Estudios » Estrategia

Desactivando Estrategias Satánicas

Los tiempos peligrosos de los que Pablo habló cuando le hizo una detallada descripción a su discípulo Timoteo, se parecen mucho, si es que no son en efecto, a estos duros y difíciles que observamos hoy, donde se caracterizan por la proliferación, entre otras cosas, de falsas doctrinas.

Falsas enseñanzas que han penetrado a la iglesia cristiana. Filosofías y pensamientos nacidos de la mente humana que representan un verdadero peligro para los cristianos bien intencionados, pero todavía inmaduros o sencillamente ignorantes de algunas cuestiones básicas.

En la primera carta a Timoteo, capítulo 1 y versículo 3, Pablo le dice a Timoteo: Como te rogué (El ruego de un apóstol) que te quedases en Éfeso, cuando fui a Macedonia, (Noten el verbo) para que mandases a algunos que no enseñen diferente doctrina.

Hay una instrucción allí de Pablo a Timoteo, para que mandara, para que ordenara, para que a su vez él diera instrucciones. ¿A quiénes? A algunos. Piensa que ya la iglesia primitiva estaba comenzando a sufrir los embates de las falsas doctrinas.

Dice: par que les des órdenes, les des instrucciones, a algunos, que no enseñen diferente doctrina. Literalmente que vaya y le diga: ¡Cállate la boca, no enseñes falsedades! Falsas doctrinas, es decir: enseñanzas contrarias a lo que Jesús enseñó.

Porque la instrucción de Jesús, fue: vayan y hagan discípulos, enseñándoles todas las cosas que yo les he enseñado. Entonces, enseñanzas contrarias a lo que enseñó Jesús, y a lo que enseñaron los apóstoles, no podían ser permitidas ni financiadas por ellos.

1 Timoteo 6, versos 3 y 4, dice: Si alguno enseña otra cosa (Dice alguno, no me interesa quien sea. Alguno, cualquiera.) y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, (Es decir, la doctrina que te lleva hacia Dios, que te enseña a amar a Dios, a centrarte en Dios) está envanecido, (¿Cuál era una de las señales que Pablo le dijo a Timoteo respecto a los últimos tiempos? Vanagloriosos.) nada sabe, y delira (en su mente. Aquí la palabra “delira”, nozeo en el griego, significa estar enfermo de la mente. En otras palabras, son pensamientos enfermizos. Ideas y pensamientos enfermos, torcidos. Nada saben, dice, se han vuelto locos.

2 Timoteo capítulo 2, versículo 15. Aquí hay un ejemplo de dos, Himeneo y Fileto, y Pablo dice así: Procura con diligencia, (Le está hablando a Timoteo) presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, (Fíjate la medida que Pablo le pone a Timoteo) que usa bien la palabra de verdad.

Y el verbo usar bien la palabra de verdad, significa trazar bien una línea recta, lo que metafóricamente significa: trazar en su verdadero sentido y contexto las Escrituras. Que digan lo que dice, no lo que quieren que diga.

Algunos usan las escrituras y dicen lo que ellos quieren que la Biblia diga, y no es así. La Biblia tiene su significado. Que usa bien la palabra de verdad, (Verso 16) Más evita profanas y vanas palabrerías, porque conducirán más y más a la impiedad.

Estas profanas y vanas palabrerías, se refiere a falsas doctrinas. Ya lo vamos a ver. Y dice que conducirán más y más a la impiedad. ¿Qué es la piedad? Acercarse a Dios. ¿Qué es la impiedad, entonces? Alejarse de Dios.

Son doctrinas que parecen cristianas, pero que en realidad alejan a la gente de Dios. (Verso 17) Y su palabra (Esto es, su mensaje quiere decir aquí; logos. Su discurso, su tema, sus razonamientos, sus ideas torcidas) carcomerán como gangrena, (Todos sabemos que, cuando un cuerpo contrae o se contamina de gangrena, se mutila o se muere. Pero esta se va desarrollando poco a poco, hasta que pudre la herida y las consecuencias son graves.

Dice que esa palabra, ese mensaje, esas ideas, esas filosofías, esos pensamientos, carcomerán ¿Cómo qué cosa? Como gangrena; De los cuales son Himeneo y Fileto. ¡Qué falta de amor de Pablo por decir las cosas con nombres y apellidos! ¿No es cierto?

