Estudios » Crecimiento

El Día de Benjamín

Hay un día en la Biblia. Un día que en apariencia, podría ser como cualquier otro. Un día en que muchas de las cosas preanunciadas comienzan a cumplirse. Un día en que los hijos de Dios, los miembros dilectos del reino de Dios sobre la tierra, comenzarán a efectivizar lo expuesto desde el principio. Ese día, que podría denominarse de muchas maneras, hoy y aquí será visto como El Día de Benjamín.

(Génesis 35: 16)= Después partieron de Bet-El; y había aún como media legua (Dos kilómetros y medio) de tierra para llegar a Efrata, cuando dio a luz Raquel, y hubo trabajo en su parto.

(17) Y aconteció, como había trabajo en su parto, que le dijo la partera: no temas, que también tendrás este hijo.

(18) Y aconteció que al salírsele el alma, (Pues murió) llamó su nombre Benoni, (Hijo de la tristeza) mas su padre lo llamó Benjamín, (Hijo de la mano derecha).

(19) Así murió Raquel, y fue sepultada en el camino a Efrata, la cual es Belén.

(20) Y levantó Jacob un pilar sobre su sepultura; esta es la señal de la sepultura de Raquel hasta hoy.

(21) Y salió Israel, y plantó su tienda más allá de Migdal-Edar.

Cuando Jacob está trabajando para Labán y tuvo ese pequeño problema característico de las costumbres del lugar, (Trabajar veintiún años para tener la mujer que quería) Raquel era estéril y Lea muy fértil. Y había competencia, por esto, entre ellas.

(Génesis 29: 31)= Y vio Jehová que Lea era menospreciada, y le dio hijos; pero Raquel era estéril. (32) Y concibió lea, y dio a luz un hijo, y llamó su nombre Rubén, porque dijo: ha mirado Jehová mi aflicción; ahora, por tanto, me amará mi marido.

Los nombres que estas mujeres le ponían a los niños, representaban lo que ellas querían. En este caso, la atención de su marido, porque su marido amaba más a Raquel. Es decir: los nombres tenían que ver con competencia.

(33) Concibió otra vez, y dio a luz un hijo, y dijo: por cuanto oyó Jehová que yo era menospreciada, me ha dado también este. Y llamó su nombre Simeón.

(34) Y concibió otra vez, y dio a luz un hijo, y dijo: ahora esta vez se unirá mi marido conmigo, (Fíjese que con cada hijo, con cada nombre, esta mujer suponía que Jacob, su marido, le iba a prestar mayor atención) porque le he dado a luz tres hijos; por tanto llamó su nombre Leví.

(35) Concibió otra vez, y dio a luz un hijo, y dijo: esta vez alabaré a Jehová; (Se cansó de tratar de llamarle la atención a Jacob con cada hijo y entonces se dijo: mejor voy a alabar a Dios) por esto llamó su nombre Judá; y dejó de dar a luz.

(Génesis 30: 1)= Viendo Raquel que no daba hijos a Jacob, tuvo envidia de su hermana, (Note que había competencia entre hermanas) y decía a Jacob: dame hijos, o si no, me muero.

(2) Jacob se enojó contra Raquel, y dijo: ¿Soy yo acaso Dios, que te impidió el fruto de tu vientre? Y la historia continúa como usted ya sabe. Estamos buscando las condiciones en las que nace la generación benjamín, es decir: la gente que Dios está levantando.

Veamos esto en primer lugar: Nace en el tiempo donde hay iglesias que usan su productividad para tener envidias y competencias. Tiempos donde el éxito y la productividad de una iglesia es causa de la envidia de la otra. Las mujeres, en la Biblia, son iglesias. Benjamín significa el nacimiento del fin de esa tribulación. Estas son las condiciones que rodean el arribo de la gente-Benjamín.

Vienen atacando ese espíritu de competencia. Vienen peleando contra sistemas que quieren matar el cuerpo. Saben ministrar sin extenderse por sobre la medida que Dios le ha dado. Los hijos de Lea no usaban capas de colores. Capas de colores significan: “El favor del Padre.”

Raquel significa “suavidad”. Es como si usted tuviera algo de seda, suave. La unción-Raquel es suave, es matriarcal. Es acariciante. Es ese amor que ama hasta el diablo. Ama a todo el mundo igual, todo lo perdona, todo lo puede.

