetas y qué le hace a la iglesia.

En primer lugar, la Pitón no es un animal venenoso. Son serpientes que habitan en Indochina, en México, en Asia, en África, en el Amazonas, en los trópicos. Y las formas en que ellas atacan se concentran en el acecho, esto es: por sorpresa y aplastan a sus víctimas hasta provocarles la muerte.

Las matan por sofocamiento. Hay diferentes tipos de pitones, algunas llegan a tener hasta doce metros de longitud.  En algunos lugares también se las llama Anacondas. Técnicamente tienen algunas diferencias, pero en líneas generales son muy parecidas.

Tienen un peso considerable y se sabe que pueden llegar a tragarse animales muy grandes. Una Pitón ataca a su presa rodeándola con todo su longitud, y empieza a estrangularla, a sofocarla. Aprovecha cada pequeña exhalación de su presa para ajustar más la presión, de modo que la presa ya no pueda incorporar el aire que ha exhalado.

Como puedes imaginarte, el proceso de muerte es lento y horrible. Y la única manera de poder matar a una Pitón, es cortándole la cabeza. No hay otra manera. Una vez que la presa ha quedado inmóvil, viene el ataque final que es sobre su cabeza.

Quiebra sus huesos de modo tal que prácticamente le deshace el cuerpo, lo deshuesa. Y finalmente se traga entera a su víctima. Para ello puede abrir su boca de un modo descomunal, casi imposible. Como no tienen unida sus mandíbulas, pueden extender esa apertura a límites extraordinarios.

Es muy interesante que en la tradición helénica, se decía que Pitón era un espíritu que poseía a ciertas personas, a través del cual ellos podían profetizar, usando sus grandes bocas, como lo haría un ventrílocuo.

Entonces ellos, los helénicos, veían a una persona que profetizaba, como si fuera una marioneta, con un pequeño muñequito que le mueve la boca. Donde en realidad no estaba hablando la persona, sino que estaba hablando el espíritu de adivinación.

La traducción literal de serpiente en el griego y en el hebreo, está ligada a siseo, murmuración, maleficio, pronosticación, adivinación, encantamiento. Y escucha esto: aprender por experiencia. Todo eso se deriva de la palabra Serpiente.

Aprender por experiencia. ¿Por qué esa palabra? Porque fue en el engaño que cayó Adán. El árbol de la vida, fue el árbol del conocimiento, de la experiencia. Este espíritu busca alejarte de lo que Dios quiere que tú hagas. Y la mejor manera de logra resto en tu vida, es logrando que tú padezcas apatía espiritual.

Lo que Pitón quiere hacer, a través de sofocar, es que la vida y el aliento de Dios en tus pulmones, se salgan de ti. Tus esperanzas, tu fe, tus visiones, tus sueños, todo lo que son tus anhelos más profundos, empiecen a abandonarte.

Va sofocando lentamente. Entendemos que el aliento de Dios es lo que nos da vida. No se olviden ustedes que el hombre no solamente es hecho del polvo de la tierra, sino que llega a ser un ser viviente por causa del aliento que Dios sopla en su nariz.

Y lo que Pitón hace, es sacar el aliento de Dios de la vida de alguien. ¿Qué dice en el libro de Proverbios 29:18? Donde no hay visión, el pueblo perece. Pero en otras versiones, dice que el pueblo se vuelve flojo y complaciente.

En otras versiones dice: el pueblo se entristece, el pueblo se atonta. Hay otra versión que dice que donde no hay visión, el pueblo desfallece. Esto quiere decir que se desalienta. Si el diablo puede aplastar tus esperanzas, tus metas, tus sueños y tus visiones, entonces tú no vas a tener el fuego para poder seguir adelante.

Tú debes tener la actitud de Pablo, prosigo a la meta del supremo llamamiento en Dios en Cristo Jesús. Esa es la actitud correcta. Pero si él logra escurrir tus esperanzas, tu fortaleza, muy difícilmente tú puedas llegar a tener esa actitud.

El diablo quiere tomar lo que te impulsa. Y es muy importante entender este otro punto. Nosotros, como tal, no somos importantes para el diablo. Si ustedes se dan cuenta, verán que él mira a la iglesia con mucho desprecio. Él no vio ningún problema en David, ni en José, ni en Elías. Ni siquiera vio un problema en Jesús.

Lo que al diablo sí le complica la cosa, es ver lo que Dios quiere que tú hagas. Cada vez que el diablo te ataca, él no te está atacando a ti porque tú eres quien eres, con tu nombre y apellido terrenal. Él te ataca por lo que estás haciendo, o por lo que vas a hacer.

Lo que él quiere es impedir que lo que Dios ha establecido para ti, se cumpla. En pocas palabras, él busca atacar el propósito de Dios en nuestras vidas. Y es bueno entender esto, porque nuestra lucha con las tinieblas, no es una lucha personal.