Hay cristianos que argumentan, pero casi con una seguridad pasmosa, que la Biblia prohíbe dar nombres, pero no se puede comprobar eso. Yo por principios personales, no lo hago, porque siempre pienso en que el Señor les dará una última oportunidad a los que hoy lo combaten desde adentro de la iglesia, pero respeto a los hermanos que no piensan de ese modo y lo hacen. Cada uno pelea esta guerra con las armas y las estrategias que el Espíritu Santo les otorga.

Si entiendo y además hasta puedo compartir que, cuando una cosa es muy grave en la grave cuestión de falsedad doctrinaria, como lo era en este específico caso de los mencionados Himeneo y Fileto, y que están confundiendo y torciendo la fe de las personas, el que lo desee y tenga paz para hacerlo, puede decirlo con nombres y apellidos. Dios sabe.

En principio, no son pocos los que le adjudican a Pablo carencia de amor por haberlos mencionado a estos dos. ¿Y qué cosa hicieron estos dos, Himeneo y Fileto? Simple: se desviaron de la verdad. ¿Qué les pasó? Se desviaron de la sana doctrina.

¿Y cómo fue que se desviaron? Diciendo. ¿Y qué cosa estoy haciendo yo en este momento? Diciendo. ¿Qué cosa estoy diciendo? Pensamientos, argumentos. ¿Qué hacían estos dos, entonces? Decían ideas, pensamientos, filosofías.

¿Y qué es lo que decían en este caso? Que la resurrección ya se efectuó, y trastornan, dice, la fe de algunos. Ellos habían pervertido Colosenses 2:12, que dice que con Cristo fuimos juntamente sepultados por el bautismo, pero también resucitados con Cristo en el bautismo.

Y ellos interpretaron mal, y dijeron que no, que la resurrección ya se había hecho. Ahí dice, argumentaban. Entonces Pablo tuvo que decirle a Timoteo: “¡Quédate ahí! Para que mandes a callar a algunos que se han desviado, Timoteo. Fíjate, están diciendo que la resurrección ya se efectuó, ¿De dónde sacaron eso? Quiero que te quedes allí para que les tapes la boca y los corrijas” Falsas doctrinas.

Mira ahora Tito 1:10. Dice así: Porque hay aún muchos contumaces, (Contumaces significa no sometidos. ¿Conoces gente así? Hoy hay muchos que dicen que no puedes ministrar si no tienes cobertura de un apóstol reconocido. Y te miran y te preguntan: ¿Y usted a quien está sometido? A Dios. ¡Ah, así cualquiera! ¿Cualquiera? ¿Tú sabes lo que significa estar verdaderamente sometido a Dios?

Hay muchos contumaces, dice: habladores de vanidades, Esta frase viene del griego mataiologo, que significa hablar sin sentido. ¿Cómo son estos no sometidos? Hablan sin sentido. Anda por allí un supuesto apóstol que dice que Dios le reveló que con fe y oración, él puede sacar del infierno a los que murieron sin Cristo.

Porque él añade que al que cree, todo le es posible. ¡Claro! ¡Así dice la Biblia! ¿No es cierto? Que al que cree, todo le es posible. Y el cree que todo, se refiere a todo. Y que eso incluye sacar del infierno a los que murieron sin Cristo. Pregunto: ¿Tú crees eso?

Ese es un contumaz, hablador. Porque no es eso lo que enseña la Biblia. Dice: Contumaces, habladores de vanidades, y engañadores. Y la palabra, frenapates, que se tradujo por engañadores, significa literalmente, engañadores de la mente. ¡Qué tremendo! ¿Verdad?

Significa impostores. Significa embaucadores. ¿Y qué cosa es un impostor? Alguien que muestra una apariencia simulada para colocarse en lugar de otro. Es decir, falsos maestros. ¿Qué es un embaucador? Alguien que por medio de muchas cosas que dice, puede embaucar a la gente.

Pero Pablo no se queda allí, porque luego de hablar de contumaces y engañadores, dice: mayormente los de la circuncisión. ¡Ah! Esa fue duro y a la cabeza, ¿No es verdad? ¿Qué decían los de la circuncisión? Que el requisito para ser salvo, no bastaba la fe. Que necesitaban circuncidarse.