Benjamín significa “El fin de una unción suave”. Mata a Raquel en su nacimiento. Cuando emerge Benjamín se acaba la unción delicada. Cancela todo lo delicado en una iglesia y la convierte en fuerte y militante.

En segundo lugar, el nacimiento de Benjamín está rodeado de la traición de sus hermanos. Si hacen memoria y van a Génesis 37, o por allí, van a ver que el problema no era con José, el problema era con el sueño de José.

Vamos a tirar de aquí para ver qué es lo que pasa con su sueño. Se levanta una generación con una visión más práctica, más factible, más alcanzable que la generación que existe y comienza la traición entre hermanos. No por su persona, sino porque usted tiene habilidad para hacer. Es aquel espíritu que busca neutralizar lo que Dios está haciendo y levantando.

(Génesis 37: 18)= Cuando ellos lo vieron de lejos, (A José) antes que llegara cerca de ellos, conspiraron contra él para matarle.

(19) Y dijeron el uno al otro: he aquí viene el soñador.

(20) Ahora pues, venid, y matémosle y echémosle en una cisterna, y diremos: alguna mala bestia lo devoró; y veremos qué será de sus sueños.

Está claro: el problema no es con usted; el problema es con lo que usted vino a hacer. Benjamín se levanta con la habilidad de una visión que la iglesia ya establecida carece de posibilidades para establecer. Comienza la traición.

Recuerde que José, cuando los hermanos van a Egipto en busca de comida, lo primero que pregunta es por benjamín. La iglesia-Benjamín, la gente-Benjamín, el orden-Benjamín, la generación-Benjamín, siempre se levanta en medio de la traición de los hermanos por causa de la visión.

En tercer lugar, nace en el tiempo de la frustración de los padres. En Génesis 42 vemos a los hermanos de José relatándole al padre las alternativas de su entrevista.

(Génesis 42: 33)= Entonces aquel varón (José) el señor de la tierra, nos dijo: en esto conoceré que sois honrados: dejad conmigo uno de vuestros hermanos, y tomad para el hambre de vuestras casas, y andad, y traedme a vuestro hermano el menor, para que yo sepa que no sois espías, sino hombres honrados; así os daré a vuestro hermano, y negociaréis en la tierra.

(35) Y aconteció que vaciando ellos sus sacos, he aquí que en el saco de cada uno estaba el atado de su dinero; y viendo ellos y su padre los atados de su dinero; tuvieron temor.

(36) Entonces su padre Jacob les dijo: me habéis privado de mis hijos; José no parece, ni Simeón tampoco, y a Benjamín le llevaréis; contra mí son toda estas cosas.

El nacimiento de Benjamín, su reconocimiento, está rodeado de la frustración de los padres. Dice el verso 36: me habéis privado de mis hijos. La palabra PRIVADO, es la palabra SKAKOL, que significa ABORTO, o falta de habilidad para producir. Está diciendo: “Estoy viejo; ya no puedo producir otro José”.

(Génesis 44: 18)= Entonces Judá se acercó a él, y dijo: Ay señor mío te ruego que permitas que hable tu siervo una palabra en oídos de mi señor, y no se encienda tu enojo contra tu siervo, pues tú eres como Faraón.

(19) Mi señor preguntó a sus siervos, diciendo: ¿Tenéis padre o hermano?

(20) Y nosotros respondimos a mi señor: tenemos un padre anciano, y un hermano joven, pequeño aún, (Note que es el tiempo en que está emergiendo Benjamín) que le nació en su vejez, (Es decir: Benjamín nace en la vejez del sistema presente. Significa que ese sistema está próximo a desaparecer. Lo tiene usted en Hebreos. Quiero que entienda que lo que usted ve por televisión, en revistas especializadas, en las grandes farándulas, no es la iglesia que está subiendo; es la iglesia que está bajando. La que está subiendo, aún no ha sido reconocida. Dentro de diez años, lo que está arriba, va a ser esa gente que no tiene nada que ver con lo que hoy está arriba) …y un hermano suyo murió, (Allí está hablando de José) y él solo quedó de los hijos de su madre; y su padre lo ama.

(21) Y tú dijiste a tus siervos: traédmelo, y pondré mis ojos sobre él.

(22) Y nosotros dijimos a mi señor: el joven no puede dejar a su padre, porque si lo dejare, su padre morirá.