Él no te tiene odio a ti porque tú seas alguien importante. Para él tú eres apenas algo más que un pedazo de carne con patas y vida. Pero sí tiene problemas a la hora que Dios te da una visión para llevar adelante, y tú dices que sí, que la vas a hacer. Allí sí él querrá atacarte e impedir que tú cumplas ese propósito.

Ý él logra esto a través de muchas estrategias. Te habla mentira, te acusa, te condena, te da inseguridad, te mete temor. Y todo esto, básicamente es un engaño. Hay un verso interesante respecto a esto. Busquen el Salmo 74.

(Salmo 74: 14) = Magullaste las cabezas de leviatán, y lo diste por comida a los moradores del desierto.

En el original, dice básicamente: magullaste las cabezas de la serpiente del mal. Y con ella alimentaste a la gente en el desierto. Si hacemos una interpretación exacta de este pasaje, en realidad aquí está hablando de como el imperio egipcio fue vencido, y cómo aún con los recursos de Egipto, el pueblo de Israel fue sustentado en un sentido.

O sea: se cortó la cabeza a Leviatán, a esta serpiente, y eso alimentó al pueblo que iba a vivir en el desierto por una cantidad de tiempo. Ahora bien; más allá de lo que significa realmente este pasaje, que no es nuestro motivo explicarles, sí es importante entender qué se hace con la serpiente.

Dice aquí: magullaste las cabezas del leviatán. La palabra magullaste, es destruiste. O sea: el ataque contra el espíritu de Pitón, es un ataque contra su cabeza. Si la gente no confronta el espíritu de pitonismo, vendrá sobre ellos un espíritu de apatía. ¿Entiendes lo que es apatía?

Apatía es, en líneas generales, desinterés. Vendrá un espíritu de desesperación, y todo esto traerá depresión y pesadez para vivir. ¿Y cómo ataca el espíritu de Pitón? Por eso es importante que nosotros vayamos paso por paso.

Hay un ejemplo muy típico de cómo ataca el espíritu de Pitón en Génesis 3. Ubíquense; este fue el instrumento que el diablo utilizó para el primer pecado. Algo muy parecido a un espíritu de Pitón. Una serpiente se introduce en el huerto, ¿Lo recuerdas?

¡Qué interesante, no es un búfalo! Tampoco es un león, es una serpiente. Y la serpiente hace algo muy parecido a lo que hizo esta joven en Hechos 16: toma algo verdadero, pero lo tuerce. ¿Saben cómo empieza diciendo la serpiente en Génesis 3? ¿Así que Dios dijo?

¿Sabes qué es lo que está poniendo acá? Duda. El primer ataque del diablo, acá, no es Adán, no es Eva. El ataque de la serpiente es contra la palabra de Dios. Busca arrojar sospecha o dudas sobre la palabra que Dios había hablado. ¿Así que Dios dijo?

¿Y sabes qué? Si te pones a escucharla por un rato, puedes ser engañado. Y puedes tragarte el anzuelo que te ha puesto el diablo. Lo hizo con Adán y Eva, no creo que seamos muy difíciles nosotros. Considerando que ellos no solamente recibieron instrucción de Dios, sino que ellos caminaban con Dios de una forma que nosotros no tenemos ni la más remota idea.

Cuando la serpiente empieza de esa forma, (¿Así que dijo Dios?) algo interior empieza a moverse dentro de la mujer, porque las vidas de los hijos de Dios, están establecidas sobre la palabra de Dios. Si tú te das cuenta, tu vida, está parada sobre las promesas de Dios.

Ustedes están allí, por una promesa de Dios. Y es esa palabra la que nos hace caminar hacia adelante. Él nos dice: yo te voy a usar. Son los sueños de Dios los que nos dan la fuerza para seguir adelante. Cuando el diablo ataca la palabra de Dios, está atacando el motor generador de vida en nosotros.

Porque en el momento en que nosotros sacamos de nuestras vidas la confianza en la palabra, estamos hechos y maltrechos.  Durante el tiempo del oráculo de Delphos, antiguamente, las sacerdotisas usaban pequeñas porciones de una hoja.

Que en dosis bien pequeñas, les producían alucinaciones. Esta hoja se llama La Hoja de Laurel. Es una hoja que aún se utiliza en la cocina. Las sacerdotisas usaban estas hojas, no se sabe exactamente cómo las ingerían, pero ellas también tenían alucinaciones con las hojas de laurel.

Ahora bien: la raíz para la palabra Medicina, de donde vienen Farmacéuticos, es una palabra ligada a la hechicería, a la brujería. Es pharmakeia. Esta palabra es la raíz de la palabra Farmacia. Pero lo grave de esta palabra pharmakeia, básicamente, es la traducción de la palabra hechicería.

Será interesante comenzar a unir todo lo que se ha explicado. Ya sabes cómo Apolos venció a Pitón, y como apolos era el padre y el dios de la medicina. Y cómo Pitón está ligada a todo lo que es adivinación o profecía.