Hoy hay gente que dice que si no te bautizas, no eres salvo. Le atribuyen poder salvífico al bautismo y ese es un error. El bautismo no tiene ese poder de ninguna manera. ¡Pero es que ahí dice que el que creyere y se bautizare! Y volvemos a lo mismo.

Escudriñen las escrituras en todo su contexto y verán que aunque literalmente leemos eso, de ninguna manera dice lo que muchos han supuesto que dice. Y sigue diciendo el verso 11: a los cuales (A esos que están enseñando cosas torcidas) es preciso tapar la boca;

Recuerda que todo esto no es mi mensaje ni mi predicación; ¡Es Pablo! No digas después que el hermano dijo. El hermano no dijo, el hermano repitió lo que Pablo dijo. Compruébalo con tu Biblia, Haz como hacían los de Berea con el propio Pablo.

A los cristianos de hoy no se les enseña ni a discernir ni a escudriñar. Se comen todo lo que le ponen en la mesa sin preguntar si por casualidad, algo de lo que se están comiendo no habrá sido sacrificado a los ídolos.

Y Pablo dice que es necesario taparles la boca. ¿Y cómo les vas a tapar la boca? Ya lo hemos enseñado en otro tema: con un argumento mayor y más poderoso, que es la Palabra de Dios. Y luego pablo añade que lo que producen esas enseñanzas es: Que trastornan casas enteras.

Y en el griego significa: voltear de cabeza. ¿Qué hacen todas esas doctrinas falsas? Voltean de cabeza a toda una familia, a toda una casa. Familias enteras, iglesias enteras. Por eso es que hoy hay iglesias que más parecen un club nocturno que iglesias.

Hasta luz tenue han colocado en algunas. ¿Una iglesia adorando a media luz? Y ni siquiera se toman el trabajo de predicarles algo, ya: sólo les cantan. Trastornan casas enteras. Y luego dice cuál es la motivación de todo esto. Dice: Enseñando por ganancia deshonesta, lo que no conviene.

¿Cuál era, entonces, la motivación de estos embaucadores, mentirosos, impostores y engañadores? La ganancia deshonesta. Y esto es muy importante estudiarlo, porque si nos dice que hay gente en la iglesia que enseña falsedades por ganancia deshonesta, eso nos está diciendo que también hay dentro del pueblo una ganancia que es honesta. ¿Tendrá que ver con  aquello de que el obrero es digno de su salario? Tómalo o déjalo, está ahí.

Pero no tenemos que hacer argucias ni manipulaciones para acceder a lo que Dios quiere que accedamos. Eso sería entrar en ganancia deshonesta. Hay pseudos ministros que no han vacilado en pedir que diez personas pasen al frente a dejar mil dólares cada una, sólo porque aseguran que el Espíritu de Dios se los mostró. ¡Por favor! ¿En qué Biblia leyeron algo así?

Y para completar el cuadro inicial, ponen rostro de alta piedad. Y dicen obedecer al Espíritu cuando hacen ese pedido. ¿Es que el Espíritu Santo sólo les habla para pedir dinero? ¿Nunca les va a pedir que sean ellos los que lo den a un pobre necesitado que en ese día está presente en ese lugar? ¿O no hace mención pública de ese pastor que en sus ratos libres golpea a su esposa?

¡Es que eso no vende y la gente no se engancha! Sí lo hace cuando le aseguran que si dan esos mil dólares la iglesia se multiplicará y sus negocios personales aumentarán sus ganancias. Estos son los engañadores que trastornan familias enteras.

Hay sistemas implementados en algunas iglesias que en lugar de significar crecimiento espiritual y madurez en sus miembros, ha redundado en una inmensa fortuna material para sus creadores y fundadores. Las iglesias crecen en número, eso es cierto, pero a la luz de lo que verdaderamente hemos venido a hacer a esta tierra, eso no significa absolutamente ningún avance, todo lo contrario.

Después tenemos el asunto de la guerra espiritual. Hay una guerra espiritual, ciertamente, sin dudas, pero algunos falsos maestros o, en el mejor de los casos, buenos maestros engañados o en error, nos han hecho creer que nosotros podemos atar a los demonios. Esa no es una doctrina bíblica.

Los versículos que hablan de atar y desatar, si tú te fijas bien y con cuidado, están hablando de disciplina y de ejercer autoridad. Nunca se ve en el Libro de los Hechos ni en el resto de la Biblia, a Jesús o a sus discípulos atando demonios. Se los ve echándolos fuera, pero no atándolos.

En los primeros trescientos años de la iglesia primitiva, (Y esto es conforme a registros históricos de validez probada), no hay registro que los apóstoles de Jesús ni los que los siguieron en el tiempo, hayan llevado a cabo acciones donde se ataban demonios.

Y dije trescientos años porque todos sabemos que fue hasta ese tiempo en donde la iglesia se mantuvo más limpia y sin contaminaciones raras. No hay registros al respecto. Esa es una doctrina contemporánea que no tiene más de veinticinco o treinta años, como mucho.

Después tienes al ya famoso pacto con Dios, con esos cincuenta dólares por semana, o por mes. A cambio nosotros oramos y usted va a recibir la bendición de Dios por causa de nuestra intercesión. ¡Son sólo cincuenta dólares! ¿Qué más quiere?

Y no es lo único. Tenemos ese tremendo mensaje sobre el gran avivamiento que viene, (Y a esto lo he mencionado bastante en mis trabajos), ¿No lo han escuchado? Se predica a raudales sobre el próximo avivamiento de los próximos tiempos, cuando según la Biblia lo que tiene que venir es una enorme apostasía. ¿De dónde sacaron lo del avivamiento? De sus necesidades de mantener contenta a la gente.

Hay otra corriente que ha puesto a muchísimas iglesias patas para arriba, y es la corriente de la reforma apostólica. A partir de esta corriente, cualquiera es apóstol. Cualquiera es teólogo. Un doctorado en teología, con título homologado por las autoridades pertinentes, hasta no hace mucho tiempo, por internet, sólo te costaba dos mil dólares.

Y ni hablemos de algo que le dio título a uno de mis últimos trabajos: la iglesia psicológica.  ¿Y qué es esto? Dicho a lo bruto, meter la psicología del mundo de los hombres incrédulos, muchos de ellos, a la iglesia, y en muchos casos, con valor de doctrina bíblica respetable e indiscutida.

Tuve algunos problemas y enemistades con hermanos que asistían a la iglesia donde en ese tiempo congregábamos por este asunto. Ellos eran psicólogos y, en su mayoría, tal vez muy bien intencionados. Pero habían impuesto la teoría de que si no se era psicólogo no se podía ser ministro de sanidad interior.

Y los hermanos que deseaban ayudar o ministrar en esas áreas, debían hacer un curso dictado por ellos mismos al respecto. No voy a negar lo evidente porque sería deshonesto. En algunos casos, sirvió y fue de ayuda, pero era psicología en un 85 por ciento y recurso espiritual en el 15 restante, tú saca tus propias conclusiones.

Hay programas de recuperación o restauración de personas que encara, entre otras cosas, el romper con los hábitos nocivos. No tendría nada de malo esto, visto y dicho así, sino fuera porque le llaman hábitos nocivos a la pornografía, al adulterio y a la fornicación. ¿Hábitos? ¿Eso es lo que dice la Biblia de esas cosas, que son simples hábitos malos?

También tenemos la secularización del liderazgo cristiano. Se parecen mucho a los gurúes. Liderazgo de éxito, ¿Has oído eso? Conferencias por toneladas al respecto. Todas apuntando a liderazgos de éxito. ¿Y sabes qué? En muchos casos, ni siquiera son cristianos los conferenciantes. Porque no se habla del Señor, se habla del éxito por el éxito mismo y las maneras técnicas o tácticas de lograrlo.

Y esto es apenas una muestra mínima, hay mucho más basura dando vueltas por allí y, ¿Esperando qué? Que alguien vaya y les tape la boca porque están trastornando casas enteras, iglesias enteras, familias enteras.

Eso es lo mismo que la mercadotecnia infiltrada en la iglesia. Sistemas de mercadeo, de reproducción, estamos repletos de esas cosas. Sin embargo, hay un movimiento que, sin  ser una iglesia en sí, sino un movimiento, concita mi atención plena para este trabajo.

Ese movimiento se asemeja a la Nueva Era. Nueva Era, te recuerdo, es un movimiento que contiene un montón de conceptos filosóficos y religiosos que se infiltraron en el mundo. Entonces algunos creen que a Jesús lo trajeron unos extraterrestres, y lo acompañan con una serie de enseñanzas esotéricas, filosóficas.

Este movimiento surgió a fines del siglo pasado y se lo conoce como el Movimiento Emergente. Los que oyeron de este movimiento y de sus respectivas Iglesias Emergentes, comenzaron a investigar velozmente y hallaron lo siguiente.

En el siglo veinte, hubo una característica que se conoció por sus conceptos filosóficos. A esto el mundo lo conoció como El Modernismo. Todo se modernizaba. Las ideas, la tecnología, todo. Esta filosofía del modernismo, cree que los métodos científicos son la única manera de comprobar la verdad.

El racionalismo. Es decir que sólo el razonamiento humano determina lo que es verdadero, por medio de la prueba científica. Entonces, el racionalismo descartó lo sobrenatural. Al descartar lo sobrenatural, se dieron sólo explicaciones racionalistas o de la razón: ideas humanas, conceptos humanos y filosóficos.

Y es así como surgió el darwinismo, o la teoría de Darwin. Siguió corriendo el siglo veinte y muchas ideas humanistas surgieron, como el marxismo, el fascismo, el comunismo, la ultra derecha. Y dentro de todo ese modernismo, surgió el Liberalismo Teológico.

Con la conocida Teología de la Liberación. No sé cuántos de ustedes ignoran esto, pero todos los creyentes deberían saberlo. En resumidas palabras, la Teología de la Liberación, era una teología que surgió en la Iglesia Católica, pero también entró a las iglesias evangélicas.

Y era una filosofía de tipo religioso, que avalaba el uso de las armas para implantar el Reino de Dios. Así como lo oyes. Llegó esta teología y empezó a crecer, pero cuando cae el muro de Berlín y con él se cae el comunismo como fuerza importante, todo esto fracasa.

Entonces, a finales del siglo pasado, surge lo que se conoce hoy como el post modernismo. ¿Qué es el post modernismo? ¿Qué es la post modernidad? En pocas palabras, es un sistema de pensamientos e ideas que niegan sistemáticamente, que existan verdades absolutas.

¿Qué es una verdad absoluta? Por ejemplo, Jesús dice: Yo soy el camino, la verdad y la vida. No dice soy un camino, soy una verdad y soy una vida. Eso sería relativo. Esto es absoluto. Yo soy EL camino, no hay otro.

Pero el post modernismo es una serie de filosofías que niegan que haya verdades absolutas. Y aquí es donde tiene su base, también más fuerte en este siglo veintiuno, el ecumenismo. Entonces, la post modernidad se caracteriza por esto, que son ideas relativas y subjetivas, porque rechazan los absolutos. Y rechazan lo objetivo.

O sea que tienen la filosofía de nada es verdad y nada es mentira. Todo depende del color del cristal con que se mira. Esta filosofía post modernista, ya ha penetrado la iglesia. Es decir que dentro de la iglesia misma, ya no se sabe lo que es bueno y lo que es malo.

Es confuso. Las verdades absolutas sobre Jesús y su mensaje, ya son relativas, son subjetivas. Esta gente anda diciendo que cuando Jesús dijo que Él era el Camino la Verdad y la Vida, en realidad no quiso decir eso, que la mayoría de los cristianos erróneamente han creído.

¿Se supone que entonces tú estás en error al creer que sólo Cristo es el camino? ¡No! Sin embargo esa filosofía ha permeado ya la iglesia. Pues ahora lo que a mí me parece bueno, al otro le parece malo y viceversa. Ya no hay absolutos.

¿Y en qué consiste básicamente este movimiento? Consiste en adecuar al cristianismo, su mensaje y sus máximos postulados, a la cultura actual. Es decir, adaptar el mensaje de Cristo a la forma de ser y de pensar del mundo.

En otras palabras: si Cristo dijo que nosotros somos la luz del mundo, según esta gente, ahora, el mundo pasaría a ser la luz de la iglesia. Ellos dicen cosas como estas: “Si queremos alcanzar a los jóvenes de hoy para Cristo, necesitamos nuevas y modernas estrategias.”

Hay cierta clase de supuestos conciertos cristianos que forman parte de lo que ellos consideran como esa clase de estrategia. Música psicodélica y una serie de rudimentos que normalmente se suelen ver en los conciertos de música secular.

Es bastante frecuente y hasta normal que cantantes cristianos se presenten en festivales del mundo secular. Pero como no pueden cantar las letras con el mensaje del evangelio, entonces las disfrazan con palabras irrelevantes para poder ser aceptados.

Entonces diluyen las letras haciéndolas mucho más “inofensivas” y aceptables, porque esos les permite, según ellos, concursar en igualdad de condiciones por los importantes premios que otorga la discografía secular y que representa, según ellos lo interpretan, un brillo para Dios en ese universo.

Y le cantan al amor, pero de tal manera sin nombrar a Jesucristo, que sus letras se adaptan perfectamente para cantarlas dedicadas a una mujer o a un hombre. Y cuando no pueden evitarlo, nombran a Dios. ¿Pero de cuál Dios hablan? Todos sabemos que hasta los demonios lo mencionan.

O sea que la idea es acomodar el mensaje del evangelio a cómo piensa el mundo. Ellos dicen que tenemos que modernizar nuestra teología. Que tenemos que ir evolucionando cómo evoluciona la cultura. Estos pensamientos cada vez se escuchan más y penetran a la iglesia, porque se dan desde los púlpitos.

Y cuidado, no digo que todos sean malintencionados, no. Hay muchos hermanos que se meten en esto con la mejor de las intenciones. Incorporarse a las artes, por ejemplo, para demostrarle al mundo que los cristianos no somos incultos ni mediocres. Oye: ¿Seguro que es eso lo que Dios nos ha ordenado hacer? ¿Para eso estamos en este planeta?

Yo creo que no, que sigue en pie el mandato inicial de extender el Reino en la tierra. Y eso se logra con el Espíritu Santo dando convicción de pecado al que está en pecado, no compitiendo en artes, cultura y deportes con el mundo. Es notorio que la iglesia ya ha sido influenciada por este movimiento.

¿Y cuáles son las consecuencias de esta filosofía post modernista? Pues que el mundo ha entrado a la iglesia, y no a buscar salvación, sino a apropiarse de sus organizaciones. Fíjate en la música, sin ir más lejos. ¿Será cristiana toda la música que nos hacen oír cómo cristiana?

Y no puedo omitir a los matrimonios homosexuales dentro de las iglesias cristianas. ¿Sabes de dónde surgió eso, digo, la aceptación de los matrimonios homosexuales? De esa filosofía post modernista. Tolerancia. ¡Es que todos somos hijos de Dios! No. Todos somos creación de Dios, pero hijos, aquellos que cumplimenta lo mínimo exigido, tú lo conoces.

Nadie puede ser ni cruel, ni discriminador, ni homofóbico ni mucho menos arcaico en esto, pero si eres un cristiano tienes que ver qué dice tu Biblia al respecto. ¿Dice que les tengas paciencia? ¿Dice que los aceptes para no herirlos? No. El movimiento post modernista lo dice. Con el respaldo de algunos psicólogos que se llaman a sí mismos, cristianos.

¡Es que debemos tener amor, hermano! Cierto, debemos amar al prójimo como a nosotros mismos. Pero porque tú amas a tu hijo adolescente no por eso le traes prostitutas para que lo pase bomba y se divierta, ¿Verdad? Sería inducirlo al pecado, ¿No crees? Es lo mismo. Al pecado no le puedo cambiar el nombre, sigue siendo pecado. Le pese a quien le pese y le duela a quien le duela.

Pero este movimiento emergente tiene esa particularidad muy de apariencia amorosa y cristiana, ser tolerante con todo y con todos. ¡Dios es amor! Esos son tiempos peligrosos. Y es preciso, como aconseja Pablo, taparles la boca. No prestarles púlpitos.

Porque incluso andan personas enseñando que Jesús hizo lo que hizo, pero cuando llega el momento de su procedencia, descreen que Él haya sido Dios encarnado. ¡Pero no, hermanos! Vociferan. ¿A quién se le ocurre que Dios se iba a rebajar metiéndose en un simple hombre? Tiempos peligrosos.

Y otra muy difundida y aceptada: cobrar por oír el evangelio. La biblia es muy contundente al respecto. Dad de gracia lo que de gracia habéis recibido, dice. Es totalmente absoluta. No deja lugar a dudas al respecto.

Sin embargo, ¿Qué se estila en el cristianismo de hoy? Cobrar un boleto, un ticket, una entrada por ir a escuchar la palabra de Dios. Cobrar por ir a adorar a Dios. ¡Pero es que el obrero es digno de su salario! Sí, pero a ese salario lo paga Dios como a Él le place, no mediante tus manipulaciones.

Yo he enseñado algunas cosas respecto a la mercadería en la iglesia, y lo he respaldado con versículos y textos que son muy claros. Sin embargo, la respuesta que he tenido de algunos sectores pertenecientes a la estructura tradicional, es que eso es una convicción personal mía, nada más.

Tú sigue enseñando eso, si quieres, tienes legítimo derecho a hacerlo y allá el que va, te escucha y te cree, pero yo no pienso como tú, me dicen. Ahí tienes lo relativo. La carencia total de aquella antigua enseñanza absoluta, donde pecar era pecar y nadie ni nada podía modificar eso.

Cuando la Biblia condena terminantemente algo, el hombre no puede bajo ningún aspecto salir a decir que quién sabe, que a lo mejor, o que tal vez. Es no y punto. No quites ni añadas nada a la escritura, tú ya sabes cómo se considera eso.

Y después están los espectáculos que compiten con los grandes festivales. Quédate tranquilo, hermano; en eso no podemos ganarle al mundo. Dos luces de colores y una camarita de humo y toda la iglesia salen a hacer bandera con la excelencia.

No me opongo a mejorar lo externo, pero créeme que la excelencia siempre está en lo interno. Es el único lugar en el que podemos ganar porque tenemos con qué y con quién. En lo otro, ellos siguen al frente y por lejos.

Y no hablemos de los mensajes que se estilan en esos lugares. Se recomiendan películas que supuestamente encierran mensajes tremendos. Matrix, El Señor de los Anillos, y otras que, aseguran, traen la revelación de Dios exacta respecto a la guerra espiritual.

La gran pregunta que muchos se formulan, es: ¿Cómo pudo haber ocurrido? Respuesta simple: cuando empiezas a apartarte de la palabra de Dios, el enemigo va a enviarte algo para que la suplantes con riesgo cero y entretenimiento asegurado.

Ahora bien, ¿Qué dice la Biblia al respecto? No vayamos muy lejos. Mateo 5:14. Vosotros sois la luz del mundo; (¿Qué somos nosotros? La luz del mundo. Nunca dijo Jesús que el mundo pudiera ni siquiera llegar a plantearse ser la luz de la iglesia)

¿Cómo es que negarán la eficacia de la palabra de Dios? Metiendo métodos y filosofías humanas. Pero Jesús nos sigue diciendo: vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.

Juan 15:18. Es claro en la Biblia, escuchen: Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros. ¿Si el qué cosa? Si el mundo os aborrece. Hoy el mundo premia a los cristianos. No sé si lo alcanzan a ver, pero algo anda mal.

Hoy el mundo premia a los cristianos. Porque venden mucho, porque cantan la canción más famosa, el éxito pop de vaya uno a saber qué, al disco más vendido. Y ahí van felices a recibir sus condecoraciones. El mundo premiando a los cristianos. Algo anda mal.

¿Y por qué algo anda mal? Porque lo que están vendiendo, cantando o diciendo, no agrede al mundo, sino que se congenia con él. ¡Por eso el mundo los premia! Pregunto: ¿Alguien puede imaginarse un premio al apóstol Pablo?

¿Un Oscar o un Grammy al Señor Jesucristo? Cuando claramente Jesús dijo que el mundo nos iba a aborrecer porque antes lo habían aborrecido a Él. Juan 17:14: Yo les he dado tu palabra, y el mundo los aborreció. Porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.

¿Por qué crucificaron a Jesús? Porque su mensaje no fue recibido. Porque los hombres amaron más las tinieblas que la luz. Porque el mensaje les decía que sus obras eran malas. Entonces, cuando un cristiano se para y se hace el showman, y graba para cantarle al mundo y el mundo los aplaude, algo anda mal.

¿Lo alcanzan a ver o les suena que lo estoy exagerando demasiado? ¿Y qué predican los emergentes, cuáles son sus ideas? ¡No le digas eso que se te enojan! ¡Hay que saberles llegar! ¡Ponle una letra que no agreda tanto!

¿Tú sabías que en algunas congregaciones de grandes ciudades, a los predicadores visitantes les suelen pedir antes de subir al púlpito que no hablen ni de pecado, ni de la sangre, ni de adulterio y ni se le ocurra decir nada del homosexualismo.

Algunos ministros se sorprenden y se preguntan: ¿Y si no puedo hablar de nada de eso, qué quieren que les diga? ¡Lo que la mayoría de ellos anda diciendo, que Dios es amor, que todo está tremendamente bien y que vamos camino al avivamiento espectacular que se avecina!

Ojo, yo coincido en que Dios es amor, ni lo dudes; pero también es un Dios santo. ¿Y sabes lo que significa un Dios santo? Que no tolera ni aguanta la inmundicia. O sea que si yo te hablo solamente de un lado de la verdad, te estoy enseñando mal, te estoy hablando de un Dios que no está en la Biblia.

Y ese es, básicamente, el mensaje de la iglesia emergente. Bajarle el tono para no ofender a la gente. Me pregunto y pregunto: ¿Dónde están los Juan Bautista? Que le decía  Herodes, ¡El gobernador! “Oye, estás en adulterio, no te es lícito tener a la esposa de tu hermano”.

¿Y sabes qué dicen cuando alguien se atreve a denunciar algo así? ¿Y tú quién eres para juzgar? Con la misma vara que mides, serás juzgado. Cuando tú apuntas con un dedo, hay por lo menos tres que están apuntándote a ti. Se olvidan de lo que verdaderamente dice la Biblia respecto al juzgar por parte de los hijos de Dios.

Porque en este asunto también nos han querido vender una mentira durante muchos años. ¿Qué no se puede? ¡No sólo que sí se puede, sino que además se debe! El Señor nos exige que lo hagamos. Eso sí, partiendo de nuestro propio testimonio de vida, claro está.

Si no, entonces, ¿Por qué cuando los discípulos le dijeron: Señor, dinos cuándo sucederán estas cosas del fin del siglo, lo primero que Jesús les dijo, fue: mirad que nadie os engañe? Si no fuera importante, ¿Por qué sería eso lo primero que les respondió?

Santiago 4: 4: ¡Oh, almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad  del mundo es enemistad contra Dios? (Creo que a la iglesia de este tiempo, esto parecería habérsele olvidado. ¿Y qué cosa es la amistad del mundo? Congeniar con ellos. Conformarte a las ideas de ellos.)

Cualquiera, pues, (Cualquiera que sea, dice. Puede ser el apóstol más ungido del planeta), que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios. ¡Oiga, hermano, no exagere! No es mi mensaje, es el mensaje de Santiaguito.

Verso 5: ¿O pensáis, (Razonamientos, argumentos torcidos) que la Escritura dice en vano; (Ya en ese tiempo cada uno parecían tener sus propias opiniones sin tener en cuenta la de Dios.) el Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente? 

1 Juan 2:15. Mira qué viejos caducos y anticuados eran los de ese momento. No améis al mundo, (Esto se refiere a la forma de vida de la gente que vive en el mundo), ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.

Verso 16: Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. (17) Y el mundo pasa, y sus deseos, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.

1 Juan 3:13: Hermanos míos, no os extrañéis si el mundo os aborrece.

1 Juan 4: 5: Ellos son del mundo; por eso hablan del mundo, y el mundo los oye. (6) Nosotros somos de Dios, el que conoce a Dios, nos oye; el que no es de Dios, no nos oye. En esto conocemos el espíritu de verdad y el espíritu de error.

Finalmente, Romanos 12: 1-2: Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este siglo.

La palabra conformar, aquí, es moldearse. No se amolden a este siglo, que es mundo. En otras palabras, a la forma de vivir del mundo, a la forma de pensar del mundo. ¡No se conformen! ¡No lo acepten, rechácenlo con la palabra de Dios!

Sino, transformaos, (Que sufran una metamorfosis) por medio de la renovación de vuestro entendimiento. (¿Qué hay en el entendimiento? Razonamientos, ideas. Pablo decía: más nosotros tenemos la mente de Cristo. Y cualquier otro pensamiento que se levante en contra del razonamiento de Dios, lo vamos a derribar). Para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Hermanos, amigos, estamos viviendo tiempos peligrosos. Será muy bueno que se preocupen de esto, mucho más allá de lo mínimo que yo les he mostrado. Dios nos va a pedir cuentas también de esto. De cómo cuidamos el rebaño. Y no estoy hablando con pastores ordenados, estoy hablando con reyes, sacerdotes y ministros competentes del Nuevo Pacto.

Comentarios o consultas a tiempodevictoria@yahoo.com.ar

mayo 31, 2015 Néstor Martínez