Los padres existentes en la tierra, hoy, y que están en su vejez, si Benjamín deja de ser, ellos mueren. Lo que está manteniendo vivos a los viejos, es que Benjamín existe. Un cassette, un pequeño mensajillo, u a conferencia, algo que llegó por debajo de la mesa, es lo que los está manteniendo vivos, porque no están produciendo el mensaje que tienen.

Si Benjamín deja de ser, los viejos dejan de ser. Viejos no por edad, sino porque los tiempos de Dios requieren esos cambios. Los padres están en bancarrota y necesitan una generación-Benjamín que produzca mensajes capaces de saciar el hambre de sus hijos.

Aún en su pequeñez, el mensaje del orden de Benjamín es necesario. Su presencia, su revelación, su impartición, es lo que está manteniendo vivo el orden existente. Aún dentro de las denominaciones más cerradas, el mensaje de nuestra generación se está infiltrando. Es tremendo como la Palabra corre.

En cuarto término, la generación-Benjamín libera de la prisión a sus hermanos. Recuerde que José se quedó con Simeón. Hay iglesias-Simeón que requiere de la llegada de Benjamín para ser liberadas. Simeón tuvo que quedarse con José en la cárcel. Si no aparece Benjamín, queda preso allí. Así hay muchas iglesias a nuestro alrededor, presas por sistemas erráticos, que si Benjamín no emerge, se quedan presas.

(Génesis 43: 26)= Y vino José a casa, y ellos le trajeron el presente que tenían en su mano dentro de la casa, y se inclinaron ante él hasta la tierra.

(27) Entonces les preguntó José cómo estaban, y dijo: ¿Vuestro padre, el anciano que dijisteis, lo pasa bien? ¿vive todavía?

(28) Bien va a tu siervo, nuestro padre; aún vive. Y se inclinaron e hicieron reverencia.

(29) Y alzando José sus ojos vio a Benjamín su hermano, hijo de su madre, y dijo: ¿Es este vuestro hermano menor, de quien me hablasteis? Y dijo: Dios tenga misericordia de ti, hijo mío.

(30) Entonces José se apresuró, porque se conmovieron sus entrañas a causa de su hermano, y buscó donde llorar, y entró en su cámara, y lloró allí.

Note aquí que hay un sentido de lealtad profundo. Hay gente que es de una misma madera. Benjamín y José son del mismo vientre. Hay hermanos que no son del mismo vientre y, aunque son hermanos, no están en pacto común.

Dios está formando gente del mismo vientre. Hay una diferencia: todos somos hermanos, pero no todos trabajamos juntos. Todos somos hermanos, pero los pactos no son entre hermanos, son entre gente de alianza. Cuidado: no es amistad, es alianza. Loa amigos se juntan a comer un asado y a jugar un rato al fútbol o al golf. La alianza puede pasarse un año sin contacto e igual se quieren. Dependen de lo espiritual, no de lo social.

(31) Y lavó su rostro y salió, y se contuvo, y dijo: poned pan.

Recuerde: Benjamín nace para pelear en medio de la traición entre hermanos, contra la delicadeza de la iglesia, para terminar con el espíritu de competencia, para sustentar la bancarrota paternal que existe en la tierra.

En quinto orden, vemos que nace en un tiempo de hambre. No había comida; Benjamín nace en una casa de pan. En medio del hambre, Benjamín siempre tiene qué comer. Benjamín es una generación que alimenta a la iglesia, vive en una condición opositora a las condiciones prevalecientes de su tiempo. No hay pan en ninguna parte, pero yo tengo. Nadie tiene una palabra, pero yo sí. Vive en condiciones adversas de las que prevalecen en su tiempo.

Es un tiempo de hambre en la iglesia, donde lo mejor que está pasando es que alguna gente se emborrache y caiga al suelo y tenga una fiesta personal y salgan bendecidos, pero no hay una palabra que lo lleve al próximo nivel con Dios. En medio de esa sequedad y esa hambre, Benjamín nace en la casa de pan.

(Génesis 43: 1)= El hambre era grande en la tierra; y aconteció que cuando acabaron de comer el trigo que trajeron de Egipto, les dijo su padre: volved y comprad para nosotros un poco de alimento.