Quiero que te quede grabado este concepto. Pharmakeia, de donde luego sacaremos Farmacia, farmacéutico, es una palabra que, técnicamente y en el original griego, significa hechicería. Estoy tratando que entiendas que hay una relación entre Medicina y mover ocultista, mover profético.

Por eso no es raro que, cuando alguien quiere tener alucinaciones, utiliza un químico, utiliza una droga, utiliza LSD, utiliza cocaína, utiliza marihuana, lo que sea, y esta persona entra en un proceso alucinatorio.

Pero muchos de estos productos químicos o biológicos, también, porque son plantas, también son utilizados en medicina. Si hay un ejemplo clásico, es la coca. Tú, con la coca, puedes sanar muchas dolencias, pero si tú procesas la coca de cierta forma, lo que vas a conseguir es droga.

Y la persona comienza a tener alucinaciones, empieza a tener visiones, muy parecido a un encantamiento. ¿Puedes ver que hay una relación, verdad? Antiguamente, los médicos de las comunidades, eran los chamanes.

O sea: el poder sanador estaba en el adivino, como también era considerado como un anciano, o sabio de la comunidad. Es decir que volvemos a encontrar en una misma persona, las dos cosas. La capacidad de trabajar sobre la enfermedad, y la capacidad de moverse con maleficios.

Eso se encuentra en muchas culturas. Mucha gente es engañada en estos tiempos, y son llevados a centros de Nueva Era, donde la gente es sanada a través de invocaciones espirituales. Entonces la pregunta ineludible, es: ¿Por qué, gente que se mueve en el ocultismo puede sanar?

Simple: porque hay una relación directa entre la medicina y la hechicería. Ellas utilizan la misma raíz etimológica para definir ambas. De hecho, la gente que trabaja en liberación tendría que saber que cuando se ministra a drogadictos, también cabe echar fuera al espíritu de Pitón.

No se nota, pero el espíritu de Pitón siempre está presente detrás de cualquier forma de adicción. Si se ora reprendiendo eso en una persona, es probable que esa persona comience a sentir que se ahoga. Asfixia. Es el espíritu de Pitón defendiéndose.

No asombra, entonces, que uno de los problemas más frecuentes dentro de la iglesia, hoy, es la apatía. Dios está llamando a su pueblo, hay un mover del Espíritu para acercarnos a Él, para hacer grandes cosas.

Él quiere trabajar con nosotros, y ¿Sabes cuál es la respuesta de gran parte de la iglesia? Desinterés. Apatía. Esto es frecuente en los templos, y muchos predicadores de fondo lo saben. ¿O no han visto que en medio de una tremenda predicación respecto a los diseños de Dios, haya gente que bosteza como si lo que oye fuera mediocre?

Es mucha la gente que sinceramente quisiera formar parte de todo este mover del Espíritu Santo, pero que no puede hacerlo porque está oprimida por un espíritu de pitonismo. Es un espíritu de letargo, es un espíritu de pesadez, la gente no funciona en adoración, no tiene ánimo para seguir al Señor. Y cuando tú le miras los ojos vez cansancio, aburrimiento, desesperación.

Muchos itinerantes han contado que al llegar a una iglesia atacada por el espíritu de Pitón, ellos mismos se han sentido desanimados, cuando jamás lo habían estado antes. No quieren ministrar y se sienten altamente desalentados.

Debemos tener en cuenta que todos estos espíritus que hemos mencionado, Jezabel, Pitón, leviatán, no son entes individuales, sino que forman parte de un sistema. Por eso es que nos equivocamos tanto, mayoritariamente hablando, a la hora de evaluar una liberación.

Nos han enseñado y hemos asumido que cuando se reprende un demonio de una persona y ese demonio visiblemente sale, esa persona ya está liberada. Pero el punto es este. Cuando hablas de Pitón, de Jezabel, de Leviatán, no se trata de personajes aislados, sino miembros de un sistema.

No es tan simple como decir “sal fuera” y se acabó todo. Fíjate que Pablo le saca el espíritu de pitonismo a esa muchacha, y como consecuencia de eso, todo el pueblo se vuelca contra él. ¡Toda la ciudad! Esa es la mejor muestra que era un sistema.

El espíritu de pitonismo controlaba la ciudad, y al agarrar eso, prácticamente aferra a todo el sistema que se le viene contra él. ¿Qué es pesadez? Imagínate por un momento tener un peso de cien kilos sobre tu pecho cuando estás recostado. Eso es pesadez.

Eso es físicamente, claro; espiritualmente, es desesperanza, desesperación, desánimo, depresión. ¿Y sabes cómo se manifiesta esto físicamente? Cansancio. Gente que se siente cansada. Tremendos dolores en la espalda, o en la cabeza, como si tuvieras audífonos pesados.

Además de todo esto, pensamientos de acusación, pensamientos de condenación, de desesperanza, de depresión. Después que tú echas fuera esta presencia demoníaca, no sólo la persona siente un alivio instantáneo, físico, sino que también el gozo de Dios retorna a esas vidas.

