Tiempo de Real Academia

El vocablo proviene del latín TEMPUS y presenta un sinnúmero de acepciones. La primera de ellas, tiene que ver con la duración de cosas sujetas a la mudanza. Es decir que viene a ser tiempo, todo aquello que luego puede mutar o variar de posición cronológica.

Es la magnitud física que permite ordenar la secuencia de los sucesos, estableciendo un pasado, un presente y un futuro. Su unidad en el Sistema Internacional es el segundo. Es parte de esta secuencia. Y es la época durante la cual vive alguien o sucede algo.

Es la oportunidad, ocasión o coyuntura de hacer algo. A su tiempo. Ahora no es tiempo. Lugar, proporción o espacio libre de otros negocios. No tengo tiempo. Largo espacio de tiempo. .Largo tiempo hace que no nos vemos.  Cada uno de los actos sucesivos en que se divide la ejecución de algo; como ciertos ejercicios militares, las composiciones musicales, etc.

Estado atmosférico. Hace buen tiempo. En Esgrima: Golpe que a pie firme ejecuta el tirador para llegar a tocar al adversario.En Gramática: Cada una de las divisiones de la conjugación correspondientes al instante o al período en que se ejecuta o sucede lo significado por el verbo.

En Marítima: Tempestad duradera en el mar. Correr un tiempo. Aguantar un tiempo. En Mecánica: Fase de un motor de explosión o combustión interna.  Y en música: Cada una de las partes de igual duración en que se divide el compás.

Luego ya vienen las derivaciones. Así hallamos que Tiempo Medio, es el que se interpone y pasa entre un determinado suceso y otro. También se utiliza para calificar el tiempo que transcurre entre una estación y otra.

En la gramática, el Tiempo Absoluto es el que expresa el momento de una acción o un estado de cosas situado con respecto al momento en  que se habla. Son: Presente, Pretérito perfecto simple, Pretérito perfecto compuesto, futuro e imperativo.

En Informático está el Tiempo Compartido. Es la modalidad según la cual un sistema de procesamiento de datos puede ser compartido al mismo tiempo por varios usuarios que operan con programas independientes.

Luego están algunos tiempos muy singulares, tales como el Crudo, tomar algo a tiempo crudo; el de Fortuna: es el de muchas nieves, aguas o tempestades y el llamado Tiempo de Pasión, que en la liturgia romana es el que comenzaba el domingo de pasión y finalizaba en la noche del sábado santo.

El Tiempo de Reverberación, que en Física, es en un auditorio, el tiempo que ha de transcurrir para que el sonido se reduzca en una proporción determinada. El Tiempo Geológico, que es el transcurrido en las diversas eras geológicas, que se mide en millones de años.

Tiempo Inmemorial, que es aquel tiempo antiguo no fijado en documentos fehacientes ni por los testigos más ancianos. Tiempo Medio, que en Física es el que se mide por el movimiento uniforme de un astro ficticio que recorre el Ecuador celeste en el mismo tiempo que el sol verdadero la Eclíptica.

El Tiempo Muerto, que tiene tres acepciones básicas: 1) En algunos deportes, la suspensión temporal del juego solicitada por algún entrenador cuando su equipo está en posesión del balón, o el juego se halla detenido por cualquier causa.

2) También es el lapso transcurrido entre un estímulo y su respuesta. 3) En Tecnología, el intervalo de tiempo que el funcionamiento de un sistema no es eficaz. 4) Así se denomina en Cuba al período de inactividad en la industria azucarera.

Luego tenemos el Tiempo Pascual, que en liturgia, es el que principia en las vísperas del Sábado Santo y acababa con la noche antes del domingo de la Santísima Trinidad y en la actualidad acaba con las completas del Domingo de Pentecostés. Todo esto conforme a rutinas romanas españolas.

Luego nos encontramos con el muy famoso Tiempo Perdido, al que muy difícilmente se pueda sustraer alguien, ya que se trata del que transcurre sin hacer nada provechoso o sin obtener ningún adelanto en la cosa que se trata.

El Tiempo Relativo, que en Gramática representa al que, como el pretérito imperfecto o el pluscuamperfecto, indica el momento de una acción o un estado de cosas, considerados desde el punto de vista de su situación con respecto a otra acción o estado expresados en el mismo contexto. Ejemplo: cuando llegué, Juan ya había salido.

Están los Tiempos Heroicos, que son aquellos en que se supone han vivido los héroes del paganismo, aunque también pueden serlo en los que se puedan haber realizado grandes esfuerzos para sacar alguna cosa importante adelante.

El Tiempo Simple, que en Gramática es el tiempo del verbo que se conjuga sin el auxilio de otro verbo. Ejemplo: doy, daba, dio, daré, daría, dar. El Tiempo Solar o Verdadero, que es el que se mide por el movimiento aparente del sol.

También existen algunas expresiones muy usadas, tales como Agarrarse el Tiempo, que es afianzarse en su mal estado, Ajustar los Tiempos, que es investigar o fijar la cronología de los sucesos o A Largo Tiempo, que es después de mucho tiempo o cuando haya pasado mucho tiempo.

El diccionario contiene muchas expresiones más que no reproduzco para no cansarte, pero no figura en él nada que tenga que ver con lo que deseamos estudiar, que es lo referente a los últimos o postreros tiempos, cosa que sí trata en sus diversas tesis, los diccionarios bíblicos.

Comentarios o consultas a tiempodevictoria@yahoo.com.ar

enero 1, 2015 Néstor Martínez