(3) Respondió Judá, diciendo: aquel varón nos protestó con ánimo resuelto, diciendo: no veréis mi rostro si no traen a vuestro hermano con vosotros.

(4) Si enviareis a nuestro hermano con nosotros, descenderemos y te compraremos alimento.

(5) Pero si no le enviares, no descenderemos; porque aquel varón nos dijo: no veréis mi rostro si no traéis a vuestro hermano con vosotros.

Note aquí que esto es imperativo: Israel no será alimentado si Benjamín no se une a José. Si no se forman alianzas de la misma aleación espiritual, la iglesia existente, se muere de hambre. Si verdaderos hermanos no se unen, el resto de la iglesia no se alimenta. La alianza no se teje, se descubre. Benjamín es el conducto para que haya comida en Israel.

El sexto elemento que vemos, es que rompe el espíritu matriarcal. Y cuando yo hablo de matriarcal, me refiero a que la iglesia ha sido femenina hasta hoy. Es delicada, emotiva, mujer-mujer. Hasta el día de Benjamín, todos los nombres de los hijos fueron elegidos por las madres. Pero cuando nació Benjamín, el padre dijo: se acabó el asunto aquí.

Ella le puso Benoni. ¡Ay! Hijo de la Tristeza… ¡Ay! …Porque estamos en aflicción… ¡Ay! Israel dijo basta: ¡Qué Benoni ni Benoni! ¡¡Hijo de mi Mano Derecha: Benjamín!! Fue la primera vez que el hombre nombró el orden de Dios. Lo que está aconteciendo en la iglesia, hoy, es que la voz del Padre está regresando al púlpito.

Dios siempre habla por el Espíritu Santo. Pero lo que el Espíritu Santo está trayendo ahora, en la tierra, es la voz del Padre. ¿Cuántos saben que cuando un niño quiere que lo protejan va donde está su mamá, primero? Por lo general, busca la unción más suave.

Hay un orden en la tierra que está terminando con ese espíritu delicado. No es una cuestión de machismo. LA iglesia va a terminar como un varón perfecto, no como una novia. Benjamín no solamente saca a sus hermanos de la cárcel.

En séptimo término, vemos que Benjamín camina en más de una dimensión a la vez. ¿Recuerda a Melquisedec? Es la combinación de dos oficios en un mismo hombre: rey y sacerdote.

(31) Y lavó su rostro y salió, y se contuvo, y dijo: poned pan.

(32) Y pusieron para él aparte, y separadamente para ellos; y aparte para los egipcios que con él comían; porque los egipcios no pueden comer pan con los hebreos, lo cual es abominación a los egipcios.

(33) Y se sentaron delante de él, el mayor conforma su primogenitura, y el menor conforme a su menor edad, y estaban aquellos hombres atónitos mirándose el uno al otro.

(34) Y José tomó viandas de delante de sí para ellos; más la porción de benjamín era cinco veces mayor que cualquiera de las de ellos. Y bebieron, y se alegraron con él. (El menor tenía una porción cinco veces mayor)

(Génesis 44: 1)= Mandó José al mayordomo de su casa, diciendo: llena de alimento los costales de estos varones, cuanto puedan llevar, y pon el dinero de cada uno en la boca de su costal.

(2) Y pondrás mi copa, la copa de plata, en la boca del costal del menor, con el dinero de su trigo. Y él hizo como dijo José.

(3) Venida la mañana, los hombres fueron despedidos con sus asnos.

(4) Habiendo ellos salido de la ciudad, de la que aún no se habían alejado, dijo José a su mayordomo: levántate y sigue a estos hombres; y cuando los alcances, diles: ¿Por qué habéis vuelto mal por bien? ¿Por qué habéis robado mi copa de plata?

(Génesis 45: 7)= Y Dios envió delante de vosotros, (Está hablando de José) para preservaros posteridad sobre la tierra, y para daros vida por medio de gran liberación.

(8) Así, pues, no me enviasteis acá vosotros, sino Dios, que me ha puesto por padre de Faraón y por señor de toda su casa, y por gobernador en toda la tierra de Egipto.

(21) Y lo hicieron así los hijos de Israel; y les dio José carros conforme a la orden de Faraón, y les suministró víveres para el camino.

(22) A cada uno de todos ellos dio mudas de vestidos, y a Benjamín dio trescientas piezas de plata, y cinco mudas de vestidos.

