Estudios » Blog

El Origen Sobrenatural de la Biblia

biblia-2

     Cuesta bastante en una conversación de tono racional, explicar de forma que cualquier oído intelectual entienda, el origen sobrenatural de la Biblia. ¿Cómo es que llegó a existir este libro asombrosamente único? Si damos una mirada a dos términos sobresalientes, quizás podremos comenzar a entenderlo. El primero de ellos, es Revelación. Dios se ha dado a conocer o se ha revelado al hombre de tal manera que es de la única forma en que podemos llegar a conocerlo. Dios se ha revelado en una forma general, mediante la naturaleza o la Creación misma. En la belleza y la maravilla de la Creación, estamos viendo de alguna manera, la firma y el sello real de Dios.

     (Salmo 19: 1) = Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos.

     (Romanos 1: 20) = Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. 

     Sin embargo, un descubrimiento o revelación de quién es Dios, cómo es Él, etc., se encuentra en la Biblia. Dios se reveló en una diversidad de formas a sus autores elegidos para que pudieran registrar un testimonio permanente referido a Dios. Lo que escribieron sus autores no eran sus propias ideas, sino más bien las ideas de Dios. Dios utilizó varios métodos e instrumentos para revelar la Escritura a sus autores escogidos. Uno de ellos, fue la Voz Directa.

     (Éxodo 33: 1) = Jehová dijo a Moisés: Anda, sube de aquí, tú y el pueblo que sacaste de la tierra de Egipto, a la tierra de la cual juré a Abraham, Isaac y Jacob, diciendo: A tu descendencia la daré; (También lo hizo con el método de la Escritura Directa)

     (Éxodo 31: 18) = Y dio a Moisés, cuando acabó de hablar con él en el monte de Sinaí, dos tablas del testimonio, tablas de piedra escritas con el dedo de Dios.

     El siguiente método, fue el de los Sueños. Todo el capítulo 2 del Libro de Daniel, refleja esa realidad, que Dios utilizó verdaderamente los sueños de los hombres como un canal mediante los cuales reveló sus verdades proféticas.

     Luego tenemos el método de los Hombres. Las experiencias personales y las vidas espirituales de los individuos, fueron usadas por Dios para desarrollar sus principios. El Salmo 51, en todo su contexto, es sumamente rico en este método.

     Luego tenemos el Mundo Natural. Sin ir muy lejos, el universo creado por Él, es una declaración sumamente clara y concreta de Él mismo. (Salmo 19: 1) = Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos.

     (Romanos 1: 19) = porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. 

     (20) Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. 

     (21) Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. 

     (22) Profesando ser sabios, se hicieron necios, (23) y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles. 

     La suma de Eventos Históricos que nos trae nuestra Biblia, es un método inexcusable que ha sido también utilizado en favor de la extensión del Reino. Dios utilizó los eventos de los hombres para revelar su voluntad. Los libros del Antiguo Testamento, son la mejor prueba y confirmación de lo que decimos, especialmente el de Génesis y Ester.

     El Espíritu Santo tiene guía sobre los hombres cuando hacían saber sus palabras. (2 Pedro 1: 21) = porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.

     Otro de los métodos de Dios, ha sido la Inspiración. El versículo clave, es 2 Timoteo 3:16: Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, La palabra “Inspiración” significa “Respirado por Dios”. Toda la Escritura es “respirada” por Dios. La Biblia dice que sobre los pergaminos originales cada oración, cada palabra, cada renglón fue colocado ahí en plena concordancia con la voluntad de Dios. El verdadero autor de la Biblia, es Dios. Dios utilizó autores humanos para escribir las palabras que él quiso en la Biblia. Él los observó cuando las escribían, para que no se incorporara ningún error.

     ¿Cómo sabemos cuándo los escritos son inspirados por Dios? La misma Biblia nos dice qué características deben tener los escritos para que sean considerados inspirados por Dios. Hay una nómina breve de cuatro textos que quiero reproducirte para confirmar esto.

     1.- Ser hablados de parte y en nombre del Señor. (Jeremías 30: 2) = Así habló Jehová Dios de Israel, diciendo: Escríbete en un libro todas las palabras que te he hablado. – (1 Pedro 1: 21) = y mediante el cual creéis en Dios, quien le resucitó de los muertos y le ha dado gloria, para que vuestra fe y esperanza sean en Dios. 

     2.- Exaltar y Glorificar a Dios. (Juan 5: 39) = Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí; – (Juan 17: 4-10) =  Yo te he glorificado en la tierra; he acabado la obra que me diste que hiciese. Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese. He manifestado tu nombre a los hombres que del mundo me diste; tuyos eran, y me los diste, y han guardado tu palabra. Ahora han conocido que todas las cosas que me has dado, proceden de ti; porque las palabras que me diste, les he dado; y ellos las recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han creído que tú me enviaste. Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son, y todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y he sido glorificado en ellos. (Efesios 1: 13-14) = En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria.

     3.- Dirigir el amor de los hombres hacia Dios. (Colosenses 3: 16) = La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales. – (Apocalipsis 19: 10) = Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía.

     4.- Llevar a los hombres a arrepentirse de su rebelión contra Dios y someterse plenamente a Él. (Salmo 19: 17) = La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo. – (2 Timoteo 3: 16) = Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, 

Comentarios o consultas a tiempodevictoria@yahoo.com.ar

enero 8, 2019 Néstor Martínez