Estudios » Blog

Tiempo de Sacarse el Tapabocas

Cada hombre o mujer al nacer, recibe talentos. Un talento es el conjunto de facultades o capacidades, tanto artísticas como intelectuales, que permiten a una persona gozar de cierta inteligencia que lo llevan a destacarse en alguna ciencia o actividad. Eso, todos, creyentes y no creyentes. Para los primeros, luego, estarán los dones. Un don es algo que viene del cielo, un presente, un regalo; es la habilidad para hacer algo determinado que no todos pueden hacer y es el rasgo característico de alguien. Los talentos son naturales, los dones son sobrenaturales. La gran duda antigua y presente, es: ¿Quién los otorga? ¿Cómo los otorga? ¿Por qué y para qué los otorga? Aquí te dejo un informe práctico, tómalo o déjalo, es tu decisión. Como ministro del Señor, lo que no quiero es que en este 2021, la iglesia siga con su inamovible tapabocas espiritual.

(Romanos 12: 3-8) = Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno. Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función, así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros. De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe; o si de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza; el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con liberalidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría.

Dones Creacionales otorgados por Dios: Profecía: No es el de predicción o pronóstico. Es interpretativo, declaratorio o expresivo de la voluntad y el consejo de Dios. Servicio: Que es brindar ayuda, auxilio o asistencia personal a otros. Enseñanza: Que es enseñar, informar, instruir, demostrar o prescribir. Tiene como meta comunicar conocimientos y habilidades de manera sistemática, para lograr el desarrollo de las personas. Exhortación: El que exhorta ofrece un estímulo de apoyo, y sostiene a los que requieren asistencia a la vez que los urge a seguir un determinado modo de conducta. Repartición: Esto es dar, compartir, distribuir, otorgar. Esta palabra denota liberalidad o generosidad. Presidir: Estar al frente de, gobernar, dirigir, administrar o brindar conducción. Misericordia: Tener misericordia o compasión por alguien, ser paciente, comprensivo o ayudar a alguien por piedad.

(Efesios 4: 1-11) =  Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados, con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor, solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz; un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; un Señor, una fe, un bautismo, un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos. Pero a cada uno de nosotros fue dada la gracia conforme a la medida del don de Cristo. Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, Y dio dones a los hombres. Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra? El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo. Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros.

Dones Ministeriales otorgados por Jesucristo: Apóstoles: Es un mensajero especial, un delegado, uno comisionado para una tarea o función específica, uno que es enviado con un mensaje. Profetas: Es principalmente un narrador, alguien que proclama un mensaje divino. A veces, el mensaje incluye una predicción de eventos futuros. Evangelistas: Es el que anuncia las Buenas Nuevas, el Evangelio, declara buenas noticias, es el predicador del Evangelio por excelencia. Pastores: Es a quien encomiendan el cuidado y la orientación de otros. Maestros: Es el encargado de dar alimento espiritual para crecimiento. Estos dos dones mencionados, son dones permanentes. Pero también los hay espontáneos.

(1 Corintios 12: 8-10) = Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu. A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas

Dones de Manifestaciones otorgadas por el Espíritu Santo: Palabra de Sabiduría: Es la orientación sobrenatural que el mismo Espíritu Santo expresa a un individuo para una determinada situación, especialmente donde el resultado de las decisiones no se conocerían, a menos que mediara esta revelación. Palabra de Ciencia: Otorga una percepción sobrenatural que nadie podría obtener si el Espíritu no se la revelara. Fe: Es la habilidad espiritual otorgada de manera espontánea a fin de liberar el poder divino para cualquier acción o necesidad concreta. Sanidades: Es el impulso sanador que lleva a luchar contra la enfermedad y las dolencias. Hacer Milagros: Es la manifestación que Dios está obrando lo que de manera natural no podría hacerse. Esto trasciende las leyes naturales; es el resultado de la plenitud del Espíritu Santo en la vida de los creyentes. Profecía: Parece dirigirse concretamente al Cuerpo en su conjunto. Esta manifestación logra, básicamente en situaciones específicas y por medio de diversos creyentes lo que el ministerio profético de Efesios 4:11 lleva a cabo mediante un ejercicio continuo del don. Discernimiento de espíritus: Es la habilidad para distinguir el espíritu del mundo, y especialmente para descubrir el verdadero motivo o razones que animan a la gente. Lo que nos ocupa es la percepción de lo invisible, o sea, la habilidad para entre lo humano y lo infernal, es decir, la carne y el diablo. Diversos Géneros de Lenguas: Hablar de forma sobrenatural en un idioma no conocido por el individuo. El plural alude a diferentes formas que posiblemente armonizan las lenguas vivas que se conocen y los sonidos ininteligibles, especialmente dirigidos a orar y cantar en el Espíritu, fundamentalmente en la alabanza personal. Interpretación de Lenguas: La interpretación de lenguas puede ser dada por una persona distinta al que habla en lenguas, pero el que habla en lenguas debe sentirse responsable de que sea interpretado.

Comentarios o consultas a tiempodevictoria@yahoo.com.ar

enero 2, 2021 Néstor Martínez