Note que Benjamín tiene una posición favorecida por el padre. Tiene que ver con una conexión divina entre dos hermanos. El orden de Benjamín no ignora los cinco ministerios. Su porción es quíntuple.

Estamos llegando en la iglesia a un orden, el de Melquisedec, que no está pendiente de posiciones, jerarquías o títulos. Es un orden que vive en la tierra, pero que tiene estado de eternidad. No se queda agarrado a un mover o a una revelación, sino que es relativo a cada mover; pero sólo leal al mover de Dios.

No nos podemos ofender con los ministerios apostólicos. Vienen con una voz recia, con una voz fuerte, con la voz del Padre. No traen una unción delicada. Operan con cinco ministerios. Ministerios proféticos y apostólicos están en la tierra hace ya más de diez años. No creo que sea un tiempo de restauración de ministerios, creo que es el tiempo del recon0ocimiento de los verdaderos ministerios. Los falsos salieron primero. Como todo en la Biblia: primero lo natural, después lo espiritual.

Porque la iglesia cree que ya ha sido ministrada por ministerios proféticos y muchas veces no tiene ni la menor idea de qué se trata. Ser profético es entender la hostilidad que hay en el futuro que viene hacia su vida y tener la habilidad de verla y prevenirla antes que llegue; eso es ser profético. Nada que ver con profecías individuales y personales.

Ser apostólico no tiene nada que ver con tener ocho o diez iglesias. Ser apostólico tiene que ver con tener un mensaje de reforma y la habilidad de decodificar la Biblia y traer a la iglesia la palabra de hoy. No hay tal cosa como un apóstol que no tenga un mensaje apostólico.

(Génesis 49: 1)= Y llamó Jacob a sus hijos, y dijo: juntaos, y os declararé lo que os ha de acontecer en los días venideros.

Note que Jacob esconde, dentro de la vida de sus hijos, principios que son para nosotros hoy. Hay, dentro de la vida de ellos, cosas que nosotros podemos extraer hoy para nuestras vidas. Jacob está profetizándole a sus hijos, pero lo que les está dando es… para días venideros…

(27) Benjamín es lobo arrebatador; a la mañana comerá la presa, y a la tarde repartirá los despojos.

Aquí hay tres cosas para mencionar. UNO: Benjamín no tiene misericordia cuando trata con el enemigo. No me refiero a su carácter. Todos tenemos un nivel de gentileza en nuestro carácter, pero tratando con el enemigo, Benjamín no tiene misericordia. Recuerde que el enemigo está en la iglesia. El mundo es el campo de la misión. El enemigo siempre es el paralelo falso en la iglesia. Benjamín no tiene misericordia contra falsos y erráticos órdenes que existen dentro de la iglesia. No es que tenga el carácter de un lobo, actúa como lobo cuando se enfrenta con el enemigo.

DOS: Dice que en la mañana comerá la presa. Esto quiere decir que no da lugar a la pereza, no pierde el tiempo, temprano hace lo que tiene que hacer. Aniquila al enemigo bien temprano, enseguida.

TRES: Pero fíjese que lo hace para distribuir, para repartirlo esa misma tarde. El verdadero apóstol, el verdadero orden, generación y día de Benjamín, ataca el orden falso sólo para distribuir la verdad, no para apropiársela. Ser apostólico es tener la habilidad de congregar para dar.

(Deuteronomio 33: 12)= A Benjamín dijo: el amado de Jehová habitará confiado cerca de él; lo cubrirá siempre, y entre sus hombros morará.

Aquí vemos una palabra profética de parte de Moisés a Benjamín. Dice que va a estar posicionado entre los hombros. Hombros, en la Biblia, siempre tiene que ver con gobierno, con la voluntad de Dios. Es decir que Benjamín siempre anda en el centro de la voluntad de Dios. No se olvide que es posible estar bíblicamente correcto y espiritualmente equivocados Toda la Biblia es buena, toda la Palabra es verdad, pero no toda la Palabra es para hoy.

Es tiempo de madurar. Cuando uno es niño y Dios llega, uno juega con Él. Pero cuando uno madura y Dios llega, uno dice: ¿Qué quieres tú que yo haga, Papá?

Comentarios o consultas a tiempodevictoria@yahoo.com.ar

enero 1, 2015 Néstor Martínez