Fíjate lo que dice en Isaías 61:3: A ordenar que los afligidos de Sion. ¿Quiénes son los afligidos de Sion? Gente que está sufriendo. …se les de gloria en lugar de ceniza, óleo en lugar de luto. Manto de alegría en lugar de espíritu angustiado.

Y de eso es que estamos hablando, de espíritu angustiado. Muchas veces, este espíritu ataca a personas cercanas al profeta de Dios. No siempre lo ataca a él; muchas veces ataca a las personas cercanas. Por ejemplo: la esposa de un ministro, es frecuentemente atacada por un espíritu de Pitón.

En el libro de Números, capítulo 13, hay una experiencia muy particular del pueblo de Israel. Dice el verso 22: Y subieron al Neguev y vinieron hasta Hebrón; y allí estaban Ahimán, Sesai y Talmai, hijos de Anac. Y ellos dijeron. ¿Recuerdas la amenaza, verdad? Se levantan los gigantes y le dicen un montón de cosas.

Más adelante, en el verso 28, se nota que lo que ellos habían escuchado, las amenazas, les surtió efecto. La gente dice: Más el pueblo que habita en aquella tierra es fuerte, y las ciudades muy grandes y fortificadas; y también vimos allí a los hijos de Anac.

¿Recuerdas eso? El reporte de los espías. Verso 33, más adelante, dice: También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes, y éramos nosotros a nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos a ellos.

Eso es lo que el espíritu de Pitón provoca en la gente. Hace que uno se sienta algo muy insignificante, algo muy pequeño. Ahora bien; Dios había pedido a sus hijos que vayan a reconocer la tierra. Si ves en el mismo capítulo 13, en el verso 2, que dice: Envía tú hombres que reconozcan la tierra de Canaán, la cual yo doy a los hijos de Israel; de cada tribu de sus padres enviaréis un varón, cada uno príncipe entre ellos.

Es decir que esa tierra ya había sido prometida, porque dice que es la tierra que les voy a dar. Pero miren qué es lo que hacen los gigantes. Los amedrentan. No los tocan, sólo los asustan. Posteriormente, el efecto se nota en ellos, porque dicen: no podremos.

Somos como langostas, ¿Notan? Ahora; ¿Qué es lo que básicamente hicieron los hijos de Anac? Anularon la palabra que Dios les había dado en el verso 2.  Esta es la tierra que les daré. ¿Por qué no se acordaron de eso? Se acordaron de las maldiciones de los hijos de Anac, pero no se acordaron de las promesas de Dios.

Exactamente igual con Eva. Si Dios había prometido eso, ¿Por qué tendría que ser importante la perspectiva que tú tengas sobre ello? Ya Dios lo dijo, Dios lo habló. Cuando Dios te da una tarea por hacer, tú puedes tener una respuesta natural: temor, preocupación, desánimo.

O puedes tomar una respuesta espiritual: si Dios me lo dijo, Él lo va a hacer. La incredulidad es algo muy ofensivo para Dios. Y Dios se enojó con Israel. Y no una vez, muchas veces, y por una sola razón: a ellos les costaba mucho recibir las promesas proféticas que Dios tenía para ellos.

Para ellos era más fácil ver la oposición que ver la bendición. Me pregunto cuántos de ustedes deben tener un montón de promesas que Dios les ha dado en estos años. Algunos, incluso, han tenido el privilegio de haber recibido una palabra profética específica de una persona enviada por Dios.

Sin embargo, ¿Cuántas de esas promesas tú has logrado ver cumplidas? Ese es el punto, No sirve de gran cosa tener preciosas promesas, si nosotros no estamos viendo el cumplimiento de ellas. ¿Por qué no hemos podido verlas hasta hoy día? ¿Por qué fallamos en poseer las promesas que Dios nos ha dado?

Muchas veces, porque nuestros ojos se posan en lo circunstancial. Algo que tienes que entender, es esto: una promesa es un veredicto espiritual, porque las palabras en el mundo espiritual, no son solamente emisiones de sonidos. Las palabras son espíritu, las palabras son una persona.

Jesús mismo es el Verbo. Cuando Él dice algo, no es solamente una voz que se escucha, sino que detrás de esa voz hay toda una identidad. Hay un Dios que va a hacer que esa palabra se cumpla. Pero cuando nosotros miramos lo circunstancial, miramos todo lo que rodea a la situación, nosotros podemos esterilizar una promesa divina.

El hecho de que sea una promesa de Dios, no significa que de hecho esa promesa se va a cumplir. Si tú miras lo circunstancial, esa palabra puede quedar anulada. Porque lo que la palabra necesita para poderse cumplir, es fe.

De tal manera que no sólo basta la semilla, sino que también es importante el terreno. La ciencia médica ha descubierto y demostrado algo: que detrás de una enfermedad viene una depresión. Y, normalmente, la depresión es la encargada de hacer que la enfermedad se cumpla.

Se ha probado que la gente que tiene enfermedades que son complicadas, cuando tienen el ánimo bajo, tienen muchas probabilidades de no sobrevivir. De tal forma que hoy día hay muchas clínicas en países desarrollados, que tienen una serie de dinámicas y estrategias para ayudar a la gente a tener un buen estado de ánimo.

Se ha probado que la gente que sobrevive a enfermedades complicadas, son aquellas que mantuvieron, en primer lugar, un buen estado de ánimo, y en segundo término, las que tenían una concreta motivación para seguir viviendo.

Cuando tú recibes una palabra de Dios, tú tienes que estar dispuesto am pelear por esa palabra. Tienes que animar tu corazón para buscar que esa palabra se cumpla en tu vida. Hacer todo el esfuerzo para que esa palabra no vuelva vacía.

La apatía espiritual, normalmente acompaña a gente pasiva, gente no violenta. Y cuando digo violento, no digo peleador, digo gente que esté dispuesta a luchar por lo que quiere. Tal como dice la palabra: los valientes arrebatan los cielos.

Quizás algunas cosas vayan a golpear tu puerta, pero ten en cuenta que una gran mayoría de esas cosas tú tendrás que salir a buscarlas. Y vas a tener que arrebatarlas. La estrategia del espíritu de Pitón, es sofocar el fuego, y la vida de Dios en nosotros.

Para eso usa el estrangulamiento, el estrujamiento de las esperanzas de los corazones de la gente. Pitón quiere ahogar las promesas a través del estrangulamiento, usando la desesperanza, el desánimo, las circunstancias.

Hace un momento hablábamos de la tribu de Anac, ¿Verdad? ¿Quieres saber lo que significa Anac en hebreo? Ahogar con estrangulamiento utilizando un collar. Ellos iban pasando y oyeron las bravatas que, literalmente, le colocaron un collar alrededor de sus cuellos. Iban libres, volvieron encadenados.

Y a medida que sigues leyendo ese capítulo 13, vas viendo como ese collar se va cerrando. ¡No podremos! ¡Somos como langostas! ¡Vamos a morir aquí! ¡Estamos perdidos! ¿Por qué nos trajiste? ¡Ya están rendidos! ¿Y cuál es la respuesta de Dios? Listo, se acabó, no entrarán.

Literalmente, su desesperanza, su falta de fe, anula la promesa que Dios les había dado. Esa es la tierra que les daré. ¡Ninguno de ellos entra! ¿Se dan cuenta qué efectivo es el ataque del espíritu de Pitón? Ataca la promesa de Dios.

Lo vimos en Génesis 3, lo vimos en Hechos, lo vemos ahora aquí, en Números, es impresionante; el ataque siempre es a la promesa de Dios. Cuando la promesa de Dios es esterilizada, la victoria está del otro lado.

Es muy importante que los que están metidos en guerra espiritual, en guerras proféticas, constantemente evalúen sus estados de ánimo. Es muy importante, por eso es bueno caminar de a dos. Por eso es bueno conformar equipos.

Es para que uno se acerque a otro y le diga: “Te veo desanimado, ¿Qué te pasa?” Puede ser el ataque de un espíritu de pitonismo que esté sobre él. ¿Pero puede pasar? ¡Desde luego que puede pasar! ¿Y qué tenemos que hacer? Ya lo veremos, pero algo hay que hacer porque la persona que está bajo ataque, normalmente no puede ayudarse sola.

Es como si ocurriera en el mundo natural, físico, material, literal. Una persona que está siendo atacada por una serpiente Pitón, no puede ayudarse sola. Porque sus brazos son lo primero que se sujetan. No puede luchar. Necesita que alguien lo ayude.

Sin ir más lejos, hace un tiempo un hombre de Dios con una obra evangélica monumental, murió de una manera extraña. El informe oficial dijo que había fallecido por complicaciones diversas, pero lo cierto es que ese hombre se suicidó.

Ahora bien; ¿Cómo se puede entender que un tremendo hombre de Dios tome la decisión de suicidarse, conociendo lo que rodea al acto del suicidio. Mira; debo decirte que la depresión busca que tú te mates. ¿Pero es posible que un hombre de Dios pueda llegar a ese extremo? ¡Claro que sí!

Lo que ocurre es que nuestra capacidad de resistencia, tiene un límite. De allí la importancia de andar siempre con gente que nos conozca, que nos pueda mirar y decir: oye, creo que tú no estás bien. Alguien que pueda decirte: creo que tú necesitas ministración.

El espíritu de enfermedad está muy relacionado con el espíritu de Pitón. Pitón y enfermedad, trabajan juntos. Enfermedad y muerte, también trabajan juntos. Apolos, supuestamente sanaba las enfermedades. Pero esto fue hecho a través de artes mágicas, de hechicería.

Cuando Pitón cae sobre una persona, el objetivo que persigue es tanto la muerte espiritual como la fuerte física. Entonces va atacando primero la parte espiritual; le quita las esperanzas, le quita el aliento, el ánimo, las promesas de Dios las esteriliza. Y lentamente, empiezan a aparecer cuadros de enfermedades.

La persona comienza a sufrir de una cosa, luego de la otra, sus defensas bajan. Se empieza a enfermar de una y otra cosa. ¿Quiénes son susceptibles de ser atacados por Pitón? En primer lugar, personas que tienen un pasado de brujería o de manipulación.

No quiere decir que ellos quizás en el pasado trabajaron con esto, sino que a lo mejor sus padres o sus abuelos manejaban algo de brujería. A eso se le llama un espíritu familiar. Técnicamente, un espíritu familiar es un demonio que ha trabajado en nuestra genética anterior.

O sea: nos conoce bastante bien. Personas que hayan sufrido cosas raras en sus vidas, esto es: accidentes, enfermedades raras, son también susceptibles a ser atacadas por este espíritu. Hay gente que ha pasado cada cosa que uno se pregunta cómo hizo para salir airoso.

Personas que van a consejería, a consulta o sencillamente a terapia por causa de un extremo cansancio, declaran que por las noches, cuando se acuestan, sienten como si alguien o algo los ahorcara, o que un peso extremadamente alto se les depositara en el pecho. Ese es el espíritu de Pitón.

Escucha: Jezabel decide golpear a la iglesia, y el primer golpe que le propina, es enviarlo a Pitón. Y Pitón viene y empieza a golpear a los que tienen conducción, referencia o liderazgo. En tercer lugar, personas que están en el campo misionero.

Muchas veces, ellos, están entrando a territorios gobernados por la brujería y la hechicería. Al poco tiempo de estar en ese trabajo misionero, no extrañará verlos exhaustos, debilitados física y espiritualmente. ¿Por qué es eso? Porque están entrando a territorios que tienen tanta opresión, tanta lucha, que al poco tiempo ellos no se dan cuenta, pero tienen unos ataques terribles.

Normalmente, el que controla ese territorio, es un espíritu de pitonismo, tal como lo vivió Pablo en Hechos 16. Por eso, uno de los grandes engaños es creer que se pueden enviar misioneros que no han sido entrenados en guerra espiritual. Literalmente, se está enviando comida fresca para el diablo.

A veces pensamos que, cuando hablamos de enfermedad, necesariamente tienen que ser las clásicas, conocidas, pero no es así. La enfermedad más frecuente en gente directa o indirectamente relacionada con ministerios, es fatiga crónica.

Y es interesante, porque no tiene una sintomatología muy clara. Te daré algunas pautas para que entiendas de lo que estoy hablando. La fatiga crónica, no parece un cuadro de enfermedad normal. O sea: la persona funciona normal, pero contienen algunos inconvenientes singulares.

Uno: tienen un dolor crónico en la espalda. Dos: despiertan como si no hubieran dormido. Se despiertan más cansados que antes de acostarse. Tres: tienen constantes problemas digestivos. El estómago es muy sensible a los cambios de ánimo.

¿No han experimentado una sensación casi ingobernable de hambre cuando están felices? Por el contrario, cuando están tristes casi te diría que comen porque hay que comer, pero no porque tengan demasiado apetito. El sistema digestivo está presente.

Cuatro: tienen cansancio visual. Esto es que fijas la atención a algo por algunos minutos, y al rato te ves obligado a cerrar los ojos.

Cinco: olvido frecuente de cosas sencillas. Puede pasarle alguna vez a cualquiera, pero si es algo frecuente, eso se llama fatiga crónica.

Seis: Dificultades para respirar en la noche.

Te estoy dando un cuadro que, cuando se analiza individualmente, vemos que quizás cualquiera se cansa de ver una pantalla, o cualquiera puede tener un problema en el estómago porque se puso nervioso en el examen, o lo que fuere.

Pero cuando tú sumas estos diferentes ítems en positivo, es sabio asumir que ese es un cuadro de enfermedad. Y una enfermedad muy particular, porque no parecería ser algo que no identificaría con una sintomatología de enfermedad clara.

Es más; es una falla en el sistema, que parece desarticulado, pero que en el fondo está muy unido por detrás. No estoy queriendo decir que toda persona que tenga ese cuadro, tiene que estar atacada por Pitón, pero es muy probable que así sea.

Tenemos que tener suficiente temor de Dios para no decir que es seguro que sí, porque puede haber otras causas. Puede tener una mala alimentación, por ejemplo. Puede que se esté comiendo a deshoras, que esté comiendo muy mal. Entonces, a la larga, se pueden producir ese tipo de cosas.

Se acuesta tarde, está presionado por mucho stress, puede ser, y no es ninguna Pitón. Pero, si a pesar de que la persona trata de mantener un ritmo ordenado y se alimenta de manera sana, estas cosas siguen persistiendo, entonces será muy sabio buscar al Señor y ver si no hay algo espiritual detrás.

¿Es susceptible de ser atacado un profeta? Sí, ¿Sabes por qué? Porque él se mueve en función de palabras. ¿Y cómo ataca el espíritu de Pitón? ¡Con palabras! ¡Es lógico!  Somos el blanco de tiro del espíritu de Pitón, constantemente.

¿Te has dado cuenta que tú puedes controlar toda una atmósfera de un grupo de gente, con palabras? Puedes intimidar a un grupo de gente sólo usando palabras. Pero también puedes animarlas, mandarlas a la guerra entusiasmadas o, en su defecto, puedes también hacer que se sientan vencidos.

¿Por qué?  Porque de nuestra boca sale tanto poder para mover el mundo espiritual. Dice en el libro de Proverbios 18:21: la muerte y la vida, están en el poder de la lengua. Dentro del proceso de ministración, es muy importante cancelar las palabras que se han liberado contra la gente.

Y voy a decir algo muy duro, pero que es cierto. Y tanto las mujeres como los hombres que están en los ministerios de Dios, van a entender claramente. Una de las razones por las cuales un espíritu de Pitón golpea tanto a las esposas de los ministros, es por la cantidad de juicio que la iglesia levanta contra ellos y contra ellas.

Y las palabras de la misma iglesia causan tanto dolor. Sobre todo con los profetas, no hay ministerio más complejo. Si acierta, son muy pocos los aplausos o reconocimientos, pero si se equivoca, van a llover los palos de todo los colores y tamaños. ¿Puedes lidiar con eso?

Hay que quebrar el poder de las palabras, y luego puede reprenderse el espíritu de Pitón. Al final vas a restaurar el cuerpo de la gente, y allí vas a poder ver que finalmente está libre. Hay una fuerte conexión, en la Biblia misma, entre el espíritu de enfermedad, física, y la depresión.

¿Recuerdas el Salmo 32? Mientras callé, envejecieron mis huesos. No toleres el desánimo, no toleres la depresión. Jóvenes, ¡No toleren la depresión1 ¡Nunca! Reaccionen como fieras cuando sientan que se están deprimiendo. Porque la depresión te incapacita, te entrega como una ofrenda al diablo.

Pongan alabanza, llenen su cuarto de música, empiecen a cantar al Señor, saquen todos los recursos que tengan. Reaccionen como cuando ves que alguien quiere entrar a tu casa a la fuerza. Ciérrale la puerta, mira que todas las ventanas estén bien aseguradas.

Porque el que se deprime, es como que está entrando en un río, y sabe que se va a ahogar.  Y sin embargo sigue entrando. Para cuando quiere salir, ya no puede. La corriente es muy fuerte. Hay momentos para reaccionar. No se olviden que Pitón busca apagar el fuego de Dios y sacar el aire que lo sustenta.

En definitiva, lo que el quiere es llegar a tu corazón. Y Proverbios 4:23 dice: de toda cosa guardada, guarda tu corazón, porque de él mana la vida. Las emociones son muy importantes, porque nosotros debemos servir a Dios con alegría.

El corazón es importante en nuestra vida, porque de él sale la fuerza para levantarnos cada mañana, para aceptar la tarea de Dios con entusiasmo, para ver las naciones con esperanza, para ver a todos nuestros hermanos con los ojos de Dios, no con los nuestros. Así sabremos que Dios sí puede hacer algo con ellos, todavía.

Si nuestro corazón es tocado, toda nuestra vida es afectada y nos amargamos. Nos nublamos y se hace noche en la mitad del día. Y ese no es el deseo de Dios, te lo aseguro. El diablo no quiere tu cuerpo, a él no le interesa tu cuerpo; él quiere quebrar tu espíritu.

Y quiebra tu espíritu a través de la depresión. Necesitamos tener un corazón establecido en Dios y lleno de la paz de Dios. Busca la paz de Dios siempre; la paz de Dios, es tu sustento. No entiendes, te están haciendo mucho daño, pero la paz de Dios está allí.

Estás en una enfermedad, pero la paz de Dios está ahí. Estás sin dinero, pero la paz de Dios está ahí. La paz de Dios es el sello de la presencia de Dios en nuestras vidas. La paz de Dios sobrepasa todo entendimiento. No sabes por qué, pero estás en paz. Estás en un tremendo problema, pero sin embargo hay en ti una paz que sobrepasa todo entendimiento.

Esa es la promesa de Dios para sus hijos, la paz de Dios. Satanás viene a perturbar esa paz, a través de ansiedades, destrucción, problemas financieros.  Peleas en el hogar, murmuración, palabras de condenación, mentiras, desánimo, incredulidad, aplasta nuestras esperanzas, nuestra fe, nuestra visión, nuestros sueños.

Un profeta sin visión, está vencido. La gente se siente vencida, se rinde, y la enfermedad toca a su puerta poco tiempo después. Porque el desánimo afecta las defensas naturales del cuerpo humano. Por eso, si un médico te da una noticia negativa respecto a tu cuerpo, una excelente estrategia, es no aceptarlo.

En muchos casos, créeme que el mayor problema de la gente es que le cree al médico. Y no digo que ellos mientan, por favor, nada más lejos de mi pensamiento. Digo que ellos diagnostican conforme a una realidad física, material, carnal. Y que el creyente vive en otra realidad: la espiritual, donde todo, pero absolutamente todo es posible en Cristo.

Hay una estrecha relación entre el corazón y la enfermedad. Y hablo de corazón no como el músculo que bombea la sangre, sino como el centro de las emociones. Mientras tú estés animado, tus defensas están altas.

Cuando el espíritu es quebrantado, se abre la puerta para que el diablo haga lo que quiera con esa vida. Las enfermedades llegan, las dolencias, la pérdida del sentido espiritual. Mira lo que dice Proverbios 15, te leo los versos 13 y 15.

El corazón alegre, hermosea el rostro; más por el dolor del corazón, el espíritu se abate. Todos los días del afligido son difíciles; más el de corazón contento tiene un banquete continuo. Mira bien lo que dice: los días del afligido, son difíciles. Más el corazón del contento, tiene un banquete continuo.

Jesús ya lo dijo: Oigan, no van a tener demasiadas alegrías en este mundo. Es más; en este mundo, tendrán aflicción. Pero sepan algo: yo he vencido al mundo. Y la paz es el sello de lo que estoy diciendo, van a tener paz sin importar lo que estén pasando.

Mira lo que dice Proverbios 12:25: La congoja en el corazón del hombre, lo abate; más la buena palabra, lo alegra. Proverbios 17:22: El corazón alegre constituye buen remedio; más el espíritu triste seca los huesos.

¿Cómo opera este espíritu? Nº1: Gente que se mete a la adivinación de cualquier forma. ¿Qué necesita hacer alguien que se metió al ocultismo? Se necesita pedir perdón. Necesita arrepentirse.  De cualquier forma de ocultismo.

Nº2: La persona debe renunciar a todo poder o a toda conexión con hechicería. Se han encontrado muchos casos, en los últimos años, en prestigiosas iglesias, de gente que eran profetas reconocidos, pero que en verdad poseían espíritus de adivinación. Y nadie se daba cuenta, ni ellos mismos.

Nº3: Puede que haya brujería generacional en tu familia. Esto tiene que ver con iniquidad

Nº4: Pregúntale al Señor, si estando en el campo misionero, o en otra ciudad, tú has sido expuesto a un ataque de un espíritu de pitonismo.

Si tú te das cuenta que te desanimas con frecuencia, se te pueden recomendar tres cosas: 1 – Ten cuidado de las palabras que escuchas. Es probable que tú te desanimes después de escuchar algunas cosas. Por tal razón, si eres susceptible de escuchar más de lo que debes, ten cuidado de a quienes escuchas.

2 – Arrepiéntete de cualquier derecho legal que le diste al diablo, respecto al hecho de haber creído alguna mentira del diablo. Porque ese es el problema; tú te desanimas porque te creíste una mentira del diablo.

3 – Batalla. Batalla con alabanza y batalla con la palabra. Y para leer la palabra, no es cualquier texto. No te pongas a leer las generaciones de Adán. Busca una palabra que levante tu corazón. Ponte a leer los evangelios, ponte a leer a Pablo. Lee Efesios, que te muestra dónde está la iglesia.

La iglesia está en lugares celestiales, que te posiciones en el lugar correcto. Y no pongas cualquier música. Hay música cristiana que es triste, hay música que es romántica, y es cristiana. Hay CD de intérpretes cristianos que cuesta reconocerlos como tales. No existe en todo el disco una sola mención a Dios, ni a Jesús, ni el Espíritu Santo.

Hay temas que se los puedes dedicar a tu novia y quedan perfectos. Por eso es que a ese tipo de canciones las emisoras de radio seculares las aceptan sin problemas. ¡Forman parte de las canciones románticas de la temporada!

Tú necesitas música genuina del Espíritu, algo que te levante. Música que te hable en lenguas, que ministre tu corazón, que ministre la fortaleza de Dios. Porque Dios no te ha dado tanto como te dio par ahora dejarte tirado a la vera del camino.

Él ha empezado una buena obra en mí y va a terminarla. ¡No seas pasivo! “¡Es que no tengo quien ore por mí!  Bueno, entonces ora para que aparezca quien ore por ti, pero mientras tanto, ¡Pelea! Y no te abras a cualquier palabra profética.

Si alguien quiere darte palabra profética, primero dile: “Oye: la palabra que vas a darme, tú le has preguntado al Señor si puedes dármela o no?”  – ¡Es que sé que es para usted, hermano! – No, esa no es mi pregunta. Mi pregunta, es: ¿Le has preguntado al señor si me la puedes dar o no?

Y eso no se llama rebeldía, se llama prudencia. Si crees que te afecta mucho las palabras que recibe, no tengas temor de hacer esa pregunta. Porque pese a que verdaderamente podría ser una palabra de Dios, no siempre estamos firmes como para recibirla. El espíritu de Pitón es sutil, usa la palabra, engaña a la gente.

Comentarios o consultas a tiempodevictoria@yahoo.com.ar

enero 2, 2020 Néstor Martínez