Estudios » Crecimiento

Revelaciones Para Este Tiempo

(Gálatas 4: 21) = Decidme, los que queréis estar bajo la ley: ¿no habéis oído la ley? 

(22) Porque está escrito que Abraham tuvo dos hijos; uno de la esclava, el otro de la libre.

(23) Pero el de la esclava nació según la carne; mas el de la libre, por la promesa. 

(24) Lo cual es una alegoría, (Todo esto es simbólico; todo esto es una sombra; todo esto es un ejemplo. Todo este recuento es una metáfora, similitud, alegoría. A pesar que fueron vidas literales, la importancia no reside en su vida, sino en lo que su vida señala para el tiempo de hoy. Es una alegoría.) pues estas mujeres son los dos pactos; (Dos testamentos, dos contratos, dos sistemas funcionales. Dos maneras de hacer las cosas) el uno proviene del monte Sinaí, el cual da hijos para esclavitud; éste es Agar. 

(25) Porque Agar (O el sistema Agar) es el monte Sinaí en Arabia, (El monte Sinaí que está en Arabia, es tipología, ejemplo, metáfora o sombra del sistema Agar) y corresponde a la Jerusalén actual, (La que tú puedes ubicar ahora, en un mapa del mundo, en alguna zona geográfica. Jerusalén, Monte Sinaí, Arabia, es un sistema, un pacto que produce frutos para esclavitud. Porque está junto con sus hijos, está en esclavitud) pues ésta, junto con sus hijos, está en esclavitud. 

(26) Mas la Jerusalén de arriba, (La Jerusalén divina, la Jerusalén de otra dimensión, la Jerusalén con una ciudadanía no terrenal, no nacida de carne. La Jerusalén de arriba, no una nube, sino una ciudad que tiene ciudadanía divina. La Jerusalén que es habitada, y sus constituyentes son conciudadanos del cielo, según Efesios 2:19.) la cual es madre de todos nosotros, (O sea: la que nos dio a luz. De donde proviene nuestro sostén, de donde proviene nuestra dependencia y nuestro cuidado, esta) es libre.

(27) Porque está escrito: Regocíjate, oh estéril, tú que no das a luz; Prorrumpe en júbilo y clama, tú que no tienes dolores de parto; (Los gentiles no tenían dolores de parto, porque no eran uno con Dios. Y sin intimidad, no se puede dar a luz. Aquella que era estéril, era aquella que no tenía relación con el Altísimo. Efesios 2, versículo 11 en adelante, dice: nosotros, que estábamos lejos, sin Dios, hemos sido hechos cercanos. Dice) Porque más son los hijos de las desolada, que de la que tiene marido. (La nación de Israel estuvo casada con Dios. Jeremías dice que Dios la divorció)

(28) Así que, hermanos, nosotros, como Isaac, (Tras el método con que nació Isaac, engendrados de la misma manera que fue engendrado Isaac) somos hijos de la promesa. 

(29) Pero como entonces el que había nacido según la carne (Ese se llamaba Ismael. El sistema tras el orden carnal, Ismael. El pacto, o el sistema de leyes terrenales, Ismael. Agar, Sinaí, Arabia, Jerusalén actual, Ismael) perseguía al que había nacido según el Espíritu, (La iglesia, Jerusalén de arriba, ciudadanos del cielo, tras el orden de Isaac) así también ahora. 

(30) Mas ¿qué dice la Escritura? Echa fuera a la esclava y a su hijo, porque no heredará el hijo de la esclava con el hijo de la libre. (En síntesis: echa afuera el fruto del sistema de la esclava, porque no heredará el fruto de la esclava conjuntamente con el fruto de la libre)

(31) De manera, hermanos, que no somos hijos de la esclava, sino de la libre.

No hay nada que hacerle, la Biblia se interpreta a sí misma. Lo que podemos ver a partir de este pasaje, es dos iglesias en formación. El mayor y más importante don que tú necesitas para los próximos tiempos, será el discernimiento. Por eso, te digo que hay dos iglesias en formación, porque todo el Antiguo Testamento es tipología de ello. No estoy hablando de Agar, no estoy hablando de Isaac ni estoy hablando de Ismael, estoy hablando de lo que ellos representan en el día de hoy. La ramera y la verdadera, Babilonia y la iglesia verdadera, la falsa y la real, el remanente y la muchedumbre. Hay dos iglesias en formación en toda la tierra. No me refiero a credos, no me refiero a denominaciones. Me refiero a que dentro de todas nuestras subdivisiones, la cual ninguna es de Dios, hay dos iglesias.

Hay dos sistemas. Uno tras la orden de Ismael y uno tras la orden de Isaac. Un sistema produce esclavitud, ataduras, presión, confusión, falta de libertad, hechicería, produce frutos para esclavitud. El otro sistema que crece juntamente con él, produce frutos libres, constituyen la verdadera iglesia de Dios. Que vale la pena mencionar, tiene repartido sus miembros en todas nuestras subdivisiones.

La verdadera, nace del Espíritu. La que no es verdadera, nace de la carne. Vemos dos tipologías, aquí, en Gálatas. Es igual que las dos tipologías de las dos mujeres moliendo. Y todo el mundo se confunde, y empiezan a decir que si se va uno y se queda el otro. ¡No es así como funciona! Dios no mira individuos, Dios está mirando dos iglesias. Hay dos iglesias, moliendo. Y una de ellas no va para ninguna parte.

A veces, proféticamente, usamos alegorías y metáforas, y tú quieres reducir una verdad tan global a una doctrina personal. ¡No cabe! Va a romper tu molde y e va a estallar. Las dos mujeres son dos iglesias. Una es la novia, Apocalipsis 12, la otra es la Ramera, Apocalipsis 17. La novia siempre será protegida, la ramera siempre será tomada. Y no se refiere al arrebatamiento, sino al juicio de una flas iglesia.

Varias interpretaciones pueden ser extraídas y tú te lo puedes llevar a un nivel personal, si quieres. Yo no estoy hablando, aquí, de tu problema cotidiano. Yo estoy aquí para ministrar a la iglesia de Dios. Dos ciudades: Jerusalén de arriba, Jerusalén de abajo. Babilonia o Jerusalén. Que cría o procrea dos hijos: a Isaac, promesa del Espíritu, y a Ismael, fruto de la ansiedad, fruto de identidad personal, fruto de la carne.

Lo vemos histórica y literalmente, alegórica y metafóricamente; y ahora vamos a ver la aplicación espiritual. Dios nos dice, directamente, en la Palabra, que es una alegoría. ¡Es una alegoría! Es una historia, o un cuento, que sucedió literalmente, con un significado más allá de lo que aconteció literalmente. Hubo un Abraham que tuvo dos hijos, pero lo importante no es que él existió, sino lo que él señala. El principio espiritual que él señala.

Esta es una metáfora sostenida por muchos detalles. Agar, en hebreo, significa La Carne. Sara significa El Espíritu. La carne produce esclavos, el Espíritu produce libertad. Ismael era esclavo. Isaac es promesa. Carne o espíritu. Obra de hombre u obra de fe. El Monte Sinaí es un monte literal y natural. Pero es una aplicación espiritual. En Apocalipsis 11:8 nos habla de dos testigos tendidos en las calles. Y dice que esta es Jerusalén natural, que espiritualmente hablando, es Sodoma y Gomorra.

(Apocalipsis 11: 8) = Y sus cadáveres estarán en la plaza de la grande ciudad que en sentido espiritual se llama Sodoma y Egipto, (Y se está refiriendo a Jerusalén la actual, por la que muchos cristianos gastan su dinero para ir a visitarla) donde también nuestro Señor fue crucificado. (Juan 4, donde está la samaritana. Cristo, en conclusión de su mensaje, repudia la adoración en la Jerusalén natural, diciendo que ya, en ese monte, no se adoraría más. Cuando hablaba de ese monte, estaba señalando al monte de Jerusalén. Sino que iba a haber adoración en espíritu y en verdad).

Hay un monte divino, el Monte Sion, que es la iglesia. Tipología en tiempo de David, sombra en tiempo de David, realeza cuando Cristo exalta al monte a la diestra del Padre, la iglesia de Dios. Hebreos 11:22 te confirma eso. El nuevo nacimiento, somos trasladados. Entonces era, pero ahora también es. Finalizando, dice: Echa fuera Babilonia. Echa fuera el sistema carnal. Echa fuera los frutos de la carne. Echa fuera un sistema que no produce libertad.

¿Cuáles son estas características? En primer término, una iglesia bajo el orden de Ismael, tiene un nacimiento erróneo. Todo ese tipo de sistema lo tiene. Es producto de las obras de la carne. Es esfuerzo personal. Es producido por impaciencia. Dios dijo que tendría una iglesia gloriosa, pero aquellos que ayudan a Dios a limpiarla, entran en legalismo. Es un nacimiento erróneo. Una edificación falsa. No tiene fundamento. No es iglesia verdadera.

Hebreos 6:12 dice que todos los que obtuvieron algo, lo obtuvieron por fe y paciencia. Dios dando el nacimiento. No hay que contestar de qué colegio vienes, la pregunta es: ¿Quién es tu Padre? En segundo lugar, la iglesia conformada según estructura  Ismael, siempre es lo mejor que el hombre puede ofrecer. Es el substituto del hombre. Es lo mejor del hombre. Pero siempre caerá, es carne. La carne siempre envejece y termina pudriéndose. El espíritu nunca envejece, se renueva a diario.

Esta iglesia es la voluntad agradable, nunca la voluntad perfecta. Dios permitió que Abraham tuviera el hijo, pero lo tuvo que mantener Abraham y luego Dios lo rehusó. La voluntad perfecta es la iglesia fundada por el Espíritu de Dios. Dios sacó a Israel de Egipto, pero su voluntad era entrar en Canaán. El desierto es sólo un lugar permisivo, no fue creado para tener eternidad en él. ¡Hay que entrar en la tierra!

De manera que si te quedas en el desierto, en la voluntad permisiva de Dios, terminas en un círculo vicioso, que termina en muerte. Tener bendiciones no comprueba que estás en la voluntad de Dios. Durante el desierto, Dios bendijo al pueblo grandemente, pero luego murió. Tener problemas tampoco comprueba que estás o no estás en la voluntad de Dios. Tienes que ver los patrones divinos, para ver dónde andas metido. Los patrones, son la sombra del Antiguo Testamento. Asimismo, Ismael siempre recibe bendición.

(Génesis 17: 18) =  Y dijo Abraham a Dios: Ojalá Ismael viva delante de ti. 

(19) Respondió Dios: Ciertamente Sara tu mujer te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Isaac; y confirmaré mi pacto con él como pacto perpetuo para sus descendientes después de él. 

(20) Y en cuanto a Ismael, también te he oído; he aquí que le bendeciré, (Esto quiere decir que la iglesia conforme al orden de Ismael, puede ser muy grande y también muy bendecida.) y le haré fructificar y multiplicar mucho en gran manera; doce príncipes engendrará, (Paralelo. Doce tribus, doce príncipes) y haré de él una gran nación. (Aquí te dice que bendecirá a Ismael, pero establece el pacto con Isaac.)

(Génesis 25: 5) = Y Abraham dio todo cuanto tenía a Isaac.

(6) Pero a los hijos de sus concubinas dio Abraham dones, y los envió lejos de Isaac su hijo, mientras él vivía, hacia el oriente, a la tierra oriental.  

Abraham siempre es tipología del Padre, así que no sería de extrañar que la iglesia según el orden de Ismael, también pueda tener mucha fluidez de dones. Discernimiento. Ismael recibe bendición y recibe dones. Pero no hereda con Dios. Además, esta iglesia que estamos denominando como iglesia Ismael, siempre se está burlando de los hechos del Espíritu.

(Génesis 21: 9) =  Y vio Sara que el hijo de Agar la egipcia, el cual ésta le había dado a luz a Abraham, se burlaba de su hijo Isaac. 

Los fariseos también se burlan. Se burlan de como Dios le da crecimiento a alguien que se supone no puede tener victoria. Se burla de los milagros de alguien que no fue a su misma escuela. Hablan barbaridades de todo lo que no entienden. Viven mofándose de las cosas más sagradas. ¡Ese es el verdadero espíritu fariseo! Hablan de la alabanza como si entendieran, pero sólo son profesores de música egresados de escuelas seculares. Cantan hosannas en los tonos más difíciles, pero no adoran a Dios. Hablan en contra de la fe, los milagros y hasta de la prosperidad. En suma: descalifican todo el mover presente de Dios.

Isaac siempre fue burlado por Ismael, pero sigue siendo aquel que va a heredar. Ismael siempre genera cautiverio. El sistema Ismael es el que siempre genera cautiverio. Gálatas 4:24 y 25, leímos, que siempre produce esclavitud. Algo así como: Sométete, o lárgate. Divisiones, sectarismo, legalismo, manipulación. Tú puedes salir de una denominación y entrar a una iglesia que se denomina a sí misma como independiente, y sin embargo seguir estando en una denominación. Hasta que no eres libre, eres esclavo.

Sectarismo y denominación, es lo mismo. Son sinónimos. Sectarismo significa algo así como: no vayas aquí, no vayas allá, no escuches a Fulano, no leas a Mengano. Sólo escucha y lee lo que te damos aquí. Somos exclusivos. Libertad significa que sí, que puedes ir donde quieras, y reconoce de dónde vienes. Estar en cautiverio, es cautiverio. Bajo el diablo o bajo la religión, sigue siendo cautiverio, que es igual a cautiverio. Espíritu no es dones, porque Ismael tiene dones. Y tampoco es una cuestión humana o denominacional. Puede ser carismática, puede ser pentecostal y no ser Isaac. Babilonia, ya te lo he dicho, no es un templo; habita en el corazón de la gente. Ismael es el yo. Programas, ceremonias, tradiciones.

Isaac, su nombre significa Risa. Filipenses 3:3 dice: somos circuncisos los que en el espíritu, servimos a Dios, y no tenemos confianza en la carne. Somos circuncisos los que en espíritu servimos a Dios y no depositamos nuestra confianza en la carne. Salmo 126:1-2 dice: Cuando Jehová volviere la cautividad de Sion, nuestra boca se llenará de risa. Isaac. Y nuestra lengua de alabanza. Por eso el júbilo prorrumpe en nuestras reuniones.

La iglesia Ismael es una mezcla carnal. Es un poquito de lo natural, con un poquito de lo espiritual. Abraham era el conducto, pero agar no era el vientre. Representa fe y simiente de Dios, mezclado con un cuerpo natural. Los fariseos le decían a Cristo: ¡Somos hijos de Abraham! ¿Dónde está el padre tuyo? Hemos oído las circunstancias de tu nacimiento. ¿Qué hay de la incógnita detrás de la cual has aparecido? Nosotros hemos nacido de esta manera. Y Cristo les dijo: ¡Ustedes son de su padre, el diablo!

Si fueran hijos espirituales, hubieran entendido mi nacimiento. Además, Ismael siempre produce oposición y persecución. Ismael persiguió a Isaac. Los judíos persiguieron a Cristo. Iglesias carnales persiguen a la iglesia espiritual. La ramera y la Babilonia siempre quieren matar al profeta y al fruto del Espíritu. Pero no reacciones, no van a heredar. Será tomada.

La iglesia Ismael y la iglesia Isaac, permanecen juntas por una cantidad de tiempo. Siempre permanecen juntas por un tiempo. Voy a revelarle algo históricamente, Caín y Abel andaban juntos por un tiempo. Esaú y Jacob anduvieron juntos por un tiempo. Ismael e Isaac anduvieron juntos por un tiempo. El trigo y la cizaña andarán juntas por un tiempo. Pero se va exponiendo a sí mismo, hasta que la naturaleza revela su intención.

Recuerda: Ismael no tuvo ningún problema con su existencia, hasta que aparece Isaac. Isaac no produce problemas, sólo revela problemas que ya existían. Ismael jamás será removido por los hombres. Dios desatará sus ángeles, y recogerán primero la cizaña. Nuestro trabajo, y gracias a Dios no soy el único, es extraer el trigo de la cizaña. Por lo tanto, no podemos ni debemos callar.

Todavía recuerdo los aplausos de una muchedumbre en una iglesia a un hombre de Dios que denunciaba estas cosas hace más de veinte años. La mayoría de los que aplaudían, estaban haciendo lo que ese siervo denunciaba. Altísima simulación e hipocresía espiritualoide. Dios los vio, quédense tranquilos. Así que mucho me temo que no puedo ni debo pedirle disculpas a nadie por la calidad o cualidad de este mensaje. La verdad es absoluta y existe sin opinión. Ahora un detalle: a todo eso, Dios lo eliminará a Su tiempo, no al tuyo.

(Génesis 21: 10) =  Por tanto, dijo a Abraham: Echa a esta sierva y a su hijo, porque el hijo de esta sierva no ha de heredar con Isaac mi hijo. (¿Cuándo será que Dios desate el poder para eliminar este sistema falso? Aquí está la llave, no la pierdas. Cuando Isaac sea destetado)

(Verso 8) = Y creció el niño, y fue destetado; e hizo Abraham gran banquete el día que fue destetado Isaac. 

(9) Y vio Sara que el hijo de Agar la egipcia, el cual ésta le había dado a luz a Abraham, se burlaba de su hijo Isaac. 

(10) Por tanto, dijo a Abraham: Echa a esta sierva y a su hijo, porque el hijo de esta sierva no ha de heredar con Isaac mi hijo. 

¿Cuándo? Cuando seamos destetados. Cuando dejes de beber leche. ¿Cuándo? Cuando mastiques carne. ¿Cuándo? Cuando dejes el deseo por la leche. ¿Cuándo? Cuando dejes de llorar por problemas personales. ¿Cuándo? Cuando seamos maduros. Eso es, en grandes rasgos, empezar a entender la iglesia. Y a esto sumarle, si quieres, algunos principios muy importantes. Porque son muchos, hoy, los que andan equivocados respecto a lo que es la iglesia.

(Mateo 13: 24) =  Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo;(25) pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue.

(26) Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña.

(27) Vinieron entonces los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña?

(28) El les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos? (Escucha: no salgas ahora a querer arrancar cizaña, porque en una de esas no te diste cuenta todavía y la cizaña eres tú.)

(29) El les dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo.

(30) Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero.

La restauración es para la iglesia. La cizaña no puede ser restaurada. Y ese ha sido el gravísimo error de una iglesia que de pronto se creyó más buena que Dios y decidió restaurar lo que Dios había dicho que había que echar al fuego. Hubo tremendos resultados visibles, gente que en apariencia cambió violentamente y pasó de ser delincuente a ministrar en la iglesia como mano derecha del pastor, o como pastor mismo. Y el tiempo se encargó de dejar en evidencia que no había existido ninguna restauración, que seguían siendo cizaña y que los abusos de toda índole, fraudes, engaños y hasta violaciones estuvieron a la orden del día. Nadie podría acusar a esa gente de no haber tenido buenas intenciones, pero sí recriminarles no haber utilizado o adquirido discernimiento.

Está más que claro y evidente, al sistema carnal Dios no lo quiere restaurar; lo quiere destruir. No se puede restaurar el sistema de Agar, va a terminar destrozado. Por eso es que hay que gritarlo desde las montañas. Es tiempo de perseguir la promesa del Espíritu. La iglesia no es una denominación, la iglesia es mucho más grande que eso. Una definición de una denominación, podría ser la siguiente: una relación especial entre iglesias, que incluye algunas y excluye el resto. Eso no es la definición. Un grupo de iglesias amigas entre sí, que incluyen a un grupo y excluyen al resto. Esto, hasta cierto punto llega a ser piedra de tropiezo para el evangelismo. Y pueblo dividido, no prevalece.

En las Escrituras, siempre hay una relación entrelazada entre las diferentes reuniones en la ciudad. De hecho, las principales cartas de las que todavía hoy aprendemos, fueron escritas a nivel de ciudad, nunca a una determinada iglesia local en soledad. Y todas con idioma singular, pero eran todas por igual las que participaban de la misma revelación. Esto es: la iglesia era una, distribuida en muchas fracciones. Hoy, cada fracción tiene autonomía, doctrina e interpretación propia. A Dios se le hace complicado comunicar algo así.

Tenemos que enfatizar en la fuerza de la unidad eclesiástica nacional, si es que vamos a hacer algo por la que sea nuestra patria. No nos dividamos por doctrinas. Las doctrinas básicas, nunca cambiarán. La mayor parte de este sectarismo, que eso es una denominación, son gente que nace o se desarrolla, para darle validez a su opinión o persuasión doctrinal. No fuimos llamados a identificarnos con un mensaje. Fuimos llamados a identificarnos con Cristo. Sin embargo, la iglesia es mucho mayor, es universal. Pero, hay cizaña y hay trigo. Hay Babilonia y hay la verdadera novia. Hay Agar, hay Sara. Hay Ismael, hay Isaac. Sólo el discernimiento los separa.

La iglesia es global, y puede tener células locales. Cualquiera de los templos que conocemos, son una célula de una iglesia global, única. Y me resisto un poco a decir universal como debería, porque no quiero promocionar lo no promocionable. No estoy hablando de títulos, sino de función. La iglesia tampoco es hereditaria. Nadie puede heredar cristiandad. Dios tiene hijos, no tiene nietos. ¡Tienes que nacer de nuevo! Mucha gente está en la iglesia porque durmió debajo de los bancos o las butacas de la iglesia, pero nunca han tenido un encuentro personal con Cristo. Y hoy son ministros.

Recuerda que a aquellos que lo reciben, Dios les da la potestad de ser hechos hijos. Esto significa que no naces hijo, eres hecho hijo. Tú no entras a la iglesia porque te salpican con agua, tienes que nacer de nuevo. Muchos están en estado latente, están convencidos, pero no han sido dados a luz. La iglesia tampoco es una multitud mixta. Lo hemos dicho muchas veces: amamos tanto que por ahí amamos al diablo. Yo no amo al diablo, y si lo veo en un templo no dudo en echarlo fuera, aunque tenga puesta una corbata de quinientos dólares y esté predicando.

La palabra cizaña, en el original es zizanion. Es un falso grano. Es muy parecido al grano de trigo. Los rabíes la llamaban semilla bastarda, o degenerada del trigo. O sea: una mutación, algo que no era real, sino que se había degradado. Era venenosa, para los animales y para los hombres. Quiero que me entiendas bien, estamos hablando de la cizaña, que es la falsa iglesia o el falso sistema dentro de la iglesia. Un método de pensamiento y de operación. Una enseñanza. Un liderazgo.

¡Puede ser muchas cosas! ¡Yo no sé lo que es! Ubícate tú. Es un espíritu de lo que yo estoy hablando. Un día fui a una iglesia y prediqué sobre la cizaña. Cuando terminé vino el pastor y me dijo que el mensaje era real y era bueno, pero que temía que hubiera ofendido a alguien y se fuera. Le contesté que si alguien se iba a ir de la iglesia por ese mensaje, ese alguien era la cizaña. El trigo se iba a quedar, quédate tranquilo, pastor.

Dicen que este grano, el zizanion, era venenoso para animales y hombres, y que al ingerirse, producía nauseas, producía sueño, mareos, convulsiones, y finalmente, muerte. Siempre ceñían el trigo, para buscar este grano. Porque si se colaba en el trigo, podía ser mortal, de acuerdo a la cantidad por volumen. Vamos a ver qué es, entonces, si lo miramos espiritualmente. Dice la parábola que es algo que siembra Satanás.

Lo dice claro: el enemigo hizo esto. No Dios, lo produce Satanás. Y produce cansancio, apatía, sueño, mareo, o poca visión. La mente embotada. ¡Explíquemelo, pastor! ¡No entiendo! -¡Pero es que te lo acabo de leer despacio, milímetro a milímetro! ¡Sí, pero igual no entiendo! – ¡Míralo en tu Biblia! ¡Sí, pero igual no entiendo! Cuidado, que si la dosis es muy grande, produce muerte.

Ahora bien; algunos creen que el campo es la iglesia, y que como el campo es la iglesia y Dios es el que separa, entonces nosotros no tendríamos que preocuparnos en eliminar nada malo que haya en la iglesia. Error. Tú eres responsable por el sector del campo que habitas. Tú debes limpiar ese campo. Dicen: Dios lo va a separar en el último día. No le hace. También justifican tanto el amor que como amamos hasta los demonios, la iglesia está llena de ellos.

(Verso 40) = De manera que como se arranca la cizaña, y se quema en el fuego, así será en el fin de este siglo.

(41) Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad,

Tropiezo, aquí, es la palabra proskoma. Significa un pedazo de tronco que se presta para, en alguna ocasión, apostatar. Produce ofensa. Es la carnada o la trampa en contra de. Pros, dividiendo la palabra, significa cercanía, alguien con respeto, perteneciente o relativo al destino. O sea: este tronco no es extraño, está dentro. Cercanía. Tiene que ver con tu destino, produce respeto, o lo exige. Sólo estoy leyendo un diccionario, tù vete sacando tus propias conclusiones.

La segunda parte es Kopto. Significa Te golpea con dolor, contristamiento, lamento. Termina picando o cortando. Otra de sus raíces es la palabra eskandalon, que es enredadera o trampa. Algo que nos guía, pero termina en una trampa. Cristo les llamó: Ciegos, guía de ciegos. Vamos  categorizar esto. Puede ser Teología liberal o una enseñanza. Pueden ser las sectas u ocultismo. Puede ser el espíritu de humanismo, también llamado ciencia cristiana. Es el veneno dentro de la viña. La iglesia no es una multitud mixta; es o no es.

En los últimos días, será el discernimiento el que va a arrancar la cizaña. Dice que también son hacedores de iniquidad, gene que resiste el gobierno divino. Se rebelan al orden divino. Se rebelan al orden o el patrón de Dios. Saben cómo se debe gobernar, pero no quieren cambiar. No tienen ley, es maldad. Están en el mundo, pero no son la iglesia. Judas 12 y 13 y 1 Pedro 2:1-6, nos hablan de falsas enseñanzas. Mateo 3:12 nos dice que Cristo viene y nos va a bautizar con fuego y va a limpiar su era en la iglesia.

La iglesia no es una institución. La iglesia no produce membresía. Tampoco es una organización que dispensa gracia. No es una institución nacional. No es un centro local para dispensar bendiciones. Tampoco debe estar asociada directamente con política. Constantino trató de hacer eso, y dañó la iglesia y eliminó el nuevo nacimiento. La iglesia tampoco se casa con el gobierno humano de turno ni tiene que hacerle el juego a ninguna potencia, tenga el color que tenga. LA iglesia, mal que les pese a muchos, ES el gobierno de la tierra.

Asimismo, la iglesia de ninguna manera es un servicio social. Dios no puede tenerle misericordia a un corazón no arrepentido. Repito: Dios no desata misericordia a un corazón que no se arrepiente. ¡Hay réprobos que no se quieren arrepentir y le sacan el jugo a la iglesia, y no van a cambiar! Pero no hay discernimiento. Entonces hay que hacer algo para decir que estamos en victoria. En suma: si no hay arrepentimiento, no hay misericordia.

Dios quiere bendecir al mundo, pero no desgasta inútilmente sus esfuerzos en la vida de alguien que le gusta lo que anda haciendo. Si Satanás sabe que tú eres así, te envía un réprobo por día, para que tú emplees todo tu tiempo en mal terreno, y nunca hagas nada por Dios. Esto le pasa mucho a los pastores. Una consejería eterna con gente que nunca cambia.

Hay una diferencia entre arrepentimiento y lástima. Dios no se mueve por lástima, Dios se mueve por fe. Cristo pasaba junto a una muchedumbre de pobres y decía: siempre estarán contigo. Pasó junto a la muchedumbre de los leprosos, y no los sanó. Él hacía, lo que el Padre estaba haciendo. Yo creo que nos hemos convertido en una institución social. Entonces vemos a muchos que llegan muy arrepentidos por causa de su condición social, pero no por su pecado.

Les llegas a dar una moneda porque te dicen que tienen hambre, y con esa moneda van y se compran alcohol. Yo solucioné eso después de mucho tiempo en que, por causa de una falsa bondad de un falso cristianismo, les daba lo que me pedían a todos los que tocaban mi puerta. Un día vi algo como lo que te dije y decidí ordenarle a Satanás que no le iba a permitir que tocara a mi puerta nadie que no fuera enviado por el Señor. Fue tremendo, porque vi a gente viniendo puerta por puerta y, al llegar a la mía, incluso conmigo en la puerta, pasar de largo sin verme. ¡Funciona!

De una vez por todas apréndelo y enséñalo a los que todavía lo ignoran. Nadie va a poder aliviar su condición sin arrepentimiento. Es un esfuerzo nulo. Jamás podrás vencer en su vida, si él no vuelve en sí. Ora para que vuelva en sí, minístralo cuando vuelva. Igualito como si fuera un hijo pródigo. ¿Sabes qué? Pasa en las iglesias continuamente y, te lo aseguro, hasta pasa en nuestro ministerio. Por estar casi acaparado por los más débiles que no se deciden a creer lo mínimo, se abandona la atención a los que están fuertes y necesitan compartir nuevas ideas y posiciones.

Recuerda el antiguo ejemplo: una cadena es tan fuerte como el eslabón más débil. Puedes tener la cadena de hierro más fuerte, pero igualmente se te va a partir por el eslabón más débil. Por eso es que decimos que la iglesia no es ni está llamada a ser una voz política. Es la voz de Dios. Y eso no se debate, no es opinión. Necesitamos el respaldo político y por eso oramos por gobiernos. Pero somos superiores a los gobiernos terrenales. La iglesia ejecuta la voluntad de Dios. Intercede como embajada de Dios y establece su gobierno. Y si las cosas políticas no andan bien, puedes atar y desatar y conseguir veredicto para el gobierno político.

Lo cierto es que la iglesia está por encima de cualquier poder político, aunque por no terminar de verlo o de creerlo, ahí anda tratando de aferrarse a los pantalones de corruptos enquistados en los poderes. Si viene el juicio de Dios para esos corruptos y la iglesia anda aferrada a sus pantalones, ¿Qué crees que podría pasar? Listo. No te equivocaste. Ahora piénsalo. Es como aquel viejo ejemplo del león que se creía gato, y no se había dado cuenta que era león.

Muchos suelen preguntarme adónde apunta mi trabajo, mi mensaje, mis estudios, mis trabajos. Si pudiera resumirlo en muy pocas palabras, diría que el epicentro de mi mensaje es revelar el propósito de Dios en la tierra. Obviamente que va por encima de mensajes denominacionales, sectarios, doctrinales y de movimientos. El fundamento es revelar el patrón, luego el pueblo se ajusta.

Y eso no se da porque yo sea muy importante o infalible, sino porque es Dios el que lo está haciendo, y si no salgo a decirlo yo, por ahí saldrá otro, no lo dudes. La cuestión es que Dios lo va a hacer, sí o sí. Y el propósito no es que tú cambies tu doctrina, salvo que sea cizaña y esté envenenando, produzca mareos y cansancio, apatía, poca visión. El propósito es que aprendas a ceñir el grano.

El que ha entendido lo que estamos haciendo desde este lugar, debe comenzar a ver a Dios desde otro punto de vista. Dios es un Dios bueno. Es un Dios de restauración, es un Dios de victoria. Ese es el Dios que yo conozco. Ese es el Dios que yo predico. Ese es el evangelio que yo aprendí después que me saturé de historietas baratas. Mi evangelio, qué originalidad, son buenas noticias, siempre trae esperanza con él. Nunca produce temor, a menos que no revele lo falso. Nunca produce miedo, siempre produce coraje.

Nunca produce apatía, siempre produce sed y hambre. Nunca manifiesta esclavitud, siempre termina con la presencia de Dios. ¡Son buenas noticias! Dios ha sido observado tras los ojos de Moisés y no los ojos de Cristo. Si Moisés e ha revelado a Dios, necesitas una revelación desde el punto de vista de Jesús. La Gracia y no la Ley.

(Juan 1: 14) = Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.

(15) Juan dio testimonio de él, y clamó diciendo: Este es de quien yo decía: El que viene después de mí, es antes de mí; porque era primero que yo. 

(16) Porque de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia. 

(17) Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo. 

(18) A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.

Si quieres conocer a Dios, tienes que verlo a través de Jesucristo. La ley nunca te revela a Dios, sólo fue dada para hacer recordatorio de tu pecado. Eso es lo que yo quiero que este mensaje produzca. Porque cuando ves a Dios de esta manera, toda la palabra toma una nueva revelación. ¿Sabes cuántas cosas nos han enseñado que nos dejan al final la imagen contundente que nuestro Dios es un Dios malo? Y como sabemos muy bien que no es así, entonces creo que es casi obligatorio seguir buscando y no quedarte con lo que te dice cualquier advenedizo sin conocimiento. Conocimiento es intimidad,  no escuela; te recuerdo.

Y mira cómo termina esto. Aquí dice que el anticristo gana. ¡No puede ser! ¡Mi papá no me va a dejar perder, así que tengo que ver qué hay allí! Y sigues buscando. Lo que estoy tratando de producir hace ya muchos años, es un cambio de mentalidad, no de denominación, no de doctrina, no de credo, no de iglesia o templo. Poder ver el propósito de Dios de principio a fin en un solo párrafo. Poder explicar el propósito de Dios al crear el hombre en un párrafo, y si lo puedes hacer, entiendes por qué Israel, entiendes por qué los levitas, entiendes por qué Jesús, y también llegas a entender por qué razón te fue enseñado algo distinto…

Si podemos entender la visión eterna de Dios, entonces tú como ministro, puedes extraer de ahí la parte que te corresponde como visión de la iglesia. De otro modo, seguirás caminando mareado, confundido, sin tener visión y, sin visión, ya lo sabes, el pueblo siempre perece. Esto nos ayuda a entender en qué tiempos vivimos. Y cuando entendemos en qué tiempo vivimos, entonces ahí es cuando sabemos qué es lo que tenemos que estar haciendo. No es una doctrina. ¿Crees que tiene importancia, entonces, quien se queda contigo y quien se te va a otra parte? El problema es más grande y obedece a un plan eterno de Dios, del cual nosotros somos embajadores.

Dios coloca a cada generación en su tiempo, y si nos trajo aquí, en este tiempo, es porque hay algo en este tiempo, que nosotros tenemos que consumar. Tienes que pararte frente al Padre el día que te corresponda, y poder decirle que terminaste tu carrera. Sin excusas. Sin argumentos religiosos tales como: ¡Es que no me dejaron! ¡No me autorizaron! A Jesús tampoco su iglesia lo autorizó a nada. Y mira donde nos trajo. Por eso dijo: Porque a vosotros os es dado a conocer los misterios del Reino de Dios.

Comentarios o consultas a tiempodevictoria@yahoo.com.ar

enero 2, 2020 Néstor Martínez