Estudios » Blog

La Mayor Enfermedad del Siglo XXI

descarga (1)

     Casi nunca sé con certeza por qué razón debo escribir sobre un determinado asunto. Ya me acostumbré a dejarme llevar por Su Espíritu, y eso ha posibilitado que muchísima gente (Creyente o no), se haya sentido bendecida o alentada. El trabajo mayor, luego, es procurar que ninguna de esas personas me adjudique a mí el mérito. No, porque yo sé perfectamente que todo el mérito, y por ende la Gloria, es absolutamente Suya.

     Lo cierto es que los consultorios de los profesionales en psicología o psiquiatría son testigos fieles de que la más frecuente de las perturbaciones que sufre el hombre en estos tiempos, es el temor. Casi todos los problemas psicológicos tienen sus raíces, necesariamente, en el temor. La ciencia, incluso, ha podido comprobar fehacientemente que ninguna criatura está exenta de los efectos del temor. Como consecuencia, se puede asegurar que los problemas mentales y emocionales más frecuentes, tienen su origen en el temor.

Cuando alguien comienza a preguntarse a sí mismo, (Generalmente en soledad), ¿Qué tal si sucede esto o aquello?, su porvenir inmediato será fatal. Una persona no puede estar pensando en posibles desastres, ya que estos fantasmas crecen vertiginosamente e impiden todo pensamiento racional. El temor que incapacita a las personas para vivir normalmente, ha sido catalogado como LA enfermedad de nuestra época. Fobias de toda clase, ataques de pánico, ahogos físicos y otras minucias similares, aterrorizan hoy a un altísimo porcentaje de hombres y mujeres de toda edad, condición social e intelectual.

     Y, lamentablemente, no puedo en esto excluir a los cristianos. Toda persona, creyente o no, ha experimentado el temor en algún momento de su vida. Posiblemente al recordar esas malas experiencias pasajeras, sientes todavía la terrible sensación de pánico que te mantuvo preso o presa. Hay, sin embargo, quienes se han convertido en verdaderos esclavos del temor. Esta, hoy mismo, podría ser tu situación. Es probable que tu vida esté siendo manipulada constantemente por fuertes y dolorosos temores que te dejan casi sin descanso.

     Creo que este es un muy buen momento para examinarte por dentro y determinar ya mismo, ahora mismo, cuáles son tus miedos más frecuentes, cuál es tu mayor temor, o qué cosa realmente te aterroriza al punto de dejarte estático, sin reacción y casi paralizado. ¿Eres creyente? ¿Te han enseñado que tienes un enemigo, dueño del imperio del temor y la muerte, que se pasa todo el día procurando asustarte de todas las formas posibles, con la única finalidad de que pierdas tu fe y tu confianza en Dios? Si así fuera, sólo deberás dar un simple paso: creer que eres un hijo de Dios y que ya mismo formas parte de Su Reino.

     (1 Juan 4: 18) = En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor.

     Es normal que cuando lees “amor”, de inmediato pienses en tu esposa/so, novia/vio, hijos/as, padres, abuelos, amigos, hermanos, etc. Y está bien que lo pienses, pero no es este el amor del que habla este texto. Aquí, cuando di e “amor”, dice “ágape”. Y esta palabra, luego de un extenso examen de traducciones más traducciones, nos lleva a una palabra que podríamos definir como Carácter. Así que, si sufres de temor, te pido en el nombre de Jesús, leas este texto y reemplaces la palabra Amor, con la palabra Carácter, el Carácter de ser y sentirte parte integrante del Reino de Dios en la tierra.

     ¿Ya lo hiciste? Bien; entonces ahora ve y pelea la buena batalla. ¿Ves? Por esta causa hoy mi Padre celestial me impulsó a escribir sobre esto. Nadie me lo pidió, nadie me escribió ningún correo. Es más, regresé de tomarme unos días de descanso y no tenía absolutamente nada en carpeta para compartir. Pero, ¿Cuántos saben que Dios sí tiene su propia carpeta y que Su Amor está por encima de cualquier cosa que nosotros llamemos así en esta tierra? Sal, pelea y vence. Nunca olvides que en Cristo, eres más que vencedor.

Comentarios o consultas a tiempodevictoria@yahoo.com.ar

febrero 26, 2018 Néstor